¡Gracias Dios por tus cuidados!

Día 118
Salmo 105
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Recuerdo que cayó una tormenta eléctrica  con granizos, truenos, relámpagos y fuertes vientos sobre Maryland que causó muchos daños y apagón de luces por varias ciudades. Duró poco tiempo, unos 30 minutos, pero de pronto se oscureció, y en palabras de mi esposa, hasta daba miedo mirar hacia fuera por la velocidad del viento y el tamaño del granizo.   Con todo, y a pesar de las inconveniencias, Dios tuvo cuidado de sus hijos.

Exactamente ocho días después de esta tenebrosa tormenta, sin avisos, otra nueva y poderosa tormenta cayó sobre toda la región de Virginia, Maryland y Delaware.  Esta vez, nadie la esperaba, pero llegó repentinamente y con mayor furia y velocidad.   Varios resultados se dieron, más de 800,000 mil viviendas quedaron sin electricidad en la región metropolitana de Washington y Maryland.   Las calles se llenaron de agua, muchos árboles fueron derribados, uno de ellos cayó sobre la Van de la iglesia, gracias a Dios era pequeño.  Un grupo de pescadores fueron lanzados al mar al volcarse el bote en que pescaban, gracias a Dios los salvavidas llegaron para rescatarlos, pero perdieron todas sus pertenencias, y documentos de identificación.    Nuestros jóvenes de la iglesia estaban acampando a 160 millas de la iglesia, y fueron sorprendidos por la tormenta también, dos ramas de un árbol cayeron sobre la cabeza de mi hijo, gracias a Dios eran pequeñas y no causaron mayor daño y el agua no se metió en sus tiendas de acampar.

Ahora lea el salmo 105, ¿no es esto el cuidado que Dios tiene de sus hijos?   El salmista aquí reconoce las maravillas que Dios ha hecho y como él está al cuidado de ellas todos los días. El llamado es a que demos gracias a Dios por todas sus maravillas y las demos a conocer al mundo entero, si que todos sepan que nuestro Dios es grande, fiel y protector de lo que le pertenece.  También, hace un llamado no solo a agradecerle, a darlo a conocer sino a tomarlo en cuenta todos los días, al buscar su rostro.

Este bello salmo hace una lista detallada de todas las cosas que Dios ha hecho.   Pero unido a las obras que Dios ha hecho se entre teje la manera como Dios ha mostrado su amor, misericordia y fidelidad hacia el pueblo de Israel conducido por el liderato de Moisés desde Egipto hasta la tierra prometida.   Dios buscaba y anhelaba que los judíos, en reconocimiento del cuidado amoroso de Dios, tomaran la firme determinación de vivir solo para obedecer y servir a Dios.   Mas al llegar al salmo 106 nos encontramos con un pueblo sumamente rebelde.

En este día, solo deseo agradecer a Dios por sus múltiples cuidados para mi familia biológica expandida en varias partes del mundo, comenzando con mi esposa e hijos, luego el resto de mi familia biológica.  Pero también, deseo agradecer por la iglesia a la cual Dios me ha permitido servir como pastor por más de nueve años acá en Maryland, gracias Dios por mí querida congregación.  La gratitud mía va más lejos, te agradezco Dios por todas las personas que me ha permitido conocer de diferentes iglesias en El Salvador, Guatemala y Estados Unidos  durante 29 años de ministerio Dios, gracias Dios porque las amo.  Finalmente, gracias Dios por mis amigos, consiervos ministeriales y ex compañeros de estudios, a todos los recuerdo con amor.    Al recordar todo esto, no me queda más que reconocer esta gran verdad, Dios ha sido bueno, fiel, misericordioso y maravilloso por todo lo que ha creado y por la manera como ha cuidado todo lo creado.

¿No cree usted que agradecer a Dios por sus cuidados, debería ser una acción natural de todos los cristianos, todos los días?    David dice, “En paz me acostare, y a si mismo dormiré, porque solo tú me haces vivir confiado?  Eso es lo que hacemos, con fe o sin fe, aceptamos y dejamos que Dios haga su trabajo de vigilancia todas las noches.  Sin embargo, con mucha frecuencia, en cada nuevo amanecer, lo primero que dejamos de hacer es reconocer con una actitud de gratitud que es Dios quien nos guardó de todo peligro, y cuidó que cada miembro de nuestro cuerpo trabajara al compas del organismo para amanecer con vida.

Hoy, te invito a expresar una nota de gratitud a Dios por sus cuidados en tu vida.  Seas cristiano o no, Dios merece la gratitud.  Pero si eres cristiano, estás obligado a decirle a Dios cada día, gracias por todo lo que me das.   El decir muchas gracias no cuesta pero significa mucho. La actitud de gratitud ayuda a tener un día más agradable, efectivo, productivo y satisfactorio.    Haz esto hoy mismo, se agradecido y te sentirá mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s