Razones para adorar solo a Dios

Día 108
Salmo 95
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Definitivamente, el llamado es general, el llamado es a que todos los seres humanos adoremos a Dios.    Adorar a Dios es reconocerlo, reverenciarlo, aceptarlo, respetarlo admirarlo y exaltarlo u honrarlo.   Es lo mismo que dice el salmo 150, todo lo que respire alabe a Dios.   Y los vv. 1-2 contienen este llamado.  Hay una invitación muy clara, “Venid, aclamemos alegremente a Jehová; cantémosle con júbilo a la roca de nuestra salvación. Lleguemos ante su presencia con alabanza, aclamémosle con canticos”.   Esta adoración, puede ser ofrecida por todos los humanos, según lo creen ellos, pero solo es recibida aquella que viene de un corazón regenerado, de un corazón limpio y con una intención sincera.  Eso sí, la adoración debe estar acompañada de alegría, jubilo, entusiasmo, regocijo, y gratitud.

El mismo salmo ofrece algunas razones por las cuales todos los seres humanos debemos adorar, honrar, respetar, obedecer, admirar y celebrar la grandeza de Dios.  Los vv. 3-7  ofrecen por lo menos tres razones por las cuales Dios merece ser adorado, exaltado, y glorificado. Primero porque Dios es grande, el más grande de todos, superior a todos, a quien nadie puede vencer. Dios por ser grande, y estar sobre todo, merece nuestro reconocimiento.  Segundo, porque él es el Creador y Dueño de todo lo que existe, y por consiguiente, nosotros mismos le pertenecemos porque él nos hizo, tal como lo dice el Salmo 24:1.

Una tercera razón por la cual Dios merece ser adorado por todos, y principalmente nosotros sus hijos, es porque él es nuestro Dios y nosotros su pueblo.   Esto último es maravilloso, porque nos da identidad, somos el pueblo de Dios, ya no es Israel, sino la Iglesia que está formada por todas las personas que han recibido a Cristo e en si corazón.   Si queremos resumir en pocas palabras las razones por las cuales debemos adorar a Dios es porque es nuestro Creador, Sustentador, Salvador y Dios.  En otras palabras, pertenecemos a Dios por derecho de creación, redención y provisión.

¿Por qué se hace este llamado si ya lo sabemos?   Los vv.7b-10 lo explican, es que nosotros los seres humanos somos rebeldes, hacemos lo que se nos dice que no hagamos y no hacemos lo que se nos dice que hagamos.  A lo bueno le llamamos malo y a lo malo bueno.   Nuestra naturaleza pecaminosa siempre tiene la tendencia de hacer lo opuesto de lo que se nos dice que no hagamos.  El pueblo de Israel desobedeció tantas veces que Dios los castigo en varias ocasiones. Ahora nos ha hecho su nuevo pueblo, él solo desea que vivamos para honrarlo y darlo a conocer a quienes no lo conocen.  Sea tu nombre bendito, quiero adorarte.  No olvide, Dios castiga cuando no lo reconocemos, honramos y obedecemos.  Simple, adoremoslo porque él nos hizo, él nos salvo, y él nos sostiene; le pertenecemos por todos los derechos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s