Cuando algo no te deja vivir

Día 99
Salmo 88
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Los hijos de Core escriben este salmo dedicado a David, seguro para describir la condición en que esta el rey.  Si usted ya se dio cuenta, el mayor del tiempo de David fue estar en circunstancias difíciles por lo cual esta clamando a Dios por ayuda, pues siempre hay algo que no lo deja vivir tranquilo.    No siempre es el pecado lo que no nos deja vivir, pues a veces son deudas, enfermedades, problemas familiares, crisis personales, presiones externas, recuerdos del pasado, situaciones dolorosas no olvidadas, personas que nos han tratado mal, o situaciones laborales.

En el caso de David, si lee el salmo con cuidado, es tan difícil lo que está viviendo que siente que Dios no le escucha (v.1-12-14), que su alma esta casi en el seol, o la muerte (v.3-9), y como consecuencia de lo que vive, siente como que si Dios lo ha castigado (v.15-18).  Con todo, David busca el rostro de Dios, pero siente que hay muchas cosas que no lo dejan vivir tranquilo.  Claro, mucho de lo que no lo deja vivir son las consecuencias de su pecado, aun cuando Dios le haya perdonado. Otra cosa es que por su posición de rey, y principalmente, por ser la línea de donde vendrá Jesús, también hay oposición del diablo. De manera que lo que no nos deja vivir tranquilo es nuestra naturaleza pecaminosa, la fuerza del enemigo de Dios, el diablo, y mucho de lo natural que nos rodea.

Solo tenemos que tener cuidado que no sea algo pecaminoso lo que nos haya atrapado, y que se haya  vuelto como un imán, o un habito que no podemos dejarlo, y eso mismo nos esclavice.  A David son las consecuencias, lo que no lo dejaba vivir tranquilo después de que él cometió el adulterio con la esposa de Urias.  Pues si ha leído la historia, en su propia familia comenzó un caos de pleitos entre ellos mismos, y David aunque fue perdonado, sufría, y eso no lo dejaba vivir tranquilo.    No siempre es el pecado lo que no nos deja vivir tranquilo, sino que a veces son cosas incompletas del pasado, que no nos deja, nos atrapa, y lo guardamos en el inconsciente.

¿Hay algo que a usted le tiene atrapado?   Si es un hábito, si es una costumbre, si es un tip, si es un pecado, o un sentimiento, una experiencia, un recuerdo, o algo feo que no lo deja.  Y ha orado mucho y siente que no puede quedar liberado.   Todos tenemos algo que no nos deja tranquilos, pero Dios es el único que nos puede ayudar.  Primero, delante de Dios digámosle lo que no nos deja dormir tranquilos. Segundo, pidámosle perdón porque aunque no sea pecado, nos desvía de hacer lo que es agradable a Dios.  Tercero, sustituya por otra cosa es que no lo deja vivir tranquilo (a).    Practique nuevas cosas que sustituyan lo que lo atrapa, pero que sean agradables a Dios, los expertos dicen 21 días, yo digo todo el tiempo que sea necesario hasta que se sienta liberado de lo malo que lo atrapa.   David, eso hizo, buscó a Dios, oró a Dios y espero en le hasta que se sintió liberado. Deshagámonos de todo lo que no nos deja ser libres para Cristo, hagámoslo en el nombre de Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s