Valores que no deben olvidarse

Día 96
Salmo 85
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Vivimos en un tiempo donde la sociedad ha cambiado tanto. Los valores que antes sostenían  la sociedad, poco a poco han sido puestos a un lado por la mayoría de este tiempo. Es una sociedad muy liberal, materialista, consumista, postmoderna, con poco respeto y consciencia.   Observar el comportamiento de la gran mayoría de la sociedad da tristeza, creo yo que Jesús seguramente esta triste y ha de llorar como lo hizo cuando entro a Jerusalén y lloro al ver la incredulidad y el gran cambio que había tenido su pueblo.   Estamos viendo una falta de respeto hacia los valores, y una erosión de valores como nunca.

Al leer este salmo, encontramos  unos cuatro valores destacados que se unen y que dan como resultado los otros dos, los escasean en este tiempo.  Los vv. 10 al 13, menciona, la misericordia y la verdad, la justicia y la paz.    La misericordia va de la mano con la verdad, se encuentran y se ponen de acuerdo, y la justicia se une con la paz.   Observe que lindo como funcionan, la misericordia se encontró con la verdad, y la justicia se beso con la paz.  La verdad brotara de la tierra, de los humanos, y la justicia del cielo, vendrá de Dios.   Jehová dará le bien, solo [el es bueno, y la tierra, los humanos, darán su fruto.  La justicia ira delante de Dios y mostrara el camino donde debemos caminar.

¿A dónde se ha parchado la misericordia que puede verse como amor, verdad, fidelidad, y lealtad de las personas?    Cuando no se es misericordioso, jamás se estar viviendo en la verdad, porque Dios es amor, y todos los que somos sus hijos debemos ser misericordiosos.  Hacer misericordia es mostrar bondad, amor, sensibilidad, identificarse con el necesitado, perdonar al que nos ofende, esforzarse por estar en paz. Hoy nos hace falta ser misericordiosos en una sociedad súper individualista, hedonista, apartada, materialista y consumista.  Hoy nos hace falta ser honestos, verdaderos, sinceros, y mantener la verdad, decir la verdad, vivir la verdad y practicar la verdad sin tapujos, por acompañarla con amor, sabiduría, y justicia.

El resultado obvio de vivir y practicar la misericordia, la verdad y la justicia es la paz.  Y paz es lo que menos estamos percibiendo en estos días. Y todo por causa de no practicar la justicia y la verdad.  ¿A dónde se ha ido la justicia de esta sociedad?  ¿Qué hemos hechos con la verdad de nuestra palabra, la verdad de nuestras acciones, l verdad en nuestro comportamiento y pensamiento?   No es eso una real hipocresía, al no decir la verdad, al no vivir conforme la verdad.    El resultado es vivir una vida de mentiras, de ilusiones, de engaños, de guerra  en todo sentido.

No espere que los demás practiquen la misericordia y la verdad, la justicia y la paz; de el primer paso usted.  Practique estos valores solito (a), en el entorno más cercano en que usted se desarrolla, hágalo y esto crecerá hasta que se convierta en la nueva cultura de la sociedad.   Inténtalo y Dios te premiara.   Se amoroso, honesto, cabal y pacificador con todos los que te rodean, y verás las cosas que pasaran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s