No te metas con Dios

Día 94
Salmo 83
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

¡Dios siempre ha tenido enemigos!  Sus enemigos son todos aquellos que no están de acuerdo con el plan de Dios, con la forma que el establece que el hombre deba vivir, los que no creen en él, los que niegan a él, los que no aceptan la Palabra, los que luchan contra él, y todos los que viven en pecado haciendo las cosas según su razonamiento.  Pero meterse con él, es llevarla perdida en todo sentido.  Es que a Dios nadie lo puede vencer, y él siempre defenderá lo que es suyo, y quien se atreva a tratar de oponerse a él, su plan para la humanidad, a Jesús el enviado a completar su plan redentor, a la iglesia, instrumento levantado para echar adelante su plan eterno; se están metiendo con él, y eso significa que se encargara de cada uno de ellos, comenzando con el mismo Satanás.

En este salmo, naciones aledañas al pueblo de Israel (v.6-8) estaban tratando de atacar, hostigar y exterminar a los judíos, sin tomar en cuenta que se estaban metiendo con Dios (v.3-4).    Esto me hizo recordar un episodio donde los Filisteos atacaron a los judíos y les robaron el Arca del Pacto creyendo que con esto les iban a ganar.    Los filisteos no tomaron en cuenta que con quien estaban peleando no era con los judíos sino contra el mismo Dios.  La Biblia dice que tuvieron que regresar el Arca porque si la tenían más tiempo terminaría con todos los filisteos.  Meterse con Dios es todo un riesgo con la seguridad de la derrota.  Más dice los (vv.8-17) describen el final de cada una de ellas por meterse contra Dios.

La Biblia dice en el Salmo 24:1 que de Jehová es la tierra y su plenitud, el mundo y los que en él habitan.  Dios ha creado la humanidad para que le den honra y gloria.  Para que todo ser humano viva apegado o de acuerdo a la Palabra de Dios, pues al hacerlo están viviendo como Dios planeo que vivieran.    La humanidad Dios desea que viva sometido al control del Espíritu Santo, que después del tiempo del Antiguo Testamento, es la tercera persona de la Trinidad quien está a cargo de dirigir, controlar, guiar, instruir a su nuevo pueblo, los que hemos creído por fe en Cristo.  Dios quiere que todos sus creados, aprendamos a amar como  el nos ama, y a que cumplamos la misión que Jesús mismo comenzó.  De manera que, todos los que se oponen a estos parámetros establecidos por Dios, y se rebelan a esto, son enemigos de Dios.  Es más, todos los que ya hemos creído en Cristo, pero no hacemos lo que Dios nos ha ordenado hacer, nos estamos metiendo con Dios, y él puede actuar para ponernos en nuestro lugar.

Así que, el propósito de todo, según el v.18 es que Dios sea conocido, creído, recibido y reverenciado u honrado por todos.  Mi amigo, si no crees en Jesús, te estás metiendo contra Dios, y estas en el bando de los enemigos de Dios, porque estas en el lado de Satanás, en el lado oscuro del pecado, en el lado de la muerte eterna. Ten cuidado, porque Dios un día te juzgara, y tu destino será la muerte eterna, la condenación eterna.   Más el deseo de Dios es que ninguno sea condenado, su amor es inmenso, y es suficiente para toda la humanidad (Jn. 3:16). Solo que es necesario que te pases al bando de Dios, al bando de los redimidos por la sangre de Cristo, los que por gracia tienen seguridad de la vida eterna al lado de Cristo.  ¿Quieres pasar la vida eterna con Cristo?  Entonces, tú necesitas reconocer tus pecados, pedirle perdón y recibir a Cristo como tu Salvador personal.

Mi hermano, tú que ya eres hijo de Dios por los meritos de Jesucristo, si no estás viviendo para honrar a Dios, pues en vez de dar honra a Dios con tu vida, estás haciendo cosas que son opuestas al deseo de Dios, a lo que está en la Biblia, a lo que te dice el Espíritu, y no tiene que ver en nada con la misión de Jesús; ten cuidado, te estás metiendo con Dios.   Dios no puede ser burlado, y Dios al que ama disciplina, ten cuidado, Dios tiene el derecho de llamarte la atención.   ¿Quieres que Dios te llame la atención?  Nuevamente, el deseo de Dios es que tú vivas para darle gloria, y para eso debemos ser obedientes, apegarnos a la Biblia, seguir las ordenes del Espíritu, estar movidos por el amor de Dios y cumplir la tarea de dar a conocer a Dios. Ven, arregla tu situación con Dios, pide le perdón, y deja que Dios te use.   !No te metas con Dios, saldras perdiendo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s