Lo mejor que podemos pedir a DIOS

Día 91
Salmo 80
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

La mejor petición que una nación, que un pueblo, que una iglesia, que una familia, que un matrimonio, que una persona puede hacer a Dios es porque él nos restaure. ¿Qué se quiere decir con que Dios nos restaure? Implica que quien hace la petición está en una condición triste, decadente, esta postrado, se siente fracasado, enfrenta una realidad de derrota, se siente perdido y desubicado, con todo, anhela levantarse, despertar, reponerse, y volver a vivir. Basado en esa motivación es que hace la petición a Dios, y dice: “Oh Pastor de Israel, escucha; Tú que pastoreas como a ovejas a José, Que estás entre querubines, resplandece. Despierta tu poder delante de Efraín, de Benjamín y de Manasés, Y ven a salvarnos. Oh Dios, restáuranos; Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos”.

El salmista repite la misma petición tres veces, (v.3, 7,19). Tiene un poquito de cambio de forma más no de contenido. 1) v.3 Oh Dios, restáuranos; Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos. 2) v. 7 Oh Dios de los ejércitos, restáuranos; Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos. 3) v. 19 Oh Jehová, Dios de los ejércitos, restáuranos! Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos. La petición específica es que Dios restaure a Israel como nación ya que su condición es deprimente, desesperante, y de derrota o sin salida. El salmista representa el clamor de la nación, y está seguro que por la relación que tienen con Dios, él les responderá con prontitud.

Si usted se encuentra en una condición similar, y siente que ya no puede más, que está contra la espada y la pared; haga la misma petición hoy a nuestro Dios. Yo estoy seguro que él lo restaurara, hará resplandecer su rostro sobre usted, el sol alumbrara en su vida, nuevas puertas u oportunidades se abrirán como expresión de la respuesta de Dios. Vamos, crea en Dios y atrévase a hacer esta petición. No espere mas, no siga en esta condición deprimente en que esta, si es un hijo de Dios, no permita que el evangelio sea denigrado por la clase de vida que lleva usted, vuélvase a Dios, y clame con voz al cuello, con humildad y arrepentimiento; y Dios oirá desde los cielos, perdonará sus pecados, sanaré su tierra, y abrirá las ventanas de los cielos. Solo tiene que clamar a Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s