En Dios está la fuerza

Día 68
Salmo 68
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez.

Es increíble pero muy cierto que en Dios está la fuerza de nuestra vida.    Es probable que  algunos o muchos  no crean esto pero quienes creemos en Dios, esto es una gran verdad.  En Dios está la fuente de nuestra fuerza.  Lo dice la Biblia, lo confirman los grandes hombres  y mujeres de la Biblia, lo hemos visto en la vida real, y seguramente usted y yo ya lo hemos experimentado.

¿En qué consiste esta fuerza y como es que uno de cristiano experimenta ese fortalecimiento?  Bueno, una persona puede estar desanimada, triste, decaída, preocupada, angustiada, y sin ánimo de hacer nada.  Sin embargo, cuando lee la Biblia, repasa las promesas de Dios, hace una oración de fe y de corazón; o escucha el consejo o las palabras de un predicador, de un pastor, de un amigo, de un compañero, de un maestro; la mente cambia su forma de pensar, como que si hay cambio de disco, y el corazón y todo el organismo se robustece de aire, energía positiva, y los pensamientos movilizan el accionar.     Así que, son muchos los recursos que Dios ha dejado para fortalecer nuestra vida.

El salmista sabe que es Dios el que se encarga de provisionar al pobre (v.10), que el Señor un día vendrá de Sion y a Sion, o sea a Jerusalén (v.17b), que Dios ha de salvarnos (v.20), pero los versículos claves son el 28, 34, 35.   Dios ha ordenado nuestra fuerza, confirma oh Dios, escuche bien, “lo que Dios ha hecho”.  Es un hecho que Dios ya ha determinado fortalecer nuestra vida porque somos sus hijos, él responde por nosotros en todo tiempo.  Es por eso que solo podemos atribuir o reconocer que Dios tiene el poder, su poder está en el cielo, quien puede ir allá, y desde los cielos se extiende su grandeza y su poder.  El v. 35 dice: “Temible eres… el Dios de Israel, que es nuestro Dios también, de él viene la fuerza y el vigor para su pueblo, o sea para nosotros.

En otras palabras, mi hermano y hermana, si ya hemos creído en Dios, en todo tiempo una vez lo busquemos, no importa la situación en que estemos, debemos estar seguros que Dios nos dará la fuerza.   Vamos, yo le animo a que no se sienta triste, desanimado, angustiado, y preocupado por lo que está pasando en su vida, solo doble sus rodillas y con respeto, humildad, y confianza diga a Dios que cambie todo lo que está pasando en su vida, y crea con seguridad en el poder de Dios.    Sin fe es imposible agradar a Dios.

Así que, lea la Biblia, ore al Señor, escuche el consejo de otros que poseen autoridad moral, y por supuesto, escuche con atención lo que Dios le dice.   No olvide, nuestra fuerza está en Dios, porque él es la fuerza de nuestra vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s