Cuando ya no puedas más

Día 80
Salmo 70
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez.

Durante los más de 28 años de ministerio nos ha tocado con mi esposa tratar diferentes situaciones con los hermanos de las iglesias donde Dios nos ha llevado para ministrar.   Asuntos sobre noviazgos, matrimonios, deudas, enemistades, calumnias, problemas de familia, de trabajo, de escuelas, infidelidades, divorcios, separaciones, viajes, discusiones, etc.   Hay mucha satisfacción cuando al final se resuelven las cosas, pero hay tristeza cuando no.     En algunos casos, las personas llegan preocupadas pero controladas, pero en otros las personas llegan como diciendo, ya no puedo más con esto o con este o con esta.  Y esperan que los consejeros de una manera mágica o milagrosa tengan la solución.

Hace dos años, mi esposa y yo recibimos un entrenamiento para ser facilitadores en consejería a nivel de todo el Estado de Maryland.    Bueno, a parte de los cursos en consejería en el nivel de Maestría que yo ya había tenido, comprobamos el principio para encontrar una solución a los problemas cuando ya se puede más.    Un consejero no es la persona que da la solución al aconsejado, sino que solamente orienta, guía, y ayuda para que las mismas personas en problema ofrezcan las posibles soluciones.  Una vez se proponen varias posibles soluciones basados en el problema principal descubierto; se preseleccionan las más probables soluciones y se descartan las menos apropiadas.    Cuando el aconsejado o los aconsejados concuerdan cual es la mejor posible solución; se procede a elaborar un plan de acción.

Las palabras primeras de David en este salmo pareciera que David está en una situación donde ya no puede más y ha llegado a reconocer que el mejor camino para solucionar su situación es clamar a Dios, clamar por ayuda a Dios (v.1).  La frase: “Apresúrate, oh Dios, a socorrerme” y al unirlo con el v. 5 “Yo estoy afligido”  “Apresúrate a mí,  oh Dios.  Ayuda mía, y mi libertador eres tú. Oh Dios, no te detengas”. (v.5).      Casi está diciendo David, Señor ayúdame, ya no puedo más con todo lo que me está pasando y solo me quedas tu como la mejor solución, por favor ayúdame.

¿Ha tenido usted algún momento así en su vida?   ¿Recuerda la última vez que vino a los pies del altar de Dios humillado, angustiado, desesperado por no poder mas con lo que estaba viviendo y recibió fuerza, animo, y solución de parte de Dios?   En la Biblia encontramos muchos casos de personas, familias que llegaron a Dios en busca de ayuda porque ya no saben qué hacer o como solucionar el problema en que están  y Dios les ha ayudado y les ha dado solución.   Es por eso que Jesús dice: Venid a mi todos los que estáis cansados y cargados que yo os hare descansar.

Usted que lee este devocional, si está pasando algún tipo  de problema similar donde siente que ya no puede más, no encuentra salida, solución, esperanza y posibilidad.  No importa lo que sea, solo crea en Dios, y desde el fondo de su corazón expóngale su situación a Dios, y como David, diga, “Ayuda mía y mi libertados, Oh Jehová, no te detengas, apresúrate”.    Estoy seguro que Dios tiene la solución. ¿Acaso hay algo imposible para Dios?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s