El amor es sufrido

Dr. Luis Gómez Chávez

                Ya ha escuchado esta definición de amor que también puede ser considerado como una cualidad del amor ya que es incompleto como una definición.   Es el apóstol Pablo que en 1 Co. 13 hace una bella descripción de lo que es el amor, y al amor que se refiere Pablo, es al amor ágape, al amor de Dios, el cual, desde que creímos en Jesús ya fue derramado en nuestro corazón según Romanos 5:5.  Aunque podríamos encontrar  una diferencia entre la frase “el amor es sufrido” con “el amor todo lo sufre”.  La palabra que utiliza La Biblia NVI95 para “sufrido” es paciencia, macrotumia, capacidad de aguantar el agravio sin buscar desquitarse.   Es responder con bondad, amabilidad y consideración cuando se es tratado con injusticia, envidia y con altanería o jactancia.   Entonces, si deseamos acortar la frase podemos decir con libertad, “el amor todo lo sufre”.

Jesucristo nos dejó su ejemplo en cuanto al  amor relacionado con el sufrimiento.   Jesús no solo sufrió por amor sino que sufrió por causa del amor.   Debido a que la esencia misma de Jesús es amor, por naturaleza su forma de responder, y proceder ante tanta injusticia, agravio, violencia, rechazo, incredulidad, y religiosidad es en amor.   Porque Jesús es amor en esencia y naturaleza todo el tiempo que estuvo en la tierra, se manifestó en amor, enseñó en amor, ayudó por amor, llamó la atención por amor, discípuló por amor, buscó a toda persona por amor, se acercó a todos por amor, perdonó a todos por amor y soportó toda clase de reacción de las personas porque su naturaleza misma de amor le capacitó para mostrar bondad, compasión, consideración, y misericordia.

El deseo de Dios es que sus hijos nos parezcamos a Jesús en la forma como él respondió ante la incredulidad, religiosidad, tracción, rechazo, envidia, criticas, señalamientos, comentarios ofensivos,  gestos de desprecios, etc.  Cuando se tiene el amor de Dios, se tiene un motivo por el cual mostrar amor, hay una misión o encomienda que exige expresarse y la naturaleza misma no permite actuar en contra de lo que uno mismo es. Así que,  responder en amor, con amor y por amor; es la respuesta más natural y espontanea.  El gran desafío esta en mostrar amor en todo tiempo y ante toda clase de provocación, señalamiento, injusticia, envidia, y ofensa como lo hizo Jesús.

Todo el que desea imitar a Jesús tendrá que estar dispuesto (a) a sufrir por amor.  Por amor se está dispuesto a sufrir, a soportar el agravio sin buscar represalia o desquite, que no es más que venganza.   Bueno, si es un hijo de Dios, seguidor de Jesús, debe aprender a soportar todo con tal de que el amor salga ganando. Claro está que si usted ama como Jesús no solo está dispuesto (a) a sufrir por amor sino que evitará que alguien sea agraviado, ofendido, lastimado, tratado injustamente, por causa suya.   En fin, el amor es sufrido, y que hermoso es sufrir por amor, el amor soporta todo, y que agradado se siente Dios cuando soportamos todo por amor.  Practique este amor en su casa, en el trabajo, en la iglesia y en todo lugar y con todas las personas, ame en todo tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s