Cuidado con la mano de Dios

Día 73
Salmo 63
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

En nuestras oraciones  solemos decir, “pon tu mano de sanidad Dios” y clamamos a Dios para que con su mano poderosa haga milagros,  resuelva  problemas, y nos ayude en todo.   Y es verdad, la mano de Dios nos defiende, nos protege nos alienta, nos adereza, pero también su mano nos disciplina, nos llama la atención.  En este salmo 63, hay tres versículos que atraparon mi mente y estos son v. 9 al 11.   Interesante porque en los versículos anteriores, el salmista ha puesto muy en alto a Dios, resalta su misericordia, y   lo beneficioso que es  estar en su presencia con anhelo del alma o estar en una intima relación con él.

Lo que quiero es que en este salmo podemos ver como la mano de Dios que representa a Dios mismo, tiene dos maneras su accionar de accionar.  Por un lado vemos que estar bajo la sombra de su mano es una bendición, porque él es nuestro escudo, nuestra salvación, es quien nos cuida y nos defiende de todo peligro.  Eso lo ha presentado en los vv. 1-8.   Y Es verdad, Su mano es poderosa y todos los días esta lista para guardar y bendecir a todos los que le aman, le obedecen y se conducen de acuerdo a las reglas que él ha establecido.   No obstante, la otra manera de accionar de  la mano de Dios es para todos los que son lo opuesto a quienes obedecen a Dios.

Los vv.9 al 11 declaran que es Dios mismo quien se encargará de las personas que siendo hijos de Dios se comportan como que si no lo fueran.  El versículo 9 inicia con una preposición adversativa “pero” los que buscan a David para matarlo es ir en contra de Dios y sus planes, porque él es el ungido de Dios.  Todos tendrán que ser juzgados por Dios.  Y serán destruidos por él (v.10).  Y claro, eso dará alegría al rey David al ver como la mano de Dios está de su lado (v.11ª), y lo protege al encargarse de los enemigos que buscan su mal.   El final del v.11 dice: “Porque la boca de los que hablan mentira será cerrada”.

Dios es justo y todo lo que hace es en la dimensión de la justicia.    Dios ama y recompensa a todos aquellos que se someten a su voluntad, viven cada día honrándole y en sus corazones no hay maquinaciones engendradas por el diablo, la carne y el mundo para tratar de detener el accionar justo y perfecto de Dios.   De la justicia de Dios no se pasa ni el mas mínimo mal pensamiento, mal sentimiento y mal accionar de sus hijos, y de los que no son sus hijos; los cuales según sus pensamientos, actúan correctamente, pero Dios que todo lo sabe, se encargará aun de aquellos que con mentira, artimaña, astucia, pretenden hacerle mal a Su Ungido, o a su siervo.   El Salmo dice, “Dios cerrará su boca” porque hablar mentira contra Su Ungido es hablar mentira contra Dios.

Cuidado con la mano de Dios, porque esta premia y bendice a quienes actúan en la dimensión de la justicia de Dios.  Pero castiga a quienes actúan en su propia justicia en vez de seguir la justicia de Dios.  “Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s