¿Qué tan pesada. esta tu carga?

Día 65
Salmo 55
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Cuando  yo era joven, cada fin de año iba a la parte occidental de mi país, El Salvador en  temporada de cortes de café.    Una de las cosas que me encantaban era llegar al final de la quincena cuando todo mundo llegaba a los lugares donde pagaban. Todos con mucha expectación y alegría por que pronto tendrían dinero en sus manos.   Generalmente, nos daban solo billetes nuevos, y era un placer contar el dinero y volverlo a contar.   Al mismo tiempo, mentalmente hacia planes sobre cómo gastarlo.   Sin embargo, hay algo difícil que también no olvidare, la cargada del café desde los lugares donde se cortaba hasta el lugar donde lo pesaban.  Eso es lo a mi no me gustaba, porque era cansado, habían momentos en que ya no se podía mas, pues los mismos arboles de café se ponían al frente impidiendo que uno caminara.  Es que la carga que uno llevaba sobre sus hombros era hasta de 200 libras, y a veces, aunque joven, yo ya no podía con esa carga.

Esa es una carga física, visible, tocable y tangible, pero hay otras cargas intangibles, que los demás no la pueden ver, y que no tiene que ver con fuerza física, con llevar algo sobre los hombros y caminar grandes distancias.  Me refiero a la carga emocional, mental, espiritual, y familiar.  Las personas nos pueden ver sin llevar nada sobre nuestros hombros, o en nuestras manos o en otro lugar del cuerpo, pero no pueden calcular la carga interna que vamos cargando.    Alguien ha dicho que la carga interna suele pesar más que la carga externa o física.

No sé si alguna vez se ha sentido cansado y a punto de decaer por la carga interna que viene llevando desde muchos años y sin poderla compartir con otra persona.  Estas son las cargas que agobian, acortan la vida, desfiguran la imagen, roban el sabor de la vida y hasta contribuyen al envejecimiento.    A esta carga es la que el rey David hace referencia en una cantidad de salmos.   Solo al leer los salmos 51 al 56 podemos comprobar que David está sufriendo el peso de una carga interna que no consiste en caminar grandes distancias, o llevar una carga pesada sobre sus hombros de un lugar a otro o trabajar de sol a sol.    David se refiere al dolor causado por el pecado que cometió, las heridas del corazón por el pecado de su hijo Ammón contra su hija Tamar, los golpes del alma por los pleitos entre sus hijos, y las heridas internas que siente cada vez que el pueblo lo rechaza, lo señala, lo culpa, y sin dejar a un lado la mirada de enojo que Dios no aparta de David  si no reconoce su error.

El Salmo 55:4 dice, “mi corazón esta adolorido”, los vv.12-15 sugiere que sus mismos amigos o familiares o su mismo hijo lo está persiguiendo para matarlo, y ese dolor interno es una carga pesada insuperable.    En la realidad de David, considero que fue un tiempo de dolor profundo, de vergüenza y de presión a raíz de sus errores o pecados, de lo que por su causa se estaba dando dentro de la familia real.  ¿Qué testimonio estaba dando el Ungido de Dios?  ¿No cree que por un momento la depresión llevo a David hasta desear la muerte para librarse de esa carga psicológica, espiritual, moral, y emocional que presionaba sobre su vida y persona?  Este es un dolor, una carga que nada la puede quitar, muy poco pueden los doctores y psicólogos hacer por ayudar.  Así estaba David, ya no podía con esta carga, la carga estaba pesada para llevarla solo él sobre sus hombros.

Así como Jonás que desde el vientre del pez reconoció que había una salida a su problema, David también, cuando ya no podía más, cuando la carga lo estaba matando, reconoció que había una salida,  y que el amor, la misericordia y la fidelidad de Dios no se había apartado de él, y que solo tenía que buscar la ayuda en Dios.    En medio del dolor y la aflicción, el rey David dice: “En cuanto a mí, a Dios clamaré, Y Jehová me salvará.  Tarde y mañana y a medio día oraré y clamaré Y él oirá mi voz. El redimirá en paz mi alma de la guerra contra mí” 55:16-18.   Luego en el v. 22 dice: “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará. No dejará para siempre caído al justo”.   Es el mismo consejo que da el apóstol Pablo en Fil. 4:6,7,13,19 donde dice que echemos en Dios nuestras cargas, porque él es más que suficiente para oírnos, perdonarnos, ayudarnos y restaurarnos.

David concluye, “Solo sé que Dios es por mí”  Salmo 56:9   Lo mismo que dice Pablo, “Si Dios es con nosotros, quien contra nosotros”.    Por el hecho de que ya somos sus hijos, no nos toca a nosotros tomar el lugar de Dios al atrevernos a resolver todos los problemas y llevar solos todas las cargas.   Dios ha dicho que es nuestro ayudador, y que no nos dejará ni un tan solo día, y que siempre está a nuestra orden para ayudarnos, solo que debemos decírselo.   No hay razón para agonizar solos en nuestros problemas, si Dios está listo y esperando ayudarnos. La mejor salida a nuestros problemas no es el buscar un consejero en primer lugar, o al doctor, o al banco o al vecino, sino el buscar la ayuda, el consejo, y la dirección de Dios.

¿Qué tal esta tu carga, esta pesada, o aun puedes con ella?  No te ahogues en un vaso de agua, no confíes en tus capacidades, aprende la humildad, pierde la vergüenza y busca ayuda de Dios.    Si es por pecado, no te detengas, ve pronto en busca de ayuda en Dios, que a mayor pecado confesado y reconocido, mayor es la gracia de Dios para perdonarte.    Si la carga es emocional, mental, espiritual, moral, económica, familiar, no la lleves solito, Dios te quiere ayudar, y hay muchos hermanos que te pueden ayudar a cargar esas penas, esa angustia, y ese problema.   Solo tienes que reconocer que necesitas ayuda.

Por favor, no te des por vencido sin antes intentar resolver tu problema con la ayuda de Dios. Él te quiere ayudar hoy, solo ora a él, dile que lo necesitas, y por fe, traspasa su carga a él. Si tu carga es tan pesada que ya no puedes mas, pide ayuda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s