Hambre y sed de Dios

Día 51
Salmo 42   II
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Sentir hambre y sed son dos necesidades básicas  que todo ser humano experimenta cada día. Una necesidad es muy diferente a un deseo porque este último no conoce el satisfactor pues siempre estará deseando algo aun cuando ya este completa, mientras que la persona con necesidad sabe que es lo que la satisface.  Por ejemplo, el hambre es una necesidad que se quita con la alimentación que se da en tres tiempos del día.   El organismo, el cerebro ya está programado a que se sentirá hambre tres veces al día, aunque a veces dos o a veces más de 3.   El deseo no, aunque ya haya comido su almuerzo, de pronto se le antoja un helado, o una fruta, un cake, un café, un capuchino, mango tierno, maní con limón, etc.

Lo importante en este caso es destacar la sensación que una persona siente cuando hay hambre y sed. Unas personas dicen que les duele la cabeza. Otras personas dicen que se vuelven enojados, desesperados, aburridos, etc.    Sin embargo, el hambre tiene una forma exclusiva de manifestarse muy diferente a la sensación de sentir sed.  Hay en nuestro organismo ciertas cositas que comienzan a gritar o a quejarse dentro de nuestro estomago que cualquier prójimo que está cerca de nosotros se dará cuenta.   Esto es a parte de la sensación física-mental que produce el hambre, que es un deseo profundo de desayunar, o almorzar o cenar.

Cuando sentimos hambre y sed, buscamos a como dé lugar la manera de saciar de, satisfacerlas pues son necesidad físicas.  Cuando no satisfacemos dichas necesidades cambiamos de estado de ánimo, perdemos fuerzas físicas, y no respondemos como solemos hacer.   El ser humano puede sobrevivir más sin alimentarse pero no sin el liquito indispensable del agua ya que los riñones son dañados rápidamente sino tiene ese liquido que lubrica ¿Puede imaginarse ahora lo que David quería decir con las siguientes palabras en el v. 1 y 2?

La manera inmediata para describir lo que David sentía por Dios es usando la metáfora al comparar al ciervo en busca del riachuelo donde podía encontrar el agua.  David usa ese lenguaje bello, al decir, así como el ciervo se alegra, se regocija, se deleita cuando encuentra las corrientes de agua, en otras palabras es feliz porque ha encontrado lo que satisface su sed, así el alma de David tiene sed de Dios.    Él dice: “Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo”   “Así clama  por ti, oh Dios, el alma mía”.   Hay expertos que dicen que el alma es con la parte espiritual que Dios se comunica, y que es la esencia de la vida, es la parte abstracta que el hombre no puede mirar ni dañar.

Con esa parte espiritual, con esa parte que Dios ha dado al hombre, pero que en este caso, representa el asiento de todas sus emociones, representa el sentir de todo su ser, pues con el corazón que está buscando a Dios, y lo anhela ardientemente, y cuando lo encuentra en el santuario, su alma se regocija, queda satisfecha, porque ya encontró lo que ama y lo que necesitaba.    Mis amados, cuando amamos a Dios, no solo deseamos estar en su presencia, en tiempos de intimidad, sino que es una necesidad racional, diaria que debemos satisfacer para estar plenos, satisfechos, tranquilos, alegres, y felices.

David sabia que Dios podía ser encontrado en el Templo, nosotros sabemos que Dios lo tenemos en nuestro corazón.    De manera que todos los días, simplemente debemos vivir y disfrutar esa relación intima con él, hablarle, escucharle, agradecerle, rogarle, representarle y dejarle que él nos use, caminar juntos, reír, deleitarnos juntos, permanecer siempre en su voluntad.    Usted y yo debemos sentir necesidad por estar con Dios, amar a Dios, servir a Dios, obedecer a Dios hacer todo lo que Dios nos ha ordenado hacer.    Vamos que su sed por Dios sea algo que a cada momento necesita satisfacer porque sin Dios no podemos vivir, nuestro cuerpo no puede funcionar así como el cuerpo físico no puede responder sin el indispensable liquido del agua. Dios es nuestra agua espiritual, el que bebe de esa agua, nunca tiene sed.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s