Razones para amar a Dios

Dr. Luis Gómez Chávez

                        Dios, el dueño del mundo (cosmos) (Dt. 10:17, Salmo 24:1) nos pide amar.-Dios está sobre la historia (lineal o espiral), sobre los cielos (tres cielos- universo-sistema solar), y sobre la tierra (materia, naturaleza, cosas y personas).  Todo fue creado por Él y para Él y todo subsiste por Él (Col. 1:16b-17).  La Biblia dice que Él es amor, y él mismo nos ordena que nos amemos unos a los otros.   Como pertenencia de él que somos, y como personas de sentido común, nuestro deber es amarnos unos a otros, y esta práctica garantiza que la generación futura tenga mejores valores para una sociedad sana, saludable, productiva y estable.   Primera razón para cultivar nuestra amistad con Dios.

                   Él nos amo primero (Dt. 10:15, Ro. 5:5,8, 1 Jn. 4:10).- Antes amó a Abraham, Isaac, Jacob y a su descendencia.  En el capítulo 10 de Deuteronomio Dios muestra su gran amor para esta nueva generación que no había escuchado nada de la primera ley  enseñada oralmente por Moisés.  Una generación rebelde de todos los pueblos y  escogió  a los judíos como el pueblo santo, especial, y amado de Dios.  Este pueblo (Israel) rechazó  a Jesús, y Dios extendió su amor a todo el que crea en Jesús recibe este gran amor de Dios (Iglesia). ¡Dios ofrece su amor a todos, pero solo el que cree en Él lo recibe en su corazón!   Cuando le recibe en su corazón, su amor pleno es derramado en su vida (Ro. 5:5).

               Solo Él es Dios (Dt. 10:17).- Es Dios de dioses, Señor de señores, es Dios grande, poderoso y temible, Él es justo. No hace acepción de personas, no acepta cohechos, no descuida al huérfano, viuda y ama al extranjero dándole comida, vestido, agua, lluvia. Dios da la materia prima y espera que nosotros demos la mano de obra.   Este principio es muy importante al contextualizarlo a las condiciones propias en que vivimos.    Soy de la filosofía de ayudar al necesitado, pero más que ayudarlo, enseñarlo a ayudarse a sí mismo, que  no solo extienda la mano, sino  que aprenda a valerse por sí mismo, para que más tarde pueda ayudar a otros.

                Lo explico de otra manera.   Amar al prójimo es ayudarlo a salir de la situación precaria o difícil en que está.    Dios nos ha ordenado amar al prójimo y ayudarlo.  La Biblia nos muestra muchas maneras en que podemos ayudarlo.    San Pablo dice que el que no trabaja, que busque trabajo para que tenga para poder ayudar a los que no tienen.   De este texto viene la filosofía social a practicar, ayudar en emergencias, enseñar a aprender un oficio, dejarlo solo para que practique el nuevo oficio para sostenerse a sí mismo y puede ayudar a otros.    Es ayudar al prójimo hasta lograr  en él un desarrollo auto sostenible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s