Espera en Dios, pero espera con fe

Día 48
Salmo 40
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

El significado de paciencia es saber  esperar.    Digo esto porque muchos posiblemente podemos esperar el tiempo que sea necesario pero lo hacemos desesperada, intranquila y enojadamente.   Eso no es tener paciencia.   O puede que esperemos pero lo hacemos sin dejar de hablar buscando la razón o las causas por la tardanza.   Eso tampoco es tener paciencia.    Seguro que ha tenido alguna oportunidad de experimentar esto.  Cuando ha ido a un doctor, inmigración, por la licencia de conducir, a tramitar un documento de salud, o personal.

La paciencia es un virtud que se aprende, aunque la Biblia dice que todos los hijos de Dios la tenemos pues es fruto del Espíritu Santo.    El asunto está en que no la desarrollamos porque esto requiere estar controlados por el Espíritu Santo.   La palabra paciencia en el Nuevo Testamento se traslitera como macrotumia que significa que una persona está lejos de enojarse. Así que quien es paciente aunque le toque esperar todo el tiempo que fuere, siempre está lejos de enojarse o desesperarse.   Siempre mantiene la fe, la seguridad, la esperanza de que lo que espera llegara y siempre tendrá justas razones por las que se tardó.

Piense un poco en las palabras de David en los vv. 1-9.    Dice que pacientemente esperó en Jehová.   Viene a ser como un estilo de vida que está sustentada por la confianza o la fe que tiene en Dios, su apalabra y sus promesas.   Esto es de mucha importancia, cuando uno confía en alguien, y si le toca esperar, no duda en que este le pueda fallar, sino que mantiene la confianza, la fe y la seguridad  en que llegará no importa el tiempo que se espere.    En este caso, David nos está diciendo que él ya paso por la escuela de la paciencia, ya espero todo el tiempo que fue necesario sin dudar en ningún momento en que Dios responderá.   Eso es así, porque en los mismos versículos dice que Dios le respondió.

No sé cual sea su situación, si ya es larga la espera.   Lo duro de todo es que entre más larga sea la espera, más fuerte debe ser la fe para no flaquear.   Aquí está el reto, en no dejar de confiar en Dios, su Palabra y Sus promesas aunque la espera cada vez se vuelva más difícil de mantener, y aunque todas las cosas parezcan estar en contra de ti, no claudiques en tu fe, espera pacientemente en Jehová, porque él tiene inclinado su oído a tu oración, solo que él responderá en la dimensión de su soberanía, en lo que está de acuerdo a lo que es mejor para ti, y aun cuando tu no estés de acuerdo o no lo veas así.

El punto está en que aprendas a esperar con paciencia en Dios.  Esta es una escuela espiritual, de la que muchos no se han podido graduar, porque han reprobado al no poder esperar de buena manera  hasta el final.  Mientras esperamos, Dios ve nuestra fe, nuestra seguridad, y nuestra fidelidad y nuestro estado de ánimo.    Te reto a que confíes en Dios pase lo que pase, y des gracias a Dios no importa la respuesta que él te dé en tu espera. Dios sabe perfectamente lo que es mejor para ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s