La vida es tan corta que debo aprovecharla

Día 47

Salmo 39
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Recuerdo con claridad que cuando era tan solo un niño anhelaba ser grande pero ahora que ya soy grande me encantaría tener menos años de edad para aprovechar mejor la vida. El tiempo pasa tan rápido que cuando uno menos siente, se cumple un nuevo año, y otro y otro sin poder detener el tiempo. Después que uno llega a la edad de joven, pareciera que los anos ya no son de 365 días y que los días no son de 24 horas, porque rápidamente uno pasa de los 25 años y luego los 30 y los 40 y de pronto se llega a los 50 y después ya no me preguntes.

Con tanta razón el rey Salomón alerto a los jóvenes a aprovechar los días de la juventud porque esta edad pasa rápido, es ilusoria, se va como la neblina se desvanece. También David nos recuerda que la duración de la vida normal son 70 años y los más robusto 80 pero con todo ya son años de dificultad. Si nos atrevemos a preguntar a los adultos mayores de 60 años sobre cuál fue la mejor edad, rápidamente dicen que es el de la juventud, y los dicen con nostalgia. El poeta nicaragüense dijo, “juventud divino tesoro” y eso es, la mejor edad de la vida según muchos es el de la juventud.

Sin embargo, yo tengo otra perspectiva sobre la vida. Toda edad de una persona es especial porque cada edad, sea la niñez, adolescencia, juventud, adulta o vejez tiene un propósito divino, tiene sus calidades únicas, y tiene su propio places. Todo está en la perspectiva que se tenga. Yo veo en todo tiempo algo lindo de parte de Dios. Claro está que todas tienen sus limitantes, ventajas y desventajas. De algo no podemos negar, que la duración de la vida es corta al compararla con la eternidad de Dios y con la eternidad que pasaremos con Cristo.

El asunto difícil es cuando preguntamos a las personas si les gustaría morir. Generalmente, casi todos responden sin mucho pensar que les gustaría vivir mucho más de lo normal. Aunque se sabe la clase de sociedad en que estamos, las penas que se pasan, la inseguridad en que se vive, la presión de muchas cosas malas, con todo, no se quieren morir. Pero algo no pueden impedir, que un día dejen de vivir. Esa realidad llegara, a todos, no importa el status social, ni el nivel espiritual que se tenga, la vida termina. El problema es que nadie sabe cuando la vida termina.

Esto es lo que David quiere saber y se lo pregunta a Dios, ¿Cuándo será el fin de su vida? El salmo 39 presenta este enigma del ser humano, la realidad de la lo ilusorio de la vida, la verdad de que nadie podrá vivir un día más por su propia decisión. Dios sabe cuando tu morirás, como morirás, donde morirás. Es por ello que se debe estar preparado, aprovechar bien la vida, disfrutarla sirviendo para agradar al creador de la vida. El verdadero significado de la vida está en conocer el propósito para la cual Dios nos creo, y esforzarnos por vivir para cumplirlo. Esto da sentido a la vida, eso hace linda la vida, eso le da valor a la vida.

Invierte bien tu vida haciendo tesoros en el reino de los cielos. Gástate para Dios, cánsate haciendo las cosas que le agradan a Dios. No importa todo lo que hagas, porque nunca será suficiente para pagar todo lo que Dios ha hecho por ti. La mejor manera de aprovechar la vida es vivir para servir al que te dio la vida. Jamás dejes de servir a Dios, de servir a los demás, de hablar de Cristo a los demás.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s