Uno esclaviza, el otro libera

Día 43
Salmo 36
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Es increíble el poder que llega a tener el pecado sobre el ser humano.  Y lo más triste es que la Biblia dice que todos nacemos con esa naturaleza pecaminosa.   Claro está que esa naturaleza pecaminosa ejerce mayor fuerza con la influencia que le da el Diablo quien está determinado desde su rebelión a llevarle la contraria a Dios.    Lo hace por medio de hacerle creer a los humanos que todo lo pueden hacer, que todo lo pueden tener, que nada de lo que hagan es malo, que todo es permitido.   Y por supuesto, los humanos, por su naturaleza pecaminosa, son esclavos del pecado, y el diablo ha cegado el entendimiento para que a lo bueno le digan malo y a lo malo le digan bueno.

¿Qué le parece?  Nosotros los humanos somos esclavos del pecado, de la carne, del diablo y de este mundo. Lo grave de todo esto es que en esa condición de muertos espiritualmente, el hombre se atreve a decir, el camino en que yo estoy es bueno, me gusta vivir así, a nadie ofendo con esta vida, o sea que le parece que todo es bueno, pero no se da cuenta que su final es la muerte.  El diablo es el padre de la mentira, y como él ya está condenado por Dios para el castigo eterno, está trabajando día y noche para engañar  a todos cuantos se dejen para que lo acompañen a ese terrible lugar de sufrimiento eterno.  Así que, aprovecha a quienes viven pecando por naturaleza, a los que el mundo como sistema de cosas que no agradan a Dios sea parte de su vida, y los engatusa o engaña, y hasta los manipula o soborna para que se comprometan con él.

Sin embargo, la buena noticia, a pesar de toda la iniquidad que hay en el mundo (v.1-4), la misericordia es mayor, sobrepasa a la maldad del hombre, y esa es la que ofrece libertad en Jesucristo.     David sabía perfectamente que el poder de Dios es mayor que el poder del pecado, del diablo, del mundo y de la carne.    Aunque realmente, todos por su pecado, todos merecemos la muerte eterna según (Ro. 3:23,6:23), pero por la misericordia de Dios que es grande (v.5, 7), tenemos la oportunidad de ser liberados por medio de Jesucristo.  Con la ayuda de Dios es que encontramos el manantial de la vida (v.9), ya que sin Cristo estamos muertos (Ef. 2.1).

Es por ello que, en este día, la noticia es que en Cristo todos podemos ser liberados de la muerte eterna, y llevados a la vida eterna.  Solo se necesita creer en Jesús.  Por favor, pase este mensaje a sus amigos que aun no tienen a Cristo y que por eso, están siendo manipulados por el diablo, por su pecado, por este mundo, y que su final es muerte eterna.  Cuénteles hoy que en Cristo hay libertad.   Uno esclaviza, el otro libera, y si el Espíritu os libertare seréis verdaderamente libres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s