Busca hoy a Jehová II

Día 41
Salmo 34
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

El día de ayer nos detuvimos en comentar las razones por las cuales debemos buscar a Dios en cualquiera que sea nuestra condición o circunstancia.  Destacamos los siguientes versículos vv.2, 4, 6, 7, 8, 10, 14, 18,19.   Invito a que volvamos al salmo y comprobemos que vale la pena buscar a Jehová en  todo momento, y especialmente cuando hemos reconocido que nosotros por nuestra propia fuerza no podemos más, y que nuestro Dios si puede. Cuando cedemos nuestros derechos  a Dios para que él actúe con libertad y en su poder, es cuando todo en nuestra vida  cambia para bien.

En esta ocasión, quiero llevarlos a observar la frase de los siguientes textos: v. 4 “todos mis temores”, v.6 “todas mis angustias”, v.9 “nada falta”, v.10 “ningún bien”, v.17 “de todas sus angustias”, v.19 “muchas son las aflicciones, pero de todas ellas le librará Jehová”.   ¿Qué tan parecidas son estas frases?  ¿Qué similitudes y/o que contrariedades ve en estos versículos?  Finalmente, ¿Cuál atributo de Dios esta destacando David  por medio de estas frases y que condición del hombre descubre?    Es muy importante corroborar las razones o los motivos por los cuales el salmista nos invita a no dejar de buscar a Dios, pues las promesas que hay dan garantía.

En fin, Dios dice que si le buscamos y clamamos en la forma que ya hemos aprendido, con limpieza de corazón y con una actitud de humildad, respeto y adoración; tenemos la seguridad de que él nos escuche, y nos responda según lo que es mejor para nosotros.  Todos experimentamos temores y angustias, pero la promesa es que de todas ellas, y de cada una de ellas nos librará Jehová.   Observe que no dice que no experimentaremos angustias y temores, claro que si.  Las angustias y los temores son maestras que enseñan a nuestra vida, son oportunidades para crecer más en Dios, aprender a vivir mejor, y a desarrollar más nuestra fe.   Y es cuando ya realmente no podemos, y cedemos nuestros derechos a Dios para que él actúe libremente en su poder soberano, es que él nos ayuda y nos libra.

Son dos palabras las repetidas aparte de angustias y aflicciones, y es “todas” “nada o ninguna”.  El resultado es el mismo, todas las penas, aflicciones, dificultades, pruebas, necesidades si buscamos con fe, humildad, respeto, adoración a Dios  y con un limpio corazón; Dios nos librará de ellas.    Ninguna, y nada nos podrá hacer daño más de lo que nosotros podamos resistir, pues Dios siempre nos provee una salida de escape, después que las pruebas y las angustias han hecho la tarea pedagógica en nuestra vida.    La promesa es real, segura y verdadera, Dios nos ayudara siempre que lo busquemos en la manera que a él le agrada.   Así que, busquemos a Dios mientras pueda ser hallado, llamadle en tanto que está cercano (v.18).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s