Su grandeza me hace alabar

Día 58
Salmo 48
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

 

Seguramente ha cantado o ha escuchado el himno, “Cuan grande es él”.  Pero también, ya ha escuchado el salmo 91, salmo 113, 127, 100, y muchísimos más salmos hablan de la grandeza de Dios.   Al leer toda la Biblia, toda habla de Dios, de cómo es él, pero el salmo 136, describe mucho de lo que él ha hecho por lo cual debe ser llamado Dios grande y poderoso.  Y saber esto, de que el Dios grande y poderoso es nuestro Dios, es nuestro Padre y nosotros sus hijos, que somos su pueblo y que ha prometido cuidarnos, protegernos, amarnos, guiarnos y bendecirnos; debe llevarnos a tener una vida de constante alabanza.

Su grandeza como dice el salmo 48, Grande es Jehová y digno de ser en gran manera alabado (v.1). Grande es Jehová, y su grandeza es lo que lo hace merecedor de nuestra alabanza, nuestro reconocimiento, y nuestro canto.  Cuando los hijos de Core escriben este salmo es porque son testigos de las obras que Dios ha hecho, y saben perfectamente quien es Dios y cuán grande es él.   Si ubicamos el texto en su trasfondo histórico, estamos hablando del tiempo del rey David, por los años 900 antes de Cristo.

¿Qué hizo Dios durante ese tiempo?  No olvide que su mayor compromiso era preservar la línea de donde nacería Jesucristo, y cumplir las promesas hechas a los patriarcas, Abraham, Isaac, Jacob y a los hijos de Israel, que siempre tendría a alguien en el trono, y principalmente de la línea de David, de donde nacería el rey eterno, Jesús.   Para lograr eso, Dios estuvo en control de la historia, y resguardando a su pueblo ante todas las naciones enemigas que buscaban destruir a Israel, como lo es en este tiempo.    Desde esa fecha hasta nuestro tiempo, Dios cumple su promesa, de cuidar, resguardar y proteger a su pueblo.

Ahora, Dios tiene a un pueblo comprado con la sangre de Su Hijo Jesucristo, somos nosotros su Iglesia, dio su vida para salvarnos, es digno de ser reconocido, alabado, y honrado por todos nosotros, y todos los días.  Jesús es Dios y es digno de ser honrado, porque él es grande.     Solo piense por un momento, ¿qué de lo que usted hace, es y tiene es producto de su esfuerza y sin intervención de Dios?  Nuestra existencia, nuestra respiración, nuestra fuerza, nuestro cuerpo, nuestro trabajo, nuestra familia, todo lo que somos, tenemos y hacemos es porque Dios es grande y nos lo permite, y nos da la fuerza, la vida, la salud, las habilidades, etc.  ¿No es digno Dios de ser alabado por todo eso y mucho más?   Entonces, a alabar a Dios se ha dicho…  Su grandeza, piense mucho más en su grandeza, porque esa me hace alabarlo.

Anuncios

El es el Rey

Día 57
Salmo 47
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

El rey David se convierte en un tipo del Rey de reyes, Jesucristo quien un día se establecerá como el Rey eterno.  El profeta Daniel llama a Jesús  Anciano de Días, pero realmente es el Rey que viene a establecer el quinto imperio  quien al establecerse en la tierra derrotara al cuarto impero, el Romano.   Los hijos de Core, al escribir este salmo tienen en mente lo que ha sucedido con el rey David cuando sube al trono en la ciudad de Jerusalén. Sin embargo, este salmo es profético, es escatológico pues describe al Mesías Rey que un día vendrá.

La afirmación de que este salmo describe la aparición del Rey Eterno, Jesús el Mesías esperado se basa en los vv. 1-2.    Estos dos versículo ofrece una general convocatoria o invitación a todos los pueblos y naciones a batid las manos, símbolo de bienvenida al rey, como en la entrada triunfal de Jesús donde batían las palmas.   En este caso, es batid las manos, no es aplaudir sino ondearlas en lo alto como dice el coro, “álzalas hacia arriba que todos vean que todos vean, que Cristo ya viene otra vez”.   La siguiente frase dice, “aclamad a Dios con voz de júbilo”.   En otras palabras, no solo se baten las manos, sino que con voz de aclamación, o gritos de júbilo celebran la llegada del Rey y que en este caso es el Rey eterno, Dios mismo, quien es Rey grande sobre toda la tierra.

Los versículos 3 hasta el 4 confirman que se refiere a un evento futuro y que no es en el presente que se escribe el salmo. Expertos podrían llamar a esto, profecía de doble cumplimiento, porque se refiere a lo que vive el rey David, pero que tiene su final cumplimiento con el establecimiento del reino del Mesías después que la Iglesia sea arrebatada, pasen 7 años de tribulación sobre la tierra.    Es cuando Jesús venga como rey por segunda vez que someterá a todos los pueblos debajo de nosotros.    No olvide que este reino eterno fue prometido a David por eso hace referencia a los hijos de Israel (v.4).   Pero la iglesia vendrá reinando con Cristo y todas las naciones tendrán que reconocerlo como el único Rey (Fil. 2:9-11).

La invitación justificada de celebrar, cantar y alabar al Rey está en los vv. 5-10, pues es Rey de toda la tierra.  Él es el Rey exaltado porque es dueño de toda la tierra, su reino es eterno.    Alabemos a Jesús porque él es el Rey que vendrá por segunda vez para levantar a su Iglesia, juzgar a las naciones durante 7 años, y al final de este periodo establecer su reino milenial o mesiánico.   Merece nuestra alabanza porque él es el Rey y no hay otro como él y nosotros reinaremos juntamente con él, si en verdad creemos en él.

Estad quietos

Día 56
Salmo 46
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Una de las cosas imposibles en un niño es el estar quieto. No estoy seguro si alguno de mis tres hijos haya llegado al nivel de ser considerado inquieto. Aunque hay uno que era bastante inquieto pero controlable. Tengo sobrinos que cuando eran pequeños eran inquietos, les era difícil quedarse tranquilos y sin hacer nada por un momento. Hoy conozco a niños y he visto a niños (as) en diferentes lugares que son hiperactivos (as) al extremo. Esto no quiere decir que son niños malos por ser así, aunque por tal estado de ánimo, a veces hacen cosas peligrosos y hasta fuera del nivel de lo correcto. Lo bueno es que lo travieso, lo inquieto de los niños, en la mayoría de los casos pasa, y se convierten en quietos en algunas cosas pero inquietos en otras cosas, pero ya más tranquilos, maduros y conscientes de lo que hacen.

No todos los niños son así,  y es normal ver niños inquietos en esta edad pero los padres deben hacer algo para controlarlos  o aprovechar su energía para cosas más beneficiosas. Lo que no es ni normal y mucho menos aceptable que jóvenes, y adultos se comporten como niños inquietos, desesperados, y traviesos. Esto no quiere decir que no haya, claro que si los hay, pero no es normal ni aceptable.

Me he referido a lo opuesto de la quietud, que es la inquietud. Cuando llegamos a leer algunos Salmos como el 37, y el 46:10, el salmista habla de una quietud espiritual y emocional y no la física de la cual les he hablado. La pregunta que surge de inmediato es, ¿Qué significa la frase estad quietos, guardar silencio, deleitarse en el Señor? Esto tiene que ver con una de las virtudes que el apóstol Pablo llegó a desarrollar, experimentar y disfrutar; producto de su íntima relación con Dios. Es la experiencia del contentamiento, el arte de vivir satisfecho, tranquilo, contento, en todo tiempo y en medio de cualquier circunstancia. Esta es la invitación de David, que él mismo está intentando aprender, desarrollar y experimentar, estar tranquilo, quieto, sosegado no importando la circunstancia que este viviendo.

Mis amados hermanos, esta es una de las virtudes que necesitamos encarecidamente aprender. En esta experiencia espiritual está envuelta la fe, dependencia, confianza,  conformidad espiritual, y la satisfacción en Dios, la seguridad que se tiene en Dios de que él cuida de uno, que él provee para cada uno, que él está en control de todo lo que nos pasa. También es tener la sensación de  seguridad interna, convicción profunda y conocimiento teológico, de que él cumplirá en el momento justo sus promesas. Solo quien ha llegado a conocer a Dios, no solo de Dios, sino a Dios adquiere esta virtud maravillosa de estar quietos, de guardar silencio sin desesperarse, de estar tranquilo aun cuando todo aparentemente es negativo, y se deleita en guardar con seguridad a Dios.

La sociedad en que vivimos es demasiado individualista, materialista y consumista. Vivir en una sociedad así a veces es asfixiante, estresante, desesperante y hasta deprimente. Si nuestro estado de ánimo dependiera de esta sociedad o de lo que esta sociedad nos ofrece, nunca aprenderíamos a vivir contentos, siempre estaríamos intranquilos, inquietos, insatisfechos, y buscando diferentes satisfactores y sin poder llegar a sentirnos satisfechos con nada. Es por ello que David dice, “Estad quietos, y esperad, guarda silencio delante de él, espera en él y él lo hará”. Necesitamos buscar la fuente de la quietud, de la paz, de la tranquilidad, del contentamiento, de la satisfacción, del deleite verdadero, que es Dios. Esto requiere fe en Dios, dependencia, entrega, conocerle de cerca, relación intima, y amor.

Te invito a que desarrolles esta gran virtud del contentamiento, porque este es el secreto para estar quietos en el Señor. No hay cosa más linda que estar quietos espiritualmente en el Señor, y practicar una vida de seguridad, alegría, satisfacción y deleite. Si tú estás inquieto por algo, si estas desesperado por alguna cosa hasta el punto que te hace sentirte triste pero que no sabes por qué, y desanimado; pon tu mirada en este momento en Dios, ora a él, dile lo que te pasa, llora ante su trono, deja caer tus penas delante de él, y te sentirás más liviano y liberado. Después continua creyendo en su palabra y no dejes de dar gracias por tu vida y lo que te pasa.

Febrero termina pero el amor no

Dr. Luis Gómez Chávez 

No digo que esté mal que se dedique un día o un mes para celebrar o reconocer el valor, la importancia y el significado de la amistad o el amor entre los seres humanos.   Sin embargo, No veo que sea justo limitar el amor a un solo mes o a un solo día en el cual expresarlo con fiesta, comida, regalos, rosas, peluches, poemas, frases celebres, y dedicaciones especiales.  Esto me parece un poco deshonesto.   Mi propuesta es que aprendamos a expresar la amistad y el amor todos los días del año y no limitarnos al 14 de febrero o al mes de febrero, o el día del cumpleaños, el día de la madre o padre, día del maestro, o la misma navidad.   Bueno es ser creativos y demostrar lo que realmente sentimos y somos en los días que no son todos los días ya mencionados donde generalmente, por costumbre, y no tanto por amor damos algo o hacemos algo.

Si acostumbra dar o decir o hacer algo especial hacia los seres queridos en los días que generalmente se espera. ¿Por qué no deja de hacerlo esos días, y comienza a hacerlo en todos los otros días del año que no se acostumbra hacerlo?  Si son 5 días al año donde acostumbra dar un regalo, celebrar el amor y la amistad, ¿Por qué no deja de hacerlo en esos días y se esfuerza por mostrarlo los 360 días restantes del año?   Otra manera seria, si generalmente Febrero es el mes de la amistad y en ese mes expresamos el supuesto amor o la amistad, recuerde que Febrero termina, pero el amor no  termina con el mes, el amor ha de seguir los 10 meses restantes del año.    ¿Acaso es pecado amar de más a quienes amamos y apreciamos?  El amor, la amistad, la celebración de las buenas relaciones, la expresión de cuanto apreciamos o queremos a alguien nunca está de más, nunca llega tarde, siempre es bien recibido, y nunca es pecado.

Permítame escribir algo más, Febrero no es el mes del amor, Febrero solo es uno de los doce meses para demostrar el amor porque si no lo hacemos estamos faltando a lo que la Biblia dice.    El 14 de febrero, el 10 de mayo, el 17 de junio, el día de acción de gracias, el día de su cumpleaños, la navidad, y el año nuevos solos son unos pocos días del año en los cuales debemos amar, pero queda el resto del año que según encuentro en la Biblia, debemos amarnos los unos a los otros.  Tranquilo, si no alcanzó a demostrar cuando ama, cuanto aprecia, cuanto quiere, cuanto admira, y cuanto estima a alguien, no se preocupe, si febrero termina, el amor nunca deja de ser.

Algo más, si desea amar como Dios nos amó, no debe mostrar el amor solamente a sus seres queridos en febrero sino que debe mostrarlo aun hasta los seres que no son muy queridos.  La Biblia dice que debemos amar al prójimo que puede ser el extranjero, el desconocido, o el enemigo mismo.  Por lo tanto, aproveche todos los días del año para decir, expresar y demostrar cuando ama porque el amor de Dios ha sido derramado en su corazón.  Eso sí, ame no solo en Febrero porque este mes ya terminó, pero la responsabilidad de amar aun no, esta dura toda la vida;  se debe amar a todos y no solo a unos.   Y si no ha aprendido a mar a todos, aprenda de Jesús el mejor amigo quien ama a todos.  Atrevete a amar aun a quienes no te aman…ciclo de la recompensa, Dios bendice a quien hace el bien, a quien aprende a amar.

Tu no estás solo

Día 55
Salmo 46
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Recordar que no estamos solos y que Dios está con nosotros, no solo nos da seguridad y valor sino que nuestra fe se fortalece y nos capacita para enfrentar cualquier desafío de la vida.  Ya lo he mencionado en devocionales anteriores que hay una diferencia entre estar solo, sentirse solo y estar en soledad a propósito.  Muchas veces nuestra mente nos lleva a sentirnos solos y cuando esto se da, la mente continua creando otros pensamientos que producen temor, miedo, desesperación, ansiedad y a veces hasta muchas otras cosas más como paranoia.  Sin embargo, nosotros los hijos de Dios, no debemos olvidar que nunca, pero nunca estamos solos ya que Dios ha prometido estar con nosotros todos los días de nuestra vida.

Seguro que usted ha tenido días grises, momentos dolorosos, o no sé, puede que esté pasando profundas dificultades, o está en medio de mucha confusión, es más, está viviendo una situación jamás vivida y que no se la desea a nadie.    Siente que ya no puede más, que todas las cosas parecen estar en contra de usted, como que si todas las personas se han ido de su lado  y en vez de apoyar le están señalando.   No encuentra solución a su problema, salida a esa prueba, está sumamente afligido (a), desesperado (a), angustiado (a) y hasta ha pensando en tirar la toalla.     Déjeme decirle, que si usted es un hijo (a) de Dios, usted no está solo (a), Dios jamás se ha ido de su lado, él está cerca de usted, y está ahí para ayudarle.

En varias ocasiones se sintió así el Rey David, y es por eso que los hijos de Core, siendo testigos de ello, escribieron este precioso salmo que se convierte en palabras de ánimo, fuerza, seguridad y fortaleza.   Este Salmo asegura una verdad que en toda la Biblia se enseña acerca de Dios, y acá se enfatiza.    Dios es nuestro amparo, nuestra fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones (v.1).  Por consiguiente, si creemos esto, “no temeremos” (v.2) pase lo que pase, “Dios está en medio de todo” (v.5), él controla todo, todo se somete a él.   Pero los vv. 7 y 11  son los que confirman esta gran verdad de que tú no estás solo.

Le invito a memorizar este texto que se repite en el v. 11 “Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob”. Por favor, repítalo hasta memorizarlo. ¿Qué importancia tiene que sea el Dios de Jacob?  Nos lleva a recordar la manera como Dios guardo a Jacob hasta cumplirle la promesa que ya había hecho a su abuelo Abraham y que se la volvió a repetir a su papa Isaac, y que él mismo escucho, memorizó y la creyó cuando Dios le dijo que estaría con él hasta cumplir la promesa.  Dios nunca miente, y si él ha dicho que está con nosotros todos los días, es porque él está con nosotros todos los días. Y si Dios estas de nuestro lado, no hay nada por qué temer.   Si creías o te sentías solo (a), da gracias a Dios hoy por su compañía.

Alaba a Dios en toda ocasión

Día 54
Salmo 45
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Este es un salmo de alabanza y mucha alegría porque es por la celebración de una boda.    El salmo está dedicado a la descripción de todo el festejo, y de cómo se siente el rey.   Es muy natural que en un momento o evento como este, haya mucha alegría, fiesta, celebración y alabanza a Dios.  Todos los que asisten han de unirse al gozo de los novios, al regocijo de los padres de los novios, a la armonía de todos los invitados.    Es inaudito saber que una boda sea un evento de tristeza, lamento y lloro.

Es por eso que los hijos de Core, quienes escriben este salmo expresan lo siguiente: “Rebosa mi corazón palabra buena. Dirijo al rey mi canto. Mi lengua es pluma de escribiente muy ligero” (v.1). La  lengua del escritor se convierte en bolígrafo en sus manos  cual poeta   que no se detiene en nada sino que continúa expresando de diferentes maneras lo que el rey siente al estar en esta boda.    Es probable que los hijos de Core son muy allegados al rey, pero además, son siervos temerosos de Dios que viven para servir a él, y saben que David es el ungido de Jehová nuestro Dios.

Sin embargo, se debe alabar a Dios en todo momento de la vida. La teología progresiva en el Nuevo Testamento confirma esta verdad, que el cristiano independientemente a la circunstancia en que vida, siempre debe dar gloria a Dios, alabanza, y adoración con alegría a Dios.   Dad gracias a Dios en todo tiempo, se que estés en una boda como en un funeral, sea que estés en abundancia o en escasez, sea que haya salud o enfermedad, cuando todo te va bien o las cosas parezcan ir de mal en peor.   En los momentos de soledad, tristeza, decepción y tensión; lo mejor es alabar a Dios con alegría.   En los momentos de victoria, éxito, triunfo, y de muchas bendiciones, pues dedica la alabanza al Rey de reyes.

Para los hijos de Core, les fue fácil rebosar de alegría y alabanza a Dios al encontrarse en las bodas de su Rey David.   Sin embargo, el mismo David ha escrito que en todo tiempo se debe buscar a Dios, reconocerlo y adorarlo.  También enseña que la adoración debe ser siempre con gratitud, alegría, fe, confesión, y exaltación.   Es por ello que en este día, yo le invito a alabar a Dios en la situación en que se encuentre, cualquiera que sea, alabe a Dios, alabe a Dios, pues hacer eso, sanara su alama, curara su dolor, y ejercitara su fe.

Vamos, alabe a Dios y deje en manos de Dios su situación, cualesquiera que sea, Dios tiene poder para entenderle y ayudarle.

Habla acerca de Dios

Día 53
Salmo 44
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Hay un principio que aprendí hace mas de 15 años en un devocional que di a los maestros del colegio Jordán de Iglesia Maranatha en El Salvador basado en Deuteronomio 6.  Es un principio muy válido, y comprobable si tan solo se aplica diligentemente.   Es el principio de la repetición el cual produce un aprendizaje más duradero.   En ese pasaje en los v. 6 al 9 dice Moisés que se debe repetir esas palabras a los hijos, y a los hijos de tus hijos y menciona 9 maneras diferentes de decir los mismo, o sea repetir lo que era Dios, lo que había hecho Dios, todo acerca de quién es Dios. En la medida que nosotros hablamos acerca de Dios y lo repetimos a nuestros hijos cuantas veces sea necesario, el aprendizaje dura más en la mente y en el corazón de ellos.

Mi mamá repitió varios textos de la Biblia  en el oído de cada uno de sus hijos cuando estábamos pequeños, y en el caso mío, yo tengo aun en mi memoria    dichos textos y no se me han olvidado a pesar de mi edad.   Esto confirma el principio que no solo está respaldado por la Biblia, sino también por la experiencia personal.   Cuando repetimos algo, lo cual se convierte en algo importante para nuestra vida, esta información la enviamos a la memoria permanente donde tenemos archivada toda la información a la cual podemos accesar cuando nos es necesaria.   Este principio es similar con la técnica de aprendizaje  de la memorización que practicamos con los niños, que en la medida que repetimos algo con ellos, lo aprenden, y lo guardan  por mucho tiempo en sus mentes.

Es de la  misma manera como David había aprendido acerca de Dios (44:1-2). Sus padres le hablaron acerca de Dios, de quien era Dios, de todo lo que él había hecho.  Es la misma técnica que Dios dijo a Moisés y a los profetas que utilizaran,  repetir a sus hijos, a su familia y a todo el pueblo todo lo que Dios había hablado y había hecho.     David recuerda ese principio de repetición cuando dice: “Oh Dios, con nuestros oídos hemos oído, nuestros padres nos han contado. La obra que hiciste en sus días, en los tiempos antiguos”.  ¿Cuáles padres le contaron a David todo lo que Dios había hecho por ellos?  Si recordamos, fue Isai, Booz, Juda, Jacob, Isaac, Abraham.     Quien se encargo de escribir todo lo que Dios hizo y lo repitió tres veces al pueblo de Israel fue Moisés y Josué.

Mis amados, cuan importante es que nosotros los padres hablemos a nuestros hijos acerca de Dios. Contémosle quien es Él, todo lo que él ha hecho y lo que puede hacer.   Dígales lo que significa Dios para usted, y lo que puede significar para todos los hijos.   No olvide que todo lo que usted les hable acerca de Dios, de su amor, su poder, su perdón, y su fidelidad; en los hijos quedara grabado. No pierda tiempo en otras cosas, aproveche de estar con sus hijos y hablarles acerca del amor de Dios.    Vuelva a leer Deuteronomio 6:6-9 y se dará cuenta que no solo es una orden de Dios sino que es una responsabilidad de nosotros los padres al compararlo con Prov. 22:6.  Hágalo y estará cumpliendo el deseo de Dios.