La vindicación viene de Dios

Día 23
Salmo 18:36-50
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

La palabra vindicación es usada muy poco  en nuestro vocabulario común y diario, uno por su significado y otro por lo desconocido. El diccionario generalmente da el primer significado que es vengar.  Sin embargo, hay otros significados del verbo vindicar en su forma transitiva que pueden ser bien usados, según la ocasión. 1. Dañar a alguien como respuesta por un daño vindicar una ofensa.2. Defender por escrito a alguien injustamente agraviado Escribió una nota para vindicar a su hermano.3. Recuperar alguien lo que le pertenece Con la demanda vindicó sus bienes. 

¿Cuál es el mejor significado de los tres mencionados que podemos dar a Dios quien dice David que le esta vindicando?  No olvide que David está siendo perseguido por muchos enemigos que desean matarlo.  Por otro lado, debemos tomar en cuenta que David es el ungido rey, escogido por Dios, y con una promesa eterna, que de su descendencia vendría el rey.  Ahora vuelva a repasar los tres significados para ver cual se aplica más a la palabra vindicación.  La verdad es que las tres opciones están incompletas con lo que Dios hace a favor de David.  Vindicar es más que defender y aunque dañar a los que persiguen a su ungido era justo, recuperar el terreno perdido podría ser lo más apropiado.

Bueno, lo importante de todo esto es que David está reconociendo que la acción de vindicar en este salmo viene de Dios y no de los hombres. Por consiguiente no es un hecho injusto, malo, vengativo, ni nada parecido, sino que es algo que está de acuerdo a su plan.  David no podía morir sin antes dejar en el trono el que daría continuidad a su plan.  Por consiguiente, todos los que se oponen a David, están en contra de Dios.  Por favor, lea desde el v. 36 hasta el 48 y compruebe el acto de vindicación que Dios hace a David, dándole la victoria, dejándolo en libertad, permitiendo que su plan continúe sin estorbos.

Cuando alguien ha sido vindicado, puesto en posición de libertad, vuelto a un estado de confort después de haber sufrido injustamente, lo primero que brota de sus labios es gratitud.   Los vv. 49-50  David agradece a Dios por haberle vindicado, por haberle ayudado a recuperar su tranquilidad, su paz, su libertad, y su posición como ungido.   Esto lo llego a agradecer y a comprometerse delante de Dios a confesar, a decir, a proclamar la misericordia de Dios y reconocer que la victoria se la dio Dios.    ¿Ve usted el auto reconocimiento de lo que es él, por misericordia de Dios en el v. 50?

Mis amados, todos los triunfos que alcanzamos, ninguno de ellos es por nuestro propio esfuerzo, todos son alcanzados por la intervención de Dios. La Biblia dice que nada se mueve sin la voluntad de Dios. Jesús dice, separados de mi nada podréis hacer.    Y Pablo dice que todo lo que pasa  en nuestra vida tiene un final bueno porque es por el propósito de Dios.  Así que, no olvidemos que si sufrimos injustamente, si padecemos por el evangelio, si somos fieles aun en medio de la prueba, Dios nos vindicara, y esa es buena noticia.  Animo, porque aunque hay mucha nieve, cuando salga el sol, Dios la derretirá y esta será de bendición para otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s