La necedad es mala

Día 15
Salmo 14
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

¿Cuándo comenzaron a existir los necios que son los mismos ateos que  por pura necedad niegan la existencia de Dios cuando hacer eso es imposible?   Estoy seguro que desde que Adán desobedeció, Caín lo confirmó, y ya no se diga del famoso Ninrrod.   Mejor dicho, desde que el pecado entró a la humanidad, la naturaleza pecaminosa tiende a negar a Dios.    Es más, todos en un momento de nuestra vida hemos negado la existencia de Dios.  Por ejemplo, cuando cometemos algún pecado, actuamos como que si él no nos estuviera viendo, como que si él no existiera.  Es por ello que Hebreos 11:6 dice: “Porque sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca crea que él existe”. Cuando nos olvidamos que él existe y hacemos las cosas que nosotros escogemos sin tomar en cuenta a Dios, es necedad.   Porque el que sabiendo lo bueno no lo hace le es pecado.

En fin, los necios que actúan con descarada necedad los ha habido desde el tiempo de Adán.  Sin embargo, están los necios que se declaran necios de profesión, los ateos quienes aun en contra de la verdad que ellos ya saben, se atreven a decir, “no hay Dios”.    A ellos se refiere David en los vv.1-4.    Así que, el necio que no acepta, no reconoce la existencia del Dios santo quien no aprueba el pecado, y que reprende a las personas que están actuando en contra del objetivo original de Dios al crear a Adán y Eva, son necios empedernidos, son ateos empedernidos.

El necio, en su condición de necedad, manipulados por el diablo y la naturaleza pecaminosa se dedican solo a negar a Dios por medio de un comportamiento pecaminoso.  No hay ni uno que haga el bien, todos son malos, todos viven haciendo lo que Dios no les ha ordenado hacer, por eso son rebeldes, desobedientes.  Es tanto el dominio que Satanás tiene sobre ellos que no son capaces de discernir, tienen la mente cegada, y todo lo que hacen, según ellos es bueno, pero según Dios es todo malo.  Muchos hacen las cosas creyendo y defendiendo que son cosas buenas, y aunque la Biblia diga lo contrario, ellos persisten en sostener su posición, por eso son necios.

La misma necedad los llega a la misma muerte.  Dios castiga al necio y su necedad, porque el pecado único que Dios no perdona es la incredulidad, y el necio es el que persiste en negar la existencia de Dios aun cuando sabe que si existe, por eso es incredulidad lo que impera en los necio.   Aunque también hay ateos cristianos, cristianos necios, a los cuales Dios también los juzgará no con la muerte eterna, pero si con reprimendas que le harán reflexionar.   Si porque hay muchos cristianos que pecan sin tomar en cuenta a Dios que está viviendo dentro de su mismo corazón, y sin embargo, actúan deliberadamente para hacer lo que no es bueno.

¿Se ha encontrado alguna vez usted con un necio? Cuidado, la necedad es mala, trae consecuencias duras, y habla mal de la fe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s