La justicia desde la perspectiva de Dios

Día 8
Salmo 7
Lectura diaria de Salmos 2016.
Dr. Luis Gómez Chávez

Uno de los valores que en este tiempo está haciendo falta pero en su perfecta aplicación es la justicia.   Bien es cierto que se está aplicando, pero en su mayoría, de manera incorrecta.  En muchos países se está abusando por el mal uso de esta, en otros ni se está usando ya creyéndose que es por justicia.  La verdad es que mientras no se aplique la justicia en las dos maneras en que Dios la ha establecido, las cosas no podrán mejorar.

Si usted lee cuidadosamente el salmo 7 se dará cuenta que la justicia es como una espada de dos filos, y que en ambos lados, su aplicación es justa.  Y aunque la oración del salmista podría clasificarse como imprecatoria donde él mismo esta clamando por castigo para sus enemigos, es una oración, en ese tiempo permitido.    Esta forma de orar imprecatoriamente, donde se ruega por castigo por los enemigos puede verse en los vv. 1-2, 6-9 y podría entenderse como desear el mal para el prójimo.   Este tipo de oración ya no es válida en este tiempo, aunque si podemos rogar por protección de los que hacen la maldad.

Por el otro lado, David mismo en la aplicación de la justicia, ruega a Dios que aplique su justicia en su propia vida.    En otras palabras, yo no puedo pedir que haga justicia sobre los demás, castigándoles según su maldad, si yo no estoy dispuesto a que el juicio comience por mi casa, o por mi propia persona.    Es por ello que David en los vv. 3-5 dice a Dios que si ve en falta de integridad, algún pecado   en su vida, que por favor aplique su justicia.   Es que no podemos exigir o esperar que los demás sean justos o se comporten correctamente si yo mismo no lo estoy haciendo.

David está consciente de lo que hace porque sabe que Dios es justo y que él siempre aplicara su justicia perfectamente.   Los vv. 9b, 11-13 declaran que de Dios nada de lo que siente, piensa y hace el hombre se puede esconder y castigara todo lo que es malo, lo que está en contra de lo que es correcto, todo lo que está en contra del carácter de Dios.  Lo justo es que Dios castigue al que hace la maldad, cosa que no siempre se está haciendo en este tiempo, ya que leyes inadecuadas, desproporcionadas, y anti bíblicas se están aplicando, en vez de corregir, instruir, sanear, prevenir.  Dios castigará tanto a los autores intelectuales como a los materiales y lo hará en su justicia (v.14-16).

Sin embargo, el otro lado de la justicia es que a quienes siente, piensan y hacen el bien; él mismo los juzgará y los premiará (v.17).   Esto es lo lindo de la justicia, él libera al que es inocente, al que es justo, correcto, honesto, al que aplica la justicia con justicia comenzando él mismo desde su corazón a sentir y actuar con justicia.   Ser justo y aplicar la justicia es velar porque todo lo que se haga agrade a Dios, ayude a los demás a hacer las cosas que agradan a Dios, enseñar a respetar los derechos de la vida, pero siempre estar en desacuerdo en las cosas que ofenden a Dios, van en contra de la moral o ética por naturaleza.

Justicia es ser cabal en todo, y de quienes no la viven ni la aplican, Dios se encargara, no nos toca a nosotros proferir maldición sobre ellos, porque de Dios nada se escapa, ni puede esconderse, él pagara a cada quien lo que se merece.   La justicia premia y castiga, premia el bien y castiga el mal. Si estás haciendo el mal, ten cuidado, aunque eres hijo de Dios, con mas derecho, él te puede castigar, Dios no puede ser burlado, y todo lo que el hombre y la mujer hace, consecuencias terribles cosechara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s