El mejor tiempo para orar

Día 6
Salmo 5:1-4
Lectura diaria de Salmos 2016.
Dr. Luis Gómez Chávez

Un personaje que se destaca por la vida de oración es David.   Este hombre, a pesar de ser rey de Israel oraba a Dios en todo tiempo.   Los salmos 5 al 8 justifican esta verdad que describe a David.   Inicia el Salmo 4 diciendo que David oraba por la noche antes de acostarse (4:8).  El Salmo 5 inicia con la oración matutina, muy de mañana ora a Dios (5:1-4).   Y los Salmos 6 y 7 son oraciones que David hace donde pide misericordia y vindicación.

Podemos preguntar sobre cuál será la mejor hora para orar a Dios.   Alguien podría decir que la hora no importa sino la actitud, el propósito y la manera como se ora.   Tiene razón, esto es súper importante, sin embargo, la pregunta es en cuál hora se siente más cómodo o siente que la oración es más efectiva o le permite tener una mejor relación o comunicación con Dios. Encontrar el mejor tiempo, el mejor lugar, y con el propósito más edificativo, es muy determinante al momento de orar.

David dice en algunos salmos que ora al levantarse, al medio día, y al acostarse.  Parece ser que esta era una costumbre judía, de orar tres veces al día.   El profeta Daniel dice la Biblia que oraba tres veces al día.  El Nuevo Testamento dice que había tres horas para visitar la sinagoga para orar, las nueve de la mañana, las doce del medio día y las tres de la tarde.  Sin embargo, cuando vemos la disciplina de Jesús al orar, lo hacía muy de mañana, cuando aún no había amanecido.  Es probable que David, cuando dice que de mañana, de madrugada buscaba a Jehová, se esté refiriendo a orar muy temprano  y no a las horas establecidas.

Continuamos con la pregunta, ¿Cuál es la mejor hora para orar entre la mañana, medio día, por la tarde o antes de acostarse?   Al leer la manera como David lo dice en el Salmo 5 y al recordar el ejemplo de Jesús, podríamos atrevernos a decir que el mejor tiempo para orar es por la mañana, por varias razones.  La mente está fresca y descansada.   Durante la noche es muy raro que se cometa pecado mientras se duerme.   El día es más efectivo cuando se comienza guiado por Dios.    Esto es señal de prioridad, a Dios se le da el primer lugar y esto determina mucho de lo que sucederá en el resto del día.

Mis queridos hermanos, no busco imponer la oración matutina, pero si seria fenomenal que todos aprendamos a comenzar el día o cada cosa en oración a Dios.  Lo que si les enfatizo y os exhorto es hacer de la oración un hábito espiritual.  La hora es asunto secundario, el hábito es lo prioritario.  Pero buscar a Dios en oración por la mañana es de mucha importancia, y hacerlo al medio día da evidencia de disciplina y por la noche de agradecimiento.  Hagamos de la oración algo de importancia en medio de una sociedad y un tiempo materialista, consumista e individualista.   La Biblia dice, buscad a Jehová en todo tiempo.   Haga usted este hábito de oración diario en todo tiempo, el hábito más importante y recibirá bendiciones inigualables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s