¿Cómo sirves a Dios?

Día 2
Salmo 2
Lectura diaria de Salmos 2016.

Dr. Luis Gomez Chavez

Hay varias reglas para el buen servicio a Dios.   Digo esto porque no todo el que sirve a Dios esta agradando a Dios.   Y no todo el que se ve que sirve a Dios está realmente sirviendo a Dios.   Son muchos los que están en el servicio de Dios pero no todos pueden ser considerados fieles siervos de Dios.  Por otro lado, no solo el que está al frente de un grupo de personas, no solo el que hace algo en la iglesia, no solo el que está a cargo de un ministerio son los únicos que sirven a Dios.   Nuestra vida es un culto de servicio que ofrecemos cada momento a Dios.  Es por ello que surge la pregunta, ¿Cómo sirves a Dios?

Uno de los temas que salta a la vista entre los salmos 1-4 es el que encontramos en el salmo 2:11 “Servid a Jehová con temor”.  Ya san Pablo ha dicho que cualquier cosa que hagamos, lo cual es un servicio a Dios y a los demás, si no está acompañado por el amor, ese servicio no sirve de nada (1 Co. 13:1-3).   También el escritor de Hebreos, en el capítulo 11:6 dice, que todo lo que se hace, o sea el servicio, si no está acompañado de fe, ese servicio no agrada a Dios.   Así mismo podríamos citar muchas reglas para el buen servicio como si no está acompañado de santidad, de comunión, de buena relación, de sinceridad, ningún servicio puede ser aceptado por Dios como bueno.

En el salmo 2:11 el salmista agrega otro requisito mas, que podría ser el que suma todos los anteriores.   Servir a Dios con temor, es lo mismo que se dice en Prov. 1:7, Ecle. 12:13 “el principio de la sabiduría es el temor de Jehová” “El fin de tomo mi discurso es este, teme a Jehová y apártate del mal”.    Entonces, ¿qué quiere decir el salmista con servir a Dios con temor?  Lo primero que viene a la mente es, servir a Dios con respeto, reverencia, y con amor. Y si traducimos temor por amor, estaría de acuerdo con lo que dice Pablo que sin amor (ágape) nada sirve, no es agradable a Dios, no tiene valor.

Sin embargo, las otras traducciones de la palabra temor son fundamentales.  No podemos servir a Dios sino lo amamos, y no podemos hacer un servicio que agrade a Dios si no lo hacemos con fe, y no podemos hacer que Dios se sienta satisfecho con nuestro servicio si no lo respetamos, obedecemos, adoramos, reconocemos y reverenciamos.   Significa que cada vez que hacemos un servicio a Dios, o un ministerio para Dios, debemos tomar muy en cuenta nuestra relación con él y las motivaciones por las que hace el ministerio.  Cuando servimos para ser vistos, recompensados, ganar poder, fama y fanes, todo esto aunque parezca bueno, atractivo e interesante, no sirven de nada.

Quiere decir entonces que debemos servir a Dios como un estilo de vida, con amor, fe, reverencia, entrega y santidad.    Si tu lees Romanos 12:1-2 te darás cuenta, que toda tu vida es un acto de servicio a Dios.   Nuestro Señor no hace diferencia entre el momento que cumples un ministerio en la iglesia con el momento en que cocinas en casa, o escribes en casa, o duermes, porque para Dios toda tu vida es un acto de servicio para él.   Por lo tanto, como dice 1 Co. 10:30 “todo lo que hagas hacedlo para la gloria de Dios”.    Tu vida es como una ofrenda presentada a Dios, la cual debe ser santa, viva, limpia, renovada, y muy personal o individual.

En fin, mi consejo es que desde que te levantas hasta que te acueste, recuerda que eres una ofrenda de servicio para el Dios vivo.    El tiempo que duermes, Dios se encarga de cuidarte y velar que descanses en paz (4:8).   Pero mientras estés despierto, todo movimiento, pensamiento, sentimiento y acción debe ser para servir a Dios con temor, amor, respeto, reverencia.    No te preocupes de no tener algún privilegio en la iglesia por medio del cual servir a Dios, porque toda tu existencia es un acto de servicio a Dios, y de este Dios está esperando fidelidad (1 Co. 4:1-2).   Sirve con temor, sirve con amor, sirve con fe, y sirve con fidelidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s