Cielos nuevos y tierra nueva

Dia 341

Apo. 21:1-8

Dr. Luis Gómez Chávez

Lectura del Nuevo Testamento

           El Sr. Pentecost dice que este pasaje tiene muchas opiniones.  La duda es ¿dónde ubicar este pasaje en el marco profético?  En respuesta hay tres opiniones.  Primera, dice que Apo. 21:9-22:5 describe al milenio, es una recapitulación.  Segunda, que este pasaje describe la eternidad.  Última, que este pasaje describe el estado eterno de la Iglesia y los resucitados durante el milenio.  ¿Cuál considera que es la posición más correcta y porqué?  ¿Por qué se hace esta observación o pregunta?  Porque ya en el capítulo 20 se ha celebrado el trono blanco y por consiguiente, lo que queda después que Satanás y los impíos son lanzados al lago de fuego eternamente debido a que fueron encontrados culpables en el juicio.

Preparación.- Para que el pueblo llegase a vivir en el lugar deseado, debió ser purificada de todo lo que se opone a Dios.  Así que, primero fue liberado Satanás (20:2-3,7-9).  Satanás quedara suelto por un corto tiempo después que es liberado después de los mil años.  Lo que sucede en el 20:8 no tiene relación con Eze. 38,39 aunque se le da el mismo nombre y es porque tienen la misma motivación satánica: destruir el reino teocrático.  Segundo, la creación fue purificada.  Por el pecado del hombre, la tierra ha quedado bajo maldición (Ge. 3:17-18) y ha permanecido así pero está gimiendo por liberación (Ro. 8:21-23)(Mt. 24:35; Heh.1:10-12; 2 Pe. 3:10-13). Pentecost dice que este acto de purificación al final de la era milenial, después de la revuelta final de Satanás en contra de Jesús. Tercero, el gran trono blanco, (Apo. 20:11-15; 1 Co. 15:28). Aquí será juzgado todo aquel que no creyó en Jesús para salvación desde Adán hasta el último ser viviente.  Después de ser juzgado según sus obras, confirmado por no estar inscrito en el libro de la vida, serán lanzados al lago de fuego que arde con azufre.  Resumen, será quitado de la  escena de los redimidos a:

  1. a) El cielo y la tierra vieja
  2. b) La esclavitud de la creación
  3. c) Satanás es lanzado al lago de fuego
  4. d) Los incrédulos son lanzados al infierno junto con Satanás
  5.                 e) La muerte y el Hades (poderes, maldiciones) lanzados al infierno.

Al leer  Is. 65:17; 66:22; 2 Pe. 3:13; Ap. 21:1 se da por sentado que la presente tierra  y el cielo al final del período milenial desaparecerán por el poder de Dios.  Mediante un poder creador, Dios pondrá en existencia un nuevo cielo y una nueva tierra. ¿Cómo lo hizo Dios? Dios con su Palabra puede hacer eso y mucho más.  Solo pronunció la  palabra “Fiat” y las cosas fueron hechas como al principio.  La palabra utilizada en el 21:1 es “apelzan, de apérxomai”  que se traduce como “ir, irse, dejar, abandonar, pasar o terminar”.  En otras palabras, la creación presente y el cielo terminaron su función y dejan de existir para dar lugar a una transformación, metamorfosis, aunque no aparece la palabra. Esto da paso al inicio al conocimiento de la nueva Jerusalén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s