El lugar de tormento eterno

Día 340

Apo. 20:11-15

Dr. Luis Gómez Chávez

Lectura del Nuevo Testamento

            Hay cuatro palabras que la Biblia usa para referirse al lugar de los muertos sin Cristo.  1)  El seol que aparece 65 veces en el Antiguo Testamento y 31  de ellas se traduce como “infierno” (Dt. 32:22; Sal. 9:17) y el resto se refiere a “sepulcro” el cual está “en o abajo” de la tierra.  2) El hades  en el Nuevo Testamento equivale a “infierno”, menos en 1 Co. 15:55 donde se traduce como “sepulcro”.  Las once veces que aparece en el NT se relaciona con muerte y los muertos permanecerán en los sepulcros hasta la resurrección de Apo. 20:5.  Scofield hace distinción entre el Hades antes y el Hades después de las ascensión de Jesucristo.

3) El tártaro que solo aparece en 2 Pe. 2:4 con relación al juicio de los ángeles malos.  Compararlo con 1 Pe. 3:19-20; Ef. 6:10-11. No es ni seol, ni hades (Jd. 6).  ¿Qué será? Una primera posición es que Tártaro es una condición más bien que un lugar específico, puesto que por un lado Pedro dice que estos espíritus desobedientes están en “hoyos de densa oscuridad”, y por otro en Efesios 6:10-12 Pablo afirma que están en “lugares celestiales”, desde donde ejercen una gobernación de oscuridad como fuerzas espirituales inicuas.  Los seres que están en el Tártaro no son humanos, sino de naturaleza espiritual. Otra posición es que es una especie de cárcel preventiva (prisiones de oscuridad) entre el tiempo del juicio y la consignación final de ellos al ser enviados al lago de fuego eterno. El abismo no relaciona al castigo de humanos malos. Parece ser un lugar del castigo temporal y encarcelamiento para los ángeles malos.

Según la mitología griega o pagana, de donde la toma Pedro, quienes creen en  la Ilíada, Zeus dice que el Tártaro está «tan abajo del Hades como el cielo está de alto sobre la tierra». Al ser un lugar tan alejado del sol y tan profundo en la tierra, está rodeado por tres capas de noche, que rodean un muro de bronce que a su vez abarca el Tártaro. Es un pozo húmedo, frío y desgraciado hundido en la tenebrosa oscuridad. El Tártaro de 2 P. 2:4 es el mismo que presenta el Evangelio de Lucas, en el cual los demonios no desean ir: «Y le rogaban (a Jesús) que no los mandase ir al abismo» (Lc.8:31). La Biblia da evidencia del lugar exacto en que se encuentra el Abismo o Tártaro, y es por debajo de la superficie de la Tierra, en sus ondas y vastas profundidades. «Tártaros. . . no es Seol o Hades. . . adonde van todos los hombres en su muerte. Ni es donde los malos han de ser consumidos y destruidos, que es la Gehenna.  No es la morada de los hombres en cualquier condición. Se usa sólo aquí,  para los «ángeles que pecaron» (Jd 6).  ». La Biblia confirma que el mismo Satanás será encerrado por mil años en ese oscuro lugar (Ap.20:21-21). [1]Así que, tártado, es el abismo que no es ni el seol ni el hades, sino el lugar donde Dios ha guardado los ángeles caídos (Jd.6) y donde encadenará a Satanás durante 1000 años.  De manera que la posición correcta es la segunda.

4) El Gehenna que se usa 12 veces en el NT ( Mt. 5:22,29-30) para referirse al lugar eterno donde son retribuidos o castigados los malos (Mt. 25:41)  “ese lugar ya ha sido preparado”.  C T Schwarze, tiene una tesis que es un lugar como un lago de fuego ya es conocido por la ciencia hoy. Es válido inferir, por el humo que sube del Pozo del Abismo, que hay fuego con seguridad allí. Se ha determinado que a 70 Kms. de profundidad terrestre existen temperaturas hasta de 1000 grados C. A 250 Kms. de profundidad, se ha estimado temperaturas que alcanzan hasta 1500 grados C. Dicen que existe un cuerpo de materia que tiene forma de lago, fuego líquido y en el cielo hay un lugar que se conoce como “estrellas blancas diminutas o enanas”, pero estas estrellas aumentarán a 5000 tamaños más grande de lo que hoy es por la reducción de la tierra. La temperatura de las estrellas es de 14 a 17 millones de grados centígrados.  Cuando una de estas temperaturas estalla, ayuda a explicar el fenómeno de las estrellas enanas.  Toda materia a tan grande temperatura, se volverá en gas.  Las estrellas enanas jamás se enfrían, y la Biblia dice que el lago de fuego es como un gas de azufre que nunca se apaga.  Hay una consistencia líquida que no puede apagarse.  Según los científicos, este lago de fuego extraño  ha sido preparado y está listo en la actualidad.

En resumen, muchos movimientos niegan la existencia de este lugar basados en el argumento de que un Dios de amor no puede castigar a una persona a un sufrimiento eterno.   Sin embargo, la Biblia confirma la realidad del infierno, lugar donde estarán todos los que no creyeron en Jesús, sufriendo la separación eterna de Dios. Lugar de oscuridad, dolor y sufrimiento porque ya no verán la belleza del cielo, la diversidad de la creación, la hermosura del universo y la indispensable relación con los seres vivientes.  La Biblia dice que será como un lago de fuego con azufre, donde la gente impía sufrirá conscientemente el no haber creído en Jesús.  Serán castigados por su propia voluntad no por decisión de Dios.  Dios no es injusto, es justo y aplica la justicia con rectitud a quienes toman decisiones incorrectas.

¿Está listo para no ir a ese lugar?  ¿Está seguro de tener a Cristo en el corazón?   Hoy tiene la oportunidad.  Según Mt. 24:4, Dios lo ha preparado, “ha sido preparado ya”, significa que existe

 

 

                [1] http://apologista.wordpress.com/2008/04/23/el-tartaro-y-el-infierno-segun-las-santas-escrituras/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s