Tu puedes hacer algo por ellos

Día 326
Apo. 15-16
Dr. Luis Gómez Chávez
Lectura del Nuevo Testamento

Juan está a punto de revelar la visión del juicio de las siete copas.  Antes de hacerlo, a manera de introducción y como un paréntesis entre la visión sorprendente del capítulo 14 y la visión terrible de los capítulos 16 al 18 que corresponde a los juicios finales de la gran tribulación, Juan presenta el capítulo 15.  Cronológicamente, Robert Anderson, afirma que las siete copas corresponden a la séptima trompeta y al séptimo sello, pp.181-183.  Los juicios de la ira de Dios serán derramados sobre los enemigos de Dios (16:1-18:24).  Aunque Ironside prefiere ver el cap.15 y 16 como una visión unida separada a la trompeta siete, p.165.

El v.1 dice: “Vi en el cielo otra señal grande y admirable: siete ángeles con las siete plagas postreras, porque en ellas se consumaba la ira de Dios”.  Plagas o juicios últimos, porque en esta se consuma el juicio contra los enemigos de Dios.  Con estos juicios se termina la gran tribulación y parece que estos juicios principalmente caerán sobre el reino de la bestia, el Anticristo y todos sus seguidores.

En el v.2-4, Juan dice que vió “un mar de vidrio mezclado con fuego y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, sobre la marca y el número de su nombre, de pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios”. Los que cantan el cántico de Moisés, son judíos redimidos que celebran la victoria final de Jesús.  Summer dice que este mar de vidrio se construye por los rayos del sol que se reflejan en el mar, p.243. Aunque podría referirse al mar de cristal del cap.4:6, la trascendencia de Dios.  Es más, la Biblia para todos de lenguaje actual traduce el 4:6 como “vidrio transparente” lo cual facilita la interpretación de que Salomón le construyó un mar de bronce al templo y eso es lo que Juan estaba viendo.

Los versículos 5-8 forman el siguiente párrafo el cual revela más de la visión que Juan está teniendo. Después de lo visto en los vv.1-4, “miré y fue abierto el cielo del santuario del tabernáculo del testimonio”  La visión no describe ni el templo de Salomón ni algún otro, es el tabernáculo en tiempos de Moisés.  Por tal razón el canto entonado, es un cántico de victoria, y es un cántico de Moisés.  Todo esto es una preparación para dar la orden a los siete ángeles que saldrán del tabernáculo para derramar las últimas plagas de juicio contra los enemigos de Jesucristo. Dice Ironside, que estas imágenes nos hacen recordar las promesas y los pactos de Dios con Israel, donde Dios promete castigar a quienes castiguen a Israel (Zac.12:3), p. 169.

¿Cómo están vestidos los siete ángeles? (v.6) a) Como reyes  b) Como profetas c) Como sacerdotes.  En seguida, uno de los cuatro seres vivientes, ¿recuerdan quiénes son? dio a los siete ángeles siete copas de oro llenas de la ira de Dios.  Ironside es de la postura que estos juicios contra las naciones es la respuesta y el cumplimiento mismo a las promesas de Dios en su Palabra.  Pagará a cada quien conforme ellos sembraron.  El pecado amerita castigo y el pecador que no se arrepienta, debe esperar el castigo.  Finalmente, en el v.8, hay toda una expectación en el cielo en el momento que saldrán los ángeles con las siete copas para ser derramadas sobre la tierra, que el tabernáculo se llenó de humo que nadie podía entrar en el templo hasta que se ejecutaran los siete juicios (1 Rey.8:11).  Esto es una preparación para el derramamiento de las siete copas.

Una voz salía del cielo que les decía: “Vayan y vacíen las siete copas que representan el enojo de Dios” (15:1). La orden es más enfática en la traducción que hace Reina Valera-95 “Id y derramad” porque expresa un imperativo.  Aunque algunos sugieren que los juicios de las copas es sólo una repetición de los juicios de las siete trompetas, pero hay algunas diferencias.  Los juicios de los sellos y las trompetas eran llamamientos que Dios hacia a la gente para convertirse a él, pero en las copas es castigo a quienes le rechazaron.  Los juicios en las trompetas eran parciales, mientras que las copas es total. ¿Hay otra diferencia?   Cada copa trae un juicio progresivo hasta llegar a la ciudad imperial para derrotar el imperio romano, lo cual es el final de la guerra de Armagedón.

Usted podrá observar que todo el capitulo 15 está dedicado a describir los juicios que Dios enviará a todos los que no creyeran en él.  Es importante notar que cada juicio iniciado por cada copa, es como una repetición ordenada de las 10 plagas que Dios mismo envió a Faraón para que dejase ir a su pueblo.  En este caso, el juicio de las siete copas está dedicado a los judíos y a las naciones que no han querido doblegar sus vidas a Dios.  Nuevamente, el saber que nosotros su Iglesia no estaremos ahí, sino que solo los judíos y los gentiles que no creyeron en Dios.  Sin embargo, además de la alegra, debemos sentir tristeza, dolor y compasión por los millares de millares que morirán, y todo por tener un corazón testarudo, y por consecuencia, sufrirán todo el peso de la mano de Dios.  Lo mejor es estar agradecidos y orando o hablando a quienes no creen en Jesús todavía.  En fin, tu puedes hacer algo por ellos….comienza hoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s