Un juicio real, y aun no es el fi

Día 325
Apo. 14: 14-20
Dr. Luis Gómez Chávez
Lectura del Nuevo Testamento

Mateo 25 hace referencia a este juicio al final de la tribulación.  Es, por tanto, antes del milenio y muy diferente al juicio del trono blanco.  En este juicio es Jesús el encargado de juzgar.  Dice Summer que el Diablo tiene dos instrumentos que puede usar en la batalla: la primera bestia (Anticristo) y la segunda bestia (falso profeta); y Dios también tiene dos instrumentos que puede usar: el Cordero (que es Cristo) y la hoz, (que es el juicio de Dios). p.237.  Los vv.1-13 se describe al Cordero sobre el monte Sión como la primera fuerza de la justicia de Dios y en los vv.14-20 es la segunda fuerza de la justicia de Dios que pelea contra la fuerza del Diablo o el ejército del mal.  Ironside dice que en este pasaje hay dos juicios: la cosecha, juicio para los justos y la vendimia, juicio para los impíos, p. 164-165.  Mientras que Ray Summer prefiere ver el juicio como un medio para derrotar las fuerzas del mal, p.242.

Primero, en los vv.14-16 con el nombre de la cosecha, Juan usa la figura de la “hoz” como el instrumento conocido para los judíos encargado de cortar y separar entre el trigo y la cizaña o mala hierba (Joel 3:13; Mt.13:39).  Este pasaje presenta el juicio de Dios.  Como primer paso, describamos a Cristo en estos dos textos.  Estaba sentado sobre la nube, semejante al Hijo del Hombre, lleva sobre su cabeza una corona de oro y en la mano una hoz aguda.  Ironside es el de la postura que en esta parte, el simbolismo de echar la hoz  para segar o cosechar tiene la idea de recoger o separar a los justos de los injustos al final de la tribulación y en la misma venida de Cristo como rey.  Esto obliga leer Mateo 25:31-46.  Sin embargo, Summer sugiere que todo es un solo evento de juicio que no busca meramente separa sino terminar con la fuerza del mal comandado por el Diablo y sus aliados.

Ambas opiniones sugieren la realidad de un juicio independientemente del enfoque, si se separa o no. Y aunque se separen o no, el propósito de Cristo es establecer su reino y para lograrlo implica terminar con el poder del diablo y castigar a todos sus seguidores.  Esto sucede cuando el primer ángel le dice que meta la hoz porque la “mies de la tierra está madura”, la hora ha llegado.  ¿Por qué dice que lo más importante es que Cristo viene a iniciar su reino?  El viene como el nuevo rey, trae su corona, viene con poder y con el instrumento para destruir a quienes se oponen (Mt.25:31, 34,40; Apo.14:14).

Segundo, en los vv.17-20 con el nombre de vendimia, otro ángel con una hoz la metió en la tierra para y vendimió la viña de la tierra y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios.  El lagar fue hollado fuera de la ciudad y del lagar salió sangre que llegó hasta los frenos de los caballos en una extensión de 1600  estadios que equivale a unos 300 kilómetros, latitud exacta de todo Palestina, Ironside, p. 165.  El lenguaje sigue siendo de juicio, sólo que es muy diferente al de los vv.14-16.  El primero solo aparta a los justos, pero en este castiga y destruye a los impíos.  Haga una lista de las palabras que expensan un juicio diferente al anterior mencionado.  Por ejemplo, el ángel que ordena meter la hoz tiene poder sobre el fuego, el otro ángel llevaba una hoz aguda, vendimia los racimos, sus uvas maduras, metió las uvas en un gran lagar de la ira de Dios, el lagar fue pisado y salió sangre.  El lenguaje es de juicio, castigo, destrucción, mortandad, guerra final.  Este es el clímax de la guerra de Armagedón.  Según Ironside, la viña es el Israel apóstata, p. 164, o toda la humanidad incrédula.   Muchos judíos están regresando a Palestina, de los cuales, un pequeño grupo será apartado para el Señor y el resto será abandonado para recibir el juicio sin misericordia.

¿Cubrirá la sangre literalmente los 300 kilómetros de la tierra de Palestina?  La idea es que de ese lagar saldrá un río de sangre que correrá y se extenderá por todo este territorio y al punto que cuando un caballo cruce el río, la sangre le llegará hasta sus frenos.  ¿Será esto literal o una figura?  Será una hipérbole o una afirmación.  ¿Cuántos necesitan morir para que corra tanta sangre?  Algunos consideran que esto será literal y otros creen que es una figura y no literal.  Sin embargo, debe tomarse de esto la verdad que es un juicio donde muchos morirán, ya que será una guerra entre el poder del mal contra la justicia de Dios.  La sangre correrá, y hay una exageración pero mantiene una realidad.  Lo que si debemos aprender es que en esos días quienes no crean en Cristo serán enjuiciados, y aún no es el juicio final del gran trono blanco, aún estarán pendientes del castigo eterno.

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Un juicio real, y aun no es el fi

  1. ¿Puede imaginarse cómo será el juicio final con tan solo observar lo que pasara en este juicio al final de la Gran Tribulación? Con todo, la mano de Dios está extendida y dispuesta a dar amor a todo el que hoy mismo decida creer en Jesús como único salvador. Solo así evitara pasar por este sufrimiento del juicio. La paciencia, la misericordia y el amor de Dios es grande, sin embargo, tienen su final, y este un día llegara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s