La rebeldía nunca es buena compañera

Día 308

Apo. 8:6-7.

Dr. Luis Gómez Chávez

Lectura del Nuevo Testamento

             Las siete trompetas  son utilizadas para responder el juicio progresivo.  Estos juicios garantizan la venida de Cristo.  El rey esta pronto a venir, las trompetas suenan. ¿Qué significan las trompetas?  Son un aviso de que el rey y el juicio ya vienen. El sonido es un llamamiento para que los inicuos se arrepientan de sus pecados. Las primeras cuatro trompetas traerán calamidades sobre la naturaleza y destruirá parcialmente al mundo.  Según la gente de este tiempo, la naturaleza de divide en cuatro partes: tierra, mar, ríos y cuerpos celestes.

Ray Summer, p. 206 dice que estos juicios “deben considerarse como simbólicos y no literales, de lo contrario quedará toda la tierra destruida”.  Esta es una advertencia de que los juicios venideros son dirigidos a los incrédulos.  La trompeta es un emblema de guerra, siempre que suena es para avisar el inicio de esta.

El primer ángel sonó la trompeta.  Entonces salió granizo con fuego y sangre lo cual cayó  sobre un tercio de los árboles y la hierba verde.  El resultado fue que se quemó la hierba y los árboles como resultado del granizo.   Esto no es difícil de entender porque ya hemos visto caer granizo en cantidades y lo fuerte del hielo quema, chamusca la hierba y hasta los árboles.   ¿Podía hacer daño a la gente que vivía en esta parte de la tierra? ¿Cuál parte de  la tierra sería?

Ironside dice que en la Biblia se usa mucho hierba y árbol para compararlo con el hombre (Jn. 15:3; Is. 40:6).  Por lo tanto, el primer juicio recae sobre la tercera parte de las personas por rechazar el evangelio, p. 97. Mientras que Malgo cita a Joél 2:30 como una profecía en cumplimiento.  Ya antes había pasado algo semejante (Ex. 9:23’26).  Este juicio vino por la rebeldía de Israel y nuevamente vendrá por rechazar a Jesucristo.

Según el 8:7, una tercera parte de la humanidad será quemada, sin embargo Win Malgo dice que la tercera parte de la vegetación es la quemada: árboles y hierba., p. 172.   Finalmente Charles Ryrie apoya la postura de que son juicios literales y desbastará    la vegetación para alterar las condiciones climatológicas, p. 136.

En conclusión, no es difícil creer que Dios envíe granizo y fuego sobre la tierra pues ya lo ha hecho antes.   Además, no es las personas a las que destruye como prioridad sino el medio ambiente para hacer más difícil la sobrevivencia y sientan el dolor por el rechazo.  Con todo, Dios sigue dando oportunidad para el arrepentimiento.  El rechazo o la rebeldía de la humanidad es lo que causa el juicio de Dios venga; es la justicia de Dios puesta en marcha.   Con todo, hay otro aspecto hermoso de Dios siempre que enviara juicio contra los rebeldes; es el amor, porque siempre está dando oportunidad para que se arrepienta. Toda persona, veámoslo o no, todos tienen una oportunidad de creer en Jesús o rechazarlo antes de morir, porque Dios es justo.

El amor de Dios tiene dos caras: justicia que trae juicio o castigo por no hacer lo que es correcto, y amor que es el perdón que Dios da cuando una persona cree en Jesús y decide vivir para hacer lo que es correcto.     Nuestra tarea es dar a conocer los dos lados del amor de Dios.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s