Efectos del poder de Dios

Día 304

Apo. 6:12-17

Dr. Luis Gómez Chávez

Lectura del Nuevo Testamento

Efectos del terremoto al abrir el sello seis: El sol se oscurece. La luna se torna como fuego. Las estrellas caen sobre la tierra (v.13) Aquí se usa la preposición eis “al lado”. Los cielos se enrollan como un pergamino (v.14). Los montes y las islas son removidas (v.14b).  La gente desea morir (v.15-17).

Imagínese un ocaso o en la perfilación del sol con la luna como sucedió en el eclipse de 1992 pero a la inversa porque la fuerza del sol cayó sobre la luna para convertirse en color rojo.  Cuando el sol envía los rayos de ocaso son de ese color y los envía a la luna que está saliendo, lo cual puede explicarse razonablemente.  Sin embargo, debe verse todo esto como la acción de Dios, acción portentosa.   En fin, el sol oscuro, la luna color de sangre hacen que la gente sienta terror ya que son fenómenos que se dan simultáneamente al terremoto.

Toda persona sabe claramente que una estrella es más grande que el planeta tierra y que si una estrella, por más pequeña que sea, destruye la tierra en su totalidad.  Así que, ¿son estrellas literales las que caen sobre la tierra o es otra cosa?  Unas personas sugieren que son meteoros.  Otros creen que solo es un lenguaje científico.   Un tercer grupo comandado por Clark Adam dicen que se refiere a la caída de los dioses, semidioses y héroes del imperio romano-pagano.  Según, Adam, es la caída de la fuerza pagana de los romanos.   La cuarta posición es que no cayeron sobre la tierra sino en el espacio en dirección de la tierra.  Ironside dice que es la caída de los líderes de la tierra.

La conclusión a la que se llega en cuanto a la caída de las estrellas es que pueden ser meteoros que caen sobre la tierra los cuales no son capaces de destruirla lo cual no es difícil de entender.  Sin embargo, la posición que son estrellas literales es aceptable, pero que estas no caen en la tierra.  La estructura del griego contempla la idea de que las estrellas literales chocan en el espacio o Dios hace que se pierdan en el universo, ya que la preposición s de posición puede significar “sobre, en, encima” sugiriendo que las estrellas caen “al lado de”.

                 La oración en este caso v.14, usa nuevamente la palabra “como” la cual introduce una figura de lenguaje llamada “comparación” o “símil”.  Juan ve tal fenómeno y lo compara con un lenguaje que era  conocido para él.  Los vientos soplaban de los cuatro puntos cardinales, que parecía que el cielo, el que nosotros vemos o los dos que no vemos.  Pensando en ello, es mejor, lógico y legítimo que se refiere al cielo que nosotros alcanzamos a ver, el cielo de las nubes, la atmósfera visible para los humanos el cual se enrolla como un libro o pergamino.  Las nubes cuando hay viento fuerte, lo que acompañan al terremoto, se mueven a grandes velocidades formando figuras, capas uniformes  y disciplinadas que Juan las compara con un pergaminos que se enrolla pero que de pronto de desvanece.

Para completar la figura del cielo enrollado o desvanecido como un pergamino, se necesita aclarar que la palabra que Juan utiliza es que se traduce como “cielo” “el cielo”.   Generalmente esta palabra es usada para referirse al cielo que no es el de Dios.  De manera que, el cielo que se desvanece ante nuestros ojos, que corresponde a las nubes, el espacio, nubes que se mueven y desaparecen con rapidez.  Además, el verbo, “se desvanece”  es recibir, tener todo ya, recuperar, que da la idea de que Dios como el Creador de todo comienza a recuperar, recibir y juntar todo lo que le pertenece.

Las personas de todo nivel social desearán morir (v.15-17). El cambio de la luz del sol y la luna, la desaparición del cielo visible, la caída de las estrellas en dirección de la tierra, los vientos fuertes, las nuevas ubicaciones de las islas y de los montes y la destrucción y turbación que causará el terremoto por el conjunto de movimientos simultáneos, hará que toda criatura de la tierra sienta miedo.  Todos, grandes y pequeños, ricos y pobres, reconocerán que “el gran día del Señor” ha llegado y que es mejor morir de muerte violenta y rápida en vez de presentarse delante del Dios todopoderoso y experimentar su ira.    Sabedores de lo que será el día del Señor, dicen: ¿Quién podrá sostenerse en pie delante de Dios? ¿Quién podrá sostenerse firme ante todo lo que sucederá.

Sin embargo, no es el fin porque falta mucho dolor por venir.  Esto solo es el inicio y sabedores de ello, prefieren y buscan morir.   Claman a las rocas, montes, abismos que los maten, pero esto lo decide Dios.   Para el incrédulo, estar delante de Dios será para castigo eterno.  Para el cristiano, será felicidad eterna, verlo cara a cara será lo mejor, pero para ellos lo peor.  Esto es lo que sucederá en el futuro, y lo mejor es tomar la decisión de fe por Cristo hoy para no ser llevados al juicio de la tribulación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s