LO QUE DIOS BUSCA DE TI

Dr. Luis Gómez Chávez

El pueblo de Israel no honró a Dios con la ofrenda  de adoración  Isaías 1:3-4,  a)  Por el poco conocimiento de Dios  b) Por dejar a Jehová  c) Por provocar a ira al santo de Israel. Ponga atención al proceso de debilitamiento de la fe del pueblo o proceso de crecimiento de la incredulidad a causa de no conocer a Dios, por alejarse de Dios y por su mal comportamiento. Todo esto es el fruto de un corazón sucio, sin relación con Dios.  Cuando nos comportamos de esta manera hacemos que Dios se duela en su corazón.

¿Cuál es el resultado de no conocer a Dios, de alejarse de él,  y de comportarse como no cristianos? (v.5-9)   Primero, Dios les promete castigo (v.5) ¿Por qué queréis ser castigados aún?  ¿Todavía os rebelareis?  Segundo, su condición espiritual es un desastre que incrementa el castigo en el presente y el futuro (v.5-9).  Toda la cabeza está enferma, y todo el corazón dolido, no hay nada sano en su cuerpo, sino herida, hinchazón, podrida llaga. Este lenguaje se refiere a la condición espiritual en que esta el pueblo de Israel lo cual imposibilita ofrecer adoración que honre a Dios, y a pesar de esto se atreven a hacerlo, son hipócritas, falsos, deshonestos, es solo religiosidad.

Entonces, ¿Qué es lo que Dios busca de nuestra adoración?   La adoración es algo más que lo que usted se imagina, y es tan sencilla que todos podemos ofrecer la mejor adoración a Dios, porque no se basa en la cantidad, en la manera de a hacerlo o en el horario,  ni en el  lugar, sino en la clase de vida que tenemos delante de Dios (Ro. 12:1-2).  Dios ve el corazón, Dios busca buena relación con él y con los demás, Dios busca santidad, vidas apartadas. Eso es lo que el pueblo de Israel no había entendido o simplemente lo había equivocado y por esta razón el profeta Isaías se los hace ver en los capítulos 1 al 3.  La adoración que Dios busca no consiste en lo que traemos, ni en la manera como lo damos; Dios ve primeramente el corazón antes que la ofrenda.

Este enfoque es lo que han cambiado los promotores de la teología de la prosperidad, y muchos de nosotros los pastores o líderes de las iglesias. Estamos ofreciendo ministerios, cargos dentro de la iglesia, privilegios  a cambio de las ofrendas que traen, a por parentesco o dinastía de familias, o preferencia por amistad, lo cual no es ni ético, ni íntegro. Las personas que traen más, que están dotadas por más dones y habilidades, quienes son más allegados a la iglesia, los que tienen más tiempo de estar en la iglesia, los que con facilidad se pueden ir de la iglesia, aquellos que con poco se resientes; a estas personas tratamos de congraciar dándoles o manteniéndolos en el ministerio en vez de complacer a Dios. Muchos de los pastores nos hemos vuelto tan tolerantes, que ofrecemos los púlpitos, los servicios a Dios sin percatarnos de que lo que Dios está buscando es la calidad de vida, el corazón limpio, vidas obedientes, santas y en buena relación con Dios.

 

Lo bueno de todo esto es que la aprobación a nuestra adoración la da Dios no los hombres.   Es posible que alguien te ha dicho que no sabes cantar o tu ya te distes cuenta que eres desafinado (a), no te preocupes, que eso no es lo que busca Dios.  Tal vez te sientes triste porque nunca te invitan a ser parte del ministerio de la alabanza, o de la enseñanza, o de la visitación, de la consejería, del diaconado y crees que Dios a otros los escucha más; no es cierto. El privilegio, el ministerio, el cargo, el lugar, la forma, la cantidad y la frecuencia no hace la calidad de la ofrenda, sino tu vida, tu corazón, cuan honesto (a), sincero (a) eres cuando vienes a la casa de Dios, y adoras a Dios con lo que tienes, tu vida, con lo que puedes, con tu vida, y te esfuerzas por presentarte  en santidad y buena relación con Dios y los demás cada vez que ofreces adoración a Dios.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s