Esfuérzate por estar cerca de Dios

Día 271

2 Pe. 2:1-8

Dr. Luis Gómez Chávez

Lectura del Nuevo Testamento

Es interesante saber que en el Antiguo Testamento  ninguna  persona podía ver cara a cara a Dios y mucho menos acercarse a él porque moría.  Dios había escogido a ciertas personas para que llegasen  lo más cerca a él, como el Sumo Sacerdote que una vez al año entraba hasta el lugar santísimo.   También había escogido personas para que cargasen el arca del pacto, y si una persona ajena se acercaba o la tocaba, de inmediato moría.   O sea que llegar al lugar santo del tabernáculo o del templo era una enorme experiencia de acercamiento a Dios, pues estaban bajo la nube de la presencia de Dios.

Las cosas cambian en el Nuevo Testamento, porque en el momento en que Jesús muere, el velo que dividía el templo se rasgo desde arriba hasta abajo quitando la división entre el lugar santo y el lugar santísimo.   Significa que toda persona que estuviera en buena comunión y relación con Dios ya podía entrar hasta el lugar santísimo y no morir.   La experiencia de estar cerca de Dios es lo más gratificante que hay.   Todos los judíos que asistían al templo, deseaban estar dentro del templo, pero David declara que un día en su presencia valía más que 10 000 fuera.

Hoy, todos podemos vivir cerca de Dios y ese es Su deseo.   Sin embargo, tanto en el AT como en el NT había requisitos o condiciones que cumplir.  Todo se resume en tener buena comunión por medio de tener una vida limpia de pecado.  Al leer 1 Pedro 2:1-3 vemos que antes que se nos invite a acercarnos a Dios se nos pide desechar  toda clase de pecado que impida llegar cerca de Dios y desear alimentarse de la Palabra.   Esa es la razón porque nadie podía acercarse a Dios, porque la santidad de Dios no tolera el pecado, pero cuando un pecador pide perdón por sus pecados, nuevamente, Dios le permite acercase a él  para disfrutar de la paz, deleite, lo hermoso de estar cerca de él.

¿Hay algunas cosas que nos impidan hoy acercarnos a Dios?  Dios ha hecho fáciles las cosas para vivir cerca de él.  Primero porque ya nos perdonó todos los pecados pasados, presentes y futuros.  Quiere decir que mientras estemos en la tierra siempre cometeremos pecados por ser humanos.  Claro eso no debe dar un espíritu de conformismo y de libertinaje para pecar, pues hay otra gran verdad, el pecado siempre tiene su propia consecuencia, porque Dios es justo, y paga a cada uno según sea su obrar.  Segundo, así que, si deseamos mantener comunión con Dios, debemos pedir perdón por cada pecado, y esforzarnos por pecar menos.

El apóstol Pedro dice, desecha toda malicia, engaño, hipocresía, envidia y difamaciones. Significa reconocer que hemos pecado, pedir perdón por estos, y esforzarse por no seguir haciéndolos.  Desear la Palabra para crecer espiritualmente.  La mejor manera para dejar de hacer lo malo es alimentándonos de la palabra, saturando la mente y el corazón con la Palabra bendita de Dios.  Esta no solo alimenta, sino que ayuda a seguir creciendo en la relación con Dios.    La manera de acercarnos a Dios cada día es por medio de mantenernos limpios delante de él, y por medio de conocerlo cada día más por medio de su Palabra.   El reto es a esforzarnos cada día por estar en buena comunión con Dios, eso le honra a él, y  da satisfacción a nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s