La unidad y el dedo de Dios

Dr. Luis Gómez Chávez

Hace unos años, el famoso jugador argentino, Diego Maradona hizo un gol en el mundial el cual fue considerado como el gol de la mano de Dios, porque lo hizo con su mano, y fue validado.  Hay un texto en la Biblia donde se nos reta a estar en unidad para que la mano de Dios nos ayude a hacer lo que él mismo nos ha ordenado hacer.  Me refiero a Deuteronomio 32:30 el cual dice: “¿Cómo podría perseguir uno a mil, Y dos hacer huir a diez mil, si su Roca no los hubiese vendido, Y Jehová no los hubiera entregado?”

En este inicio de semana, es saludable y beneficioso que usted comience tomando dos elementos necesarios para  crecer y triunfar.  Basados a Hechos 2:1-13 y Deuteronomio 32:30, la unidad y la ayuda de Dios es lo que nos permitirá hacer todo aquello que nos proponemos si estos agrada a Dios, contribuye a su crecimiento espiritual, beneficia  a su familia, a la obra de Dios.

La matemática enseña que 1 más 1 son 2 y que 2 por 2 son 4.   Sin embargo, la matemática de Dios en la Biblia es un poco diferente.  Por ejemplo, refiriéndose al matrimonio dice que 1 más 1 es igual  a 1 (Ge. 2:24) y en contexto de guerra  uno es capaz de perseguir a mildos hacer huir a 10,000.  La matemática diría que dos son capaces de hacer huir a 2,000 a lo sumo a 4,000, pero no a 10,000.

La lección de la semana es que en la unidad la fuerza se eleva a una décima potencia porque tiene como fundamento de la ayuda de Dios. La unidad aprovecha las virtudes de todos por igual y no se detiene para cuestionar los defectos  porque solo ve una meta final a alcanzar.   En la unidad creada, alimentada y monitoreada por el Espíritu Santo, todos nos pertenecemos y nos necesitamos.   Quiere decir, que en una iglesia, todo miembro independiente de todo, es importante para Dios y para la obra.

Piense en este día que en cualquier grupo en que esté, la unidad es un ambiente no solo espiritual, pero cuando es el Espíritu el que la sostiene y monitorea, no hay fuerza en la tierra que la destruya.    Cuando estamos unidos, demos  por hecho que los sueños, los proyectos, los planes, los anhelos basados en la Biblia y no en sus intereses, todos y cada uno se cumplirán. El cristiano sabio, maduro y autentico es aquel que sabe que Dios es el dueño de todo y que vivir en unidad y contentamiento es lo mejor para cumplir el deseo de Dios.  Cuando estamos en unidad  en cualquier círculo o grupo, la ayuda de Dios allí estará.   “Cuando dos se reúnen en su nombre, Dios los bendice, es una reunión en mutuo acuerdo, en unidad”.

          ¿Puede hacer esta oración con migo?   “Señor, gracias por que todos los días,  tú nos amas, enseñas, exhortas y nos retas por medio del Espíritu Santo a esforzarnos a vivir en unidad para crecer y vencer.   Reconozco que como iglesia te hemos limitado el espacio para la operación de tu obra entre nosotros.  Así que, para no cometer el error de abusar de ti al tratar de subordinarte a nuestros intereses, ambiciones, caprichos y legalismos, te pedimos perdón y te rogamos que nos ilumines para volver a la Biblia y encontrar en ella la mejor manera de tratarte.  En el nombre de Jesús, mi salvador amado, amén”.   

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s