Lo que solo Dios puede hacer

Día 220

Filemón

Dr. Luis Gómez Chávez

Lectura del Nuevo Testamento

 

¿Puede un asesino ser recibido con toda libertad en una iglesia solo porque Dios lo ha perdonado?  ¿Puede un ladrón ser perdonado y después llegar a ser una persona digna de confianza?   ¿Puede un ladrón profesional que se convierte a Cristo llegar a ser el tesorero de una iglesia y estar libre de dudas?    Parece que Onésimo, fue esclavo de Filemón, pero por haberle robado, Filemón lo envió a la cárcel.  Alguien ha dicho que el que le gusta agarrar lo ajeno, jamás deja de ser ladrón y se le quita la maña de robar.  Todos estos pueden ser solo mitos, porque la Biblia dice que si alguno esta en Cristo, cree en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, y he aquí, todas las cosas son hechas nuevas.  ¿Cree usted esto que dice Pablo en 2 Co. 5:17?  ¿Cuánto tiempo tomara un ladrón convertido a Cristo para dejar de agarrar lo que no le corresponde?

Bueno, lo que deseo remarcar es el cambio que Dios hace en las personas que deciden creerle a Dios Su Palabra y aceptar que solo en Jesús hay salvación, lo cual significa no solo perdón de pecados, sino transformación de vida hasta ser una nueva criatura en toda su forma de vivir.   Sin embargo, algo se debe establecer con mucha claridad, que si un ladrón condenado a 10 años en cárcel, y  estando en prisión escucha el evangelio, y el Espíritu lo convence de su pecado, del juicio y de la necesidad de creer en Jesús y lo hace; la Biblia dice que sus pecados, todos sus pecados del pasado que lo condenaban le son perdonados.   Con todo, tendrá que seguir purgando la condena en la cárcel, ya como cristiano, pero debe cumplir el castigo como consecuencia de su delito.   Claro está, que ahora por ser nueva criatura, lo más seguro es que por su buen comportamiento, los 10 años pueden serle reducidos hasta cinco.   Jamás una persona será absuelta de su condena solo por que acepta a Cristo como salvador personal.

Onésimo, salió de la cárcel, perdonado por Dios, y perdonado por Filemón, pero tuvo que seguir un tiempo más en la cárcel por su delito de robo.   Este cambio de vida, solo lo puede hacer Dios.  Ahora, Filemón recibirá a Onésimo ya no como su esclavo sino como hermano en Cristo, con un trato de igualdad.  ¿Será que Filemón confiara en Onésimo como antes lo hacía, sabiendo que antes fue un ladrón?   Cuando una persona viene a Cristo, sus pecados le son perdonados delante de Dios, pero en el caso del record criminal de Onésimo, jamás se borrara el hecho de que estuvo en la cárcel por robo, aunque ya no sea ladrón.

Las leyes de Los Estados Unidos obliga a toda persona a decir la verdad a cerca de su record criminal en cada vez que se lo exijan.   Y si en alguna ocasión, justa o injusta, por descuido por una simple falta de transito es arrestado, desde ese día hasta el final de sus días, tendrá que declarar que fue arrestado, y en su record estar marcado, aunque llegue a ser un pastor, un misionero, un teólogo, o un maestro de Biblia.  Claro, ya no lo verán como criminal, pero si sabrán que un día hizo algo que lo marco como criminal.     ¿Hay algo imposible para Dios?  Dios puede cambiar a toda persona no importa el pecado que haya cometido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s