Valora tu salvación

Día 193

Fil. 2

Dr. Luis Gómez Chávez

Lectura del Nuevo Testamento

Esta frase del v. 12 de este capítulo 2 de Filipenses, “Ocupaos de vuestra salvación con temor y temblor” puede ser encontrada en Hebreos 2.   Cuando esta frase no recibe una interpretación adecuada,  fácilmente se puede enseñar que la salvación se obtiene por las obras del hombre y no solamente por la obra de Cristo, o que esta se pierde.   Tal doctrina es muy común entre las iglesias que interpretan  la Biblia con el método alegórico.

Significado de la salvación para nosotros.-  Es el acto en el cual somos declarados absueltos de la culpabilidad que nos condenaba eternamente por causa del pecado, y somos para restablecidos en la comunión y relación con Dios (Ro. 5:1).   Es  vivir en paz y comunión con Dios por medio del perdón de pecados. Es tener a Cristo como Salvador personal, y constituidos en hijos de Dios en Cristo (Jn. 1:11-12, 3:16, 36, 2 Co. 2.17; Ef. 2.2, 4).

La salvación es un regalo de Dios por medio de Cristo (Ef. 2:8-9), que no termina nunca porque esta es segura (1 Pe. 1:3-6), se basa en la promesa de Dios (Ro. 8:29-30, 33-39). La seguridad de salvación depende de la certeza de las promesas de Dios y de la seguridad de que el individuo se ha entregado a Cristo pon fe confiando en que El cumplirá estas promesas. La persona que se ha entregado de este modo puede descansan en que la fidelidad de Dios, que no puede mentir, cumplirá su promesa de salvar al creyente par su divino poder y gracia.

Por su valor gratuito y eterno el regalo de la salvación, debe ser cuidado, atendido, apreciado y valorado.   En Hebreos 2 el v.1. “Por tanto”, después de saber que Jesús es la Revelación final de Dios, y concluir que él es superior a los profetas y los ángeles, pongamos mucha atención al mensaje más importante para el ser humano, la salvación de sus vidas.

“atendamos”  con diligencia, el mensaje de salvación: a) porque quienes rechazan a Jesús y no lo creen como Salvador de sus vidas serán castigados eternamente. b) Porque dicho mensaje de salvación ya fue anunciado (Heb 1:1-2. 2:1. 2:3), aun por el mismo Jesús, fue confirmado por sus discípulos y respaldado por el Espíritu Santo, y quienes lo recibieron, tienen un tesoro en vasos de barro.  Es lo mejor que Dios nos ha dado, por lo cual debemos valorar, apreciar, disfrutar y no descuidar.

“no sea que deslicemos” “arrastrados” cosa que no tiene que ver con pérdida de salvación sino ser engañados por no cuidar y obedecer lo que se nos ha ordenado, exponiéndonos a la disciplina de Dios como consecuencia.   ¿Qué ideas naturales vienen a su mente después de leer estos versículos?  Esa es la razón por la cual se debe tener un concepto adecuado del significado de la salvación para no llegar a tener una inadecuada concepción acerca del tema.  De inmediato, se puede concluir que la salvación se pierde si no la cuidamos, más cuando leemos los v.2-4.

El v. 2 inicia con “Si” que es un condicional de tercera clase, que en este caso pone de ejemplo el pasado cuando fue presentada la palabra por los ángeles, y toda desobediencia o trasgresión recibió retribución (castigo).  Hace referencia a la experiencia no solo del pueblo judío, sino de los ángeles que rebelaron (Jd. 6), fueron castigados.   Este ejemplo nos enseña que por el hecho de ser ángeles, pueblo de Dios, hijos de Dios, no estamos libres de la disciplina de la llamada de atención cuando desobedecemos a Dios y su palabra.

                  La pregunta del versículo 3 si se interpreta tomando en cuenta  el significado de la doctrina de la Salvación en toda la Biblia, y el carácter perfecto de Dios quien ha hecho la promesa de la vida eterna a todo el que cree en Jesús (Jn. 3:16,36) debe entenderse de la siguiente manera: ¿Cómo escaparemos nosotros (de la disciplina de Dios), si descuidados (si no apreciamos), una salvación (un regalo) tan grande?  Vuelva a leer 1:1-3, unido con 1 Juan 1:1-4 y finalmente el 2:3-4.

En fin, La salvación es un regalo (don) de Dios que debe ser atendida, cuidada y apreciada con esmero (Ef.2:8-9). Para el no cristiano, el no poner atención a este mensaje de la salvación, al regalo de la salvación que ha sido predicado desde Adán y Eva hasta nuestros días de diferentes formas, por los profetas, los ángeles, y por el mismo Jesús, no pueden escapar del castigo eterno, pues el único pecado imperdonable es la incredulidad.    Para el cristiano, el no atender, valorar, apreciar, y disfrutar ese regalo tan grande y bello de la salvación, significa que estamos en desobediencia y nos exponemos a la llamada de atención que Dios con todo derecho nos puede hacer.

Lo menos que podemos hacer los hijos de Dios, ante el regalo eterno de la salvación, es vivir agradecidos con él y dedicados a expandir ese mismo mensaje de salvación a quienes aun no lo han escuchado.  Cuando descuidamos nuestra relación con Dios, perdemos  beneficios  como la paz, armonía, felicidad, relaciones fraternales, contentamiento, satisfacción en la vida, y prosperidad integral.  La salvación viene de Dios, quita la condenación del hombre y otorga vida eterna con Cristo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s