Técnicas para triunfar

Génesis 37-45

Introducción

Características de los triunfadores:    Las personas que se han destacado por su grandeza, aquellos a que nos referimos anteponiendo el adjetivo “gran”: un gran político, una gran artista, etc., siempre han puesto pasión en lo que han hecho. No se alcanza la grandeza sin la pasión por ser y hacer algo grande.

Todos han demostrado tener fe en lo que eran y en lo que podían llegar a ser. Una fe inquebrantable en el propio valor y en el propio destino ha sido una de sus características. Todos han sabido comprender el valor de la estrategia. Ellos han sabido manejar sus recursos, no los han desconocido ni los han despilfarrado.

Han manifestado tener claridad de valores. Para mantener una constancia en la acción es muy importante tener en claro qué es lo importante para uno, qué es lo que vale la pena. Los valores son sistemas de creencias que nos permiten juzgar lo que está bien o mal.

En todos ellos ha estado presente la energía. Han tenido capacidad para establecer relaciones personales, a lo cual se denomina poder de adhesión. Como complemento y sustento de todo esto, han demostrado tener capacidad de comunicación consigo mismos y con los demás.

En resumen, el estudio de las vidas célebres demuestra que el éxito se consigue sabiendo lo que se quiere y estando dispuesto a pagar el precio que ello demanda.

Hay personas que han llegado a la cima del éxito por medio de trampas y juegos sucios, pero hay otras personas que han alcanzado sus sueño a puro esfuerzo personal.  Ningún sueño vale más que ver a Dios con una sonrisa de satisfacción en señal de que aprueba nuestro trabajo.  Un verdadero campeón  es el que desobedece a  Satanás, el que huye ante la tentación y perdona aun cuando le han hecho mal.

  1. Ser un soñador (Ge. 37)

1.1.  Trasfondo de la realidad

José era de 17 años de edad, recién entrado a la juventud, menor de edad,  aun no maduro emocionalmente.  Sin embargo, ya es responsable, es pastor de ovejas, sabia llevarse con sus hermanos y medios hermanos.   Además, por algo debe ser, pero es el hijo de confianza de su padre Jacob, pues él se encargaba de dar informe de lo que hacían sus hermanos, un capataz.    Lo que causo un poco de rabia, celo, y envidia en sus hermanos hasta convertirse en odio hacia José, fue en parte causado por su mismo padre quien amaba mas a José que al resto de sus hermanos, por el trabajo que le había confiado, y lo vestía mejor que a ellos (v.1-3).

Advertencia:   No haga favoritismo entre sus hijos, todos son diferentes, todos son especiales, todos merecen el mismo amor aunque demostrado de diferente manera, pero cuidado con el síndrome del favoritismo, porque esto no solo lastima, es incorrecto, sino que promueve la separación y la rivalidad.

        1.2.  Carácter de un soñador: cuenta su sueño a pesar de… (V.5-11)

¿Qué es un sueño?  ¿Qué opiniones hay hoy acerca de los sueños?

a. Los sueños de José (v.5) (v.9)

b. El significado de los sueños de José (v.10b) (42:9,21) (43:26,28) (44:14, 18b)

1.3. El costo de ser un soñador: mantiene su sueño a pesar de…  (V.12-36)

Para triunfar en la vida se necesita tener sueños, ilusiones, proyecciones, metas, objetivos y planes a seguir  manteniéndolos  frescos, vigentes, actualizados en la mente y en el corazón a pesar de las oposiciones y obstáculos que  puedan venir.

a. La oposición interna (la reacción de sus hermanos y de su padre) (v.8, 11,10)

b. Los planes de sus hermanos: matarlo (v.18, 22,24), o venderlo (v.25, 27, 28,36)

Aplicación: Cuando se está seguro de un sueño, nada podrá impedir que se siga soñando.   Ilustración: Mi sueño era sacar una maestría y un doctorado, y comenzar un instituto bíblico en USA, el sueño comenzó en el año 1994 y se cumplió a los 10 años (maestría) y a los 15 (doctorado), y hoy tenemos la ACEI.  ¿Qué cosas han intentado troncar nuestros sueños?  Si tienes un sueño, mantente firme hasta alcanzarlo y no dejes que nada ni nadie te lo arrebate; mantente soñando.

  1. Tener valores de alto nivel (39

         Los expertos lo dice y yo lo sostengo que una buena proyección tanto personal como empresarial o eclesial debe tener  valores de alto nivel como base que la sostengan e identifiquen o la monitoreen.  La grandeza de una persona o de una iglesia no se mide por lo tiene, o por lo que puede hacer, sino por lo que es, lo que le identifica, y lo que lo acredita; eso es los valores que sostienen su vida.

2.1. Temor a Dios (39)

Estoy convencido que el valor de los valores es el temor en/hacia Jehová.   El temor acá puede entenderse como amor, reverencia, respeto y temor de no hacer lo que va en contra de Dios.   Es recordar que el Dios santo está dentro de nuestro corazón y que es la garantía de nuestra prosperidad integral.   Vivir bajo el temor de Dios es depender de él aun en las tentaciones más desafiantes de la vida. El temor de Jehová da sabiduría, dirección y discernimiento en las circunstancias difíciles.   Por ejemplo, José, podría estar decepcionado por lo que le ha pasado, resentido con sus hermanos, deprimido por la clase de vida que le ha tocado.   Pruebas del temor que siente José por Jehová: “Yo temo a Jehová” 42:18.

a. Jehová aprueba lo que hace José (v.2, 5ª, 21 ,23b, 41: 52, 42:18) Buena relación.

b. José entendió el plan de Dios por medio del temor y la obediencia (42:21,43:23, 44:17)

c. José respeta a Potifar y a su mujer (v.6b, 7, 9,12) Buena convicción.

       2.2.  Lealtad hacia sus superiores (39:9-12)

Este es un asunto fundamental para alguien que desea triunfar en esta vida, aprender a reconocer la autoridad superior y someterse a esta con contentamiento, voluntad, alegría y seguridad.   José reconoció tres niveles de autoridad por las que no pudo desobedecerlas: la superior, la de Dios, la intermedia, la que Dios establece, a Potifar que es una autoridad delegada por Dios sobre José.  Por último, quien representa la autoridad delegada a la esposa de Potifar. Las tres deben ser obedecidas con la misma actitud, respeto, obediencia, y lealtad, etc., ante la tentación más desafiante que uno puede tener. 

           Principios:   Lo que lo mantuvo fiel en tan alta posición fue el temor a Dios.

* La posición de José en el palacio no desfiguró ni elimino su propia identidad como hebrero, judío, israelita, hijo de Jacob y como hermano (41:23)

* La posición de grandeza no aniquilo ni eliminó su afecto, su relación de amor hacia su familia y su pueblo (43:23, 44:17,45:2)

*  Su posición de fama, poder, honor y autoridad no sustituyó a Dios, a su padre y a sus hermanos, pues demostró dependencia, confianza, respeto y santidad al reconocer públicamente el plan de Dios (45:1-19).

2.3.  Principio del perdón  (39:20)

No olvide el espiral ascendente en la vida de José que está llevando a cumplir sus sueños.  Contempla paradojas ilógicas para la mente común-humana, pero lógicas cuando estas se ven como un todo y desde la perspectiva de Dios.   Sin embargo, mucho del cumplimiento de los sueños de José, no solo es porque Dios lo está ayudando, sino porque él se está esforzando al mantenerse sin pecar para agradar a su patrón en el cielo y a su patrón en la tierra.

Sin embargo, hay otro valor que lleva a José hasta la cumbre del triunfo, es la capacidad que tiene para perdonar.   Ahora José es de 30 años de edad, más maduro, y formal (41:46).

a. Perdona a todos los que sin investigar nada, lo castigan injustamente (39:20)

b. Perdona a sus hermanos, quienes le hicieron toda clase de mal (42:10-11,21, 43:30)

La estrategia de José nunca fue la de purgar a sus hermanos, mucho menos vengarse por todo lo que le hicieron.   Al contrario, él no solo está preparando a sus hermanos para el reencuentro familiar sino que también está preparando el terreno para el cambio de residencia que pronto tendrán.  Hacer esto, significa que  José ha perdonado  de todo corazón a sus hermanos lo que significa que él asumió su deuda para librarlos de toda culpa (42:21, 43:30).

*   Perdonar a los que nos hacen mal es más fácil cuando hemos entendido el plan de Dios (nuestro sueño), y estamos en sintonía con su voluntad (45:1-8).

Conclusión

       Todos deseamos ser triunfadores, pero solo lo logran aquellos que tienen sueños, ilusiones, proyectos, planes y metas, y luchan, se esfuerzan y trabajan para alcanzarlos basado en valores de alto nivel como: el temor a Dios, la lealtad hacia los demás, y la capacidad de perdonar a los demás con tal de vivir en paz.

¿Quiere ser un triunfador en los negocios, en el trabajo, en el hogar, en los estudios, en el matrimonio, ministerio, la iglesia y aun en el noviazgo? Primero elabore un plan  basado en los anhelos, deseos y voluntad de Dios y luego ejecute dicho plan basado en valores de alto nivel tales como: el temor a Dios (ame a Dios por sobre todas las cosas), la lealtad hacia todos (respete a todos, no importa su posición y sea fiel a sus convicciones), y perdone a todos, incluyendo a los que se oponen.

¿Quiere hoy mismo iniciar la carrera del triunfo de su vida?   Proverbios 1:7

 

Dr. Luis Gomez Chavez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s