Sufrir por Cristo no solo es bueno sino que tiene valor

Dr. Luis Gómez Chávez

La Biblia dice: “Bienaventurados los que por mi causa son vituperados”.   El ejemplo de sufrimiento es Jesús, otro ejemplo es el apóstol Pablo. Sufrir por Cristo no solo es bueno sino que vale la pena.  Claro, hay casos en la Biblia de personas que sufrieron mucho sin saber porque sufrían, con todo, estuvieron dispuestos a sufrir por lealtad a Dios, sin saber que tal decisión vale la pena.  Uno de ellos es Job, él solo fue tomado como ejemplo, pero sufrió siendo él inocente, pero al final, Dios lo recompensa en grande, valió la pena.

Jesús mismo dijo, si alguno quiere venir en pos de mí, o  si desea ser un discípulo suyo, solo tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz, y finalmente seguirle.  Seguir a Jesús como un discípulo no es fácil, se requiere un precio alto que pagar y esa es la razón por la cual el mayor porcentaje de los cristianos no toman ese reto, el de comprometerse a dejar de ser cristianos para convertirse en  discípulos.   Sin embargo, de algo debemos estar seguros, que Jesús nos está llamando todos los días a dejar de ser cristianos para convertirnos en sus seguidores sabedores de que esto traerá sufrimiento, pero es un sufrimiento que vale la pena, es bueno.

En la actualidad  gran cantidad de personas sufren solo por sufrir, porque si no tienen a Cristo en su corazón, de nada les sirve sufrir.  Están los masoquistas, están los epicúreos, los estoicos, los monásticos, los que se mutilan el cuerpo, todos los movimientos que se sacrifican por ganar algo después de esta vida, pero sin tomar en cuenta a Cristo.   Por ejemplo todos los que hasta pagan por cargar en los días de Semana Santa, quienes con dolor caminan de rodillas grandes distancias porque así se les ha dicho. Eso es sufrir por nada. Por otro lado, un mayor porcentaje de los cristianos sufren pero no es por Cristo sino por su pecado,  su carnalidad,  por sus malas decisiones o por su mal comportamiento  al estar interesado en sus propias cosas y no en las del Cristo. Por ejemplo, si alguno sufre por las malas decisiones al endeudarse sin mucho pensamiento. Sufre el dolor de la enfermedad porque ha vivido en constante desobediencia a Dios.

Es por ello que, sufrir por Cristo es lo mejor y  tiene mucho valor.  Esta es la filosofía de Pablo, “porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia”  “No que lo haya alcanzado ya, sino que prosigo hacia la meta, para alcanzar aquello por lo cual fui asido por Cristo, pero olvidando lo que queda atrás, despojándome de todo lo malo, y perfilado en la meta aunque me toque morir, pero ese es mi mayor placer.    Cuando uno lee 2 Corintios 11, vemos que a pesar de todo el sufrimiento que vivió, el rostro y la actitud de Pablo siempre fue de contentamiento, porque sabía que no hay mejor sufrimiento que el que se vive para agradar a Dios.

El triunfo del cristiano solo es alcanzado cuando el nombre de Cristo es engrandecido cuando estamos en plena prueba, dolor o sufrimiento. El sufrimiento nos revela que Jesús es el Dios poderoso y soberano quien no solo está sobre el mal, los problemas, y el sufrimiento pero que tiene todo el poder para controlarlo. El sufrimiento en las manos de Dios es instrumento de gracias que hace progresar el evangelio.  Es por ello que, debemos dar gracias a Dios por permitirnos sufrir por Cristo, porque esto no solo es bueno, sino que vale la pena, hay razón para sufrir.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s