Si hablas hazlo con amor

Día 165

1 Corintios 14

Dr. Luis A Gómez Chávez

Lectura del Nuevo Testamento

Es interesante la conclusión que da Pablo.  Primero reconoce que el habla en lenguas pero lo hace privadamente, para beneficio personal, pero no en la iglesia donde no se logra el objetivo es de servir o edificar a los demás (14:2, 4, 18).   Recuerde, los dones ha sido dados para la edificación de la iglesia (Ef. 4:16) y si un don no es usado para esto, no debe ser usado.  Segundo, Pablo no impide que se hable en lenguas, solo que debe hacerse en orden, siguiendo algunas reglas: cada palabra debe tener interpretación (14:13), debe hablar por turno, de dos con un intérprete (14:27), si no hay intérprete, debe callar (14.28).  Lo mismo pasa con el de profecía, hable dos o tres, y el resto juzgara si lo que dice es verdad, si está de acuerdo a lo que Dios dice, y si se cumple lo que dice pues de lo contrario es falso (14:29-32).

Tercero, Pablo propone algo que es superior al uso de los dones, que cumple el propósito de la edificación, que ayuda al crecimiento de la Iglesia, que es lo que identifica al verdadero cristiano, que no permite sentirse superior, es una característica de madurez espiritual. Es el sello de que se está sometido a Dios, todos lo pueden practicar al mismo tiempo en la iglesia sin causar confusión, o desorden, al contrario, allí es donde Dios envía bendición y vida eterna, y es el amor.

Observe la manera como Pablo entreteje el tema del amor como el elemento mayor importancia en la vida cristiana y que es superior a los dones espirituales, al don de lenguas y de profecía. En el 12:31 Pablo hace la primera conclusión, procuren los dones mejores (los que sirven para la edificación de la Iglesia) pero según los Corintios eran el de lenguas y el de profecía, y muchas iglesia en este tiempo así lo creen y así les han hecho creer. Sin embargo, es el camino del amor, es la vida que practica el amor, es el camino más excelente.    En el capítulo 13, Pablo da la razón porque el amor es el camino más excelente, porque sin amor, el don de lenguas, el don de la fe que hace milagros, el don de la generosidad, no sirven de nada, nada se es, nada sirve. Termina el v.13 que el amor es la virtud mayor que hay sobre los dones, la fe  y la esperanza, porque si no hay amor, aunque se tenga todo, aunque se haga todo, no sirve de nada, no tiene valor, y no tiene reconocimiento, Dios no aprueba.

La última conclusión que da Pablo esta en el 14.1, el dice, “Seguid el amor y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis”. En este versículo, profeticéis, se traduce, como que prediquéis la Palabra el evangelio. En otras palabras, no pierda el tiempo compitiendo por ver quien tiene el mejor don, en comparar quién es más espiritual porque habla en lenguas o profetiza. Dedíquense a amar como Dios le amo, pues lo que más necesita el incrédulo y la iglesia  es amor, no lenguas que no las entiende, que causan desorden o confusión o espíritu de superioridad  o autosuficiencia o arrogancia y hasta soberbia. Esto es lo que ha provocado el movimiento del neo apostolado y profetas del siglo XXI, una generación en busca de poder, fama, prestigio, posición, pero no espíritu de servicio y de amor.  Pablo con mucha sabiduría deja el 14:39…

Mis amados, ¿Qué es mejor hoy tener el mejor don aunque no se lleve con algunos? ¿Qué edifica y ayuda más a la iglesia, que hablemos todos en lenguas aunque no entendamos lo que decimos o cumplir la función o ministerio dentro de la iglesia que nos corresponde en amor (Ef. 4:15-16)?  ¿Qué ve con más agrado Dios, al que habla en lenguas sintiéndose superior que los demás o más espiritual, que aquel que está cantando con sinceridad mientras recoge la basura del edificio?  Definitivamente, Pablo nos enseña que lo mejor de todo es obedecer a Dios y su Palabra porque el amor se demuestra a través de la obediencia, y si 1 Co. 13:8 dice que las lenguas y las profecías como don espiritual se terminaran, se acabaran, por si solas quedarán sin uso porque ya cumplieron su función en la fundación de la Iglesia y sirvieron como señal para los judíos, debemos obedecer.  La obediencia es la evidencia de que se ama a Dios, la desobediencia es lo opuesto.  Esto es lo mejor que se debe hacer, amar como Dios nos ama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s