Una libertad Controlada

Dr. Luis Gómez Chávez

06-14-15

Hace unos días, hablando con una madre quien tiene con el plan de salir del hogar para estudiar en una universidad; me dijo, esto es difícil, debemos aprender.  Yo le dije, debemos tener cuidado con el uso de la libertad, porque para ellos, todo será nuevo, y es peligroso si no puedan con todo lo que encontraran ahí, es por eso que le recomiendo dar una libertad controlada.  ¿Libertad controlada? Luego le explique en qué consiste, y terminamos planeando una conversación al respecto con su esposo y su hijo.

Nuestros hijos se van de casa, del nido donde han vivido por más de 18 años, acostumbrados a tener limpia su ropa, lista la comida, con derechos y libertades porque están en su casa, la casa de sus padres.    Todo es bonito, saben dónde está el baño, la cocina, la sala, la tv, etc.   No se preocupan del papel del baño, de limpiar su cuarto, es más, no siempre arreglan la cama, no recogen su ropa, se levantan los días libres cuando quieren.   No hay preocupación sobre lo que van a comer, ir a la súper, si el carro funciona, de las goteras de la casa, del cuidado del perro, etc.   Y todo porque es su casa, la casa de la familia, y por tanto, saben que sus padres siempre tienen dinero para cuando necesite.   ¿Qué les hace falta para que de pronto decidan dejar el hogar de sus padres?   ¿Están escapando o es curiosidad de lo que esta después de la puerta de su casa, porque a veces esto es un poder subliminal que les conquista el alma, el corazón y sus anhelos?

¿Están preparados nuestros hijos para manejar su propia vida y todo lo que esto conlleva?   Deben saber lavar su ropa, cocinar de vez en cuando, lidiar con su nueva acompañante, la soledad.   ¿Están listos para mantener sus convicciones, su fe, su madurez, y también su curato limpio,  ante tantos compañeros liberales y desordenados que no les importa nada los valores eternos? ¿Están listos para ser grandes y hacerse responsables de ellos mismos?    ¿Podrán con las responsabilidades que trae la libertad, pues esta nunca viene sola?    La libertad al fin de cuenta no es libertad, la vida de independencia trae una gama de responsabilidades, obligaciones y un nuevo estilo de vida con una lista grande de reglas.  Por ejemplo, el horario de estudio, de alimentación, de pagos fijos, de estudios para exámenes, participar en actividades, vivir con otros compañeros, soportar los hábitos de los otros, que no pueden hacer esto ni lo otro porque hay reglas que seguir.

Si ya estás preparado para vivir en libertad, déjame decirte que esa no es libertad, es solo un nuevo estilo de vida sometido a otra lista de reglas.   Sabedores que nuestro hijo  enfrenta  la aventura de la independencia, donde encontrara personas  con diferentes formas de pensar, sentir y actuar, con la presión de grupo  fuerte, y con un constante bombardeo  insistente  invitando a experimentar cosas nuevas; nosotros como padres nos corresponde practicar una libertad controlada con nuestros hijos.  Mantenga una constante, fresca, y amorosa comunicación con sus hijos… esto es diaria, de ser posible.  Ame incondicionalmente a sus hijos, pero dígaselo todos los días de ser posible, hágalo sentir que aunque está lejos, ustedes están con ellos, están pendientes de todo lo que pasa en su vida.  Finalmente, guíelo y estimúlelo a buscar lo mejor, lo excelente, a mantenerse en el objetivo sin apartarse, pero sobre todo guiarlo con el temor de Dios.  Sigan siendo sus padres todos los días..

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s