Lo que más urge es que nos amemos

Día 147
Romanos 12
Dr. Luis A Gómez
Lectura del Nuevo Testamento

El amor fraternal es el amor entre cristianos que nace de la obra de Cristo. Es el que practicamos todos los días en nuestras relaciones recíprocas como iglesia. Amor ágape es el amor divino y puro, el amor filial es el amor cristiano y puro, y el amor eros es el amor humano puro que siempre debe ser puro para que sea amor, pues si no es limpio es otra cosa, menos amor. Es por ello que urge que nos amemos con sinceridad, honestidad, e integridad. Esto es parte de lo que se puede decir acerca de lo que significa practicar con urgencia el amor fraternal entre los hermanos.

Jesús uso la palabra “amor fraternal” y lo demostró con sus obras milagrosas. El apóstol Pablo usó, practicó y enseñó este tipo de amor con frecuencia. Juan combina este amor fraternal con el amor ágape. Según Juan, “fileo” es la voz que alterna con “agapao”, afecto íntimo (Jn. 11:3), placer de hacer cosas que son agradables (Mt. 6:5). Luego según el uso que da el apóstol en (Juan 21:15-17), donde “fileo es querer” y “ágape es amar”. En los libros sinópticos no se usa ni una tan sola vez el término agapao y fileo, pues solo es demostrado por obras milagrosas a favor de los demás.

¿Por qué es tan importante el amor fraternal en la vida cotidiana del cristiano? Porque el amor fraternal es el calor y el sabor de las relaciones entre los hermanos en Cristo Jesús. Hebreos 13:1 dice: Permanezca el amor fraternal. Este amor es más que un sentimiento, emoción, atracción, impulso o relación. Es un amor bíblico que implica actitud y acción. En Ap. 3:17-18 Juan describe a la iglesia Filadelfia, palabra que viene de filos amor, y adelfos hermanos, amor entre hermanos. Literalmente la palabra fila es amiga y filo amigo, amor entre amigos. Los cristianos basados en este amor debemos ser no solo miembros del Cuerpo de Cristo (Iglesias) que nos vemos cada vez que nos congregamos sino amigos entrañables que estamos dispuestos hasta dar nuestra vida por los demás (ágape, amor divino). Así que Filadelfo es una persona que ama a sus hermanos.

Gene Getz dice que este amor está relacionado con el fruto del Espíritu Santo de Gálatas 5:22-23 y dice que el amor es descrito por los ocho elementos más. El gozo es la música del amor, la paz es el acuerdo del amor, la paciencia es el aguante del amor, la benignidad es el servicio del amor, la bondad es el comportamiento del amor, la fidelidad es la medida del amor, la mansedumbre es la humildad del amor, y la templanza es la perseverancia del amor.

San Pablo da tres frases interesantes sobre este amor en Ro. 12.9-21: “El amor fraternal sea sin fingimiento” “seguid lo bueno” y vence con el bien el mal”. En este pasaje se usa ágape para el amor, y anupocritos (anu-sin, pocritos- hipócritas) “sin fingimiento”. En el v. 10 encontramos la frase central del apartado, “amaos (ágape) los unos a los otros con amor (fileo) fraternal”, el primero es divino, y el segundo es el fraternal o filial, entre los hermanos. Solo que el deseo de Dios es que nos amemos los unos a los otros como Cristo nos amó, que nos amemos como hermanos pero con el amor divino. Estoy seguro que esto hará la diferencia frente al mundo, porque el amor debe ser el distintivo de identidad cristiana, y creo con seguridad que eso es lo que el mundo está necesitando, amor verdadero.
El amor fraternal es más que una exhortación, es una demanda.

¿Por qué es una exhortación fuerte que se convierte en una demanda? La Palabra “permanezca” en He. 13:1 es un verbo imperativo que exige respuesta inmediata. Podría traducirse como “continua” “aguarda”, “perdura”, “permite que dure y que more filadelfia entre vosotros”. Es una orden expresa a que nos amemos unos a otros de inmediato. Enseña que debemos estar unidos continuamente por el sentimiento, el poder interno del amor y la actitud natural del amor. Otro principio que nos recuerda este texto es que no podemos ser ni vivir como cristianos si no nos amamos sinceramente. Todos estamos capacitados para amarnos porque dentro de nosotros ya está el amor de Dios, pero todos somos exhortados a desarrollarlo y demostrarlo.

Debemos amarnos no solo porque la Biblia lo ordena, sino porque es la virtud que valoriza el ser y el hacer del cristiano y esto es lo que da identidad a cada cristiano. En los primeros siglos, el amor fraternal era una cualidad que sobresalía en una persona. Aunque estamos en el siglo XXI, la cualidad que debe sobresalir en la iglesia debe ser el amor fraternal.

Vivir en un ambiente de gozo, amistad, fraternidad, comunidad, compañerismo, comunicación asegura la bendición según el Salmo 133. El comentarista Clarke Adams dice: “Sed todos de un mismo corazón y alma. Simpatizaos los unos a los otros, consolaos, sosteneos y recordad que quien confiesa amar a Dios debe también amar al hermano”. Edward agreda, “La grandeza de aquella época (primer siglo) consistía en que los creyentes de todos los lugares se reconocían unidos en fraternidad y que en esta unidad todas las cosas diferentes habían desaparecido”. Es probable que usted pueda enumerar otros aspectos de la vida cristiana según la Biblia que se relacionan o se ponen en acción o se necesitan cuando nos amamos fraternalmente.

Lo que necesita este mundo no son más templos, no son megas iglesias, no son grandes estructuras, no son dinastías pastorales, no son imperios eclesiásticos, es más no buscan templos hermosos, no necesitan más iglesias, nuevos grupos de evangélicos. Lo que buscan este mundo porque es lo que necesitan son cristianos que amen como Cristo amó al mundo entero, cristianos que se amen entre ellos mismos, cristianos que con un estilo de vida apegado a la Biblia, sometido al Espíritu, saturado del amor, y comprometido con la misión de Jesús hagan la diferencia. Solo así podremos hacer un puente seguro y transitable hacia el mundo falto del amor verdadero, el amor de Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s