La seguridad viene por la dedicación

Día 124

Hechos 17

Dr. Luis Gómez Chávez
Lectura del Nuevo Testamento.

Uno de los vacios que crean la gran debilidad y deficiencia de las iglesias es la poca dedicación que se le está dando al estudio serio, disciplinado y entusiasta de la Palabra de Dios.  Esto no solo sucede con nuestros pres jóvenes y jóvenes, sino también está pasando con los adultos. Con la llegada de los teléfonos inteligentes, el vacio se ha hecho más grande y peligroso y  nosotros nos hemos vuelto más haraganes para abrir la Biblia y estudiarla con seriedad, disciplina, entusiasmo y fe.

Es increíble reconocer el poco efecto que estamos causando como cristianos en esta sociedad donde nos movemos, pues con la cantidad de cristianos que somos en el mundo, con el poder que la Biblia dice que tenemos, es como para que las cosas fueran muy diferentes.  Una de las razones es la poca dedicación que estamos dando al estudio de la Biblia, a escudriñarla con curiosidad, hambre, sed y mucha fe.  El estilo de vida de un gran porcentaje de los cristianos en el mundo deja mucho que desear, por tal razón, no podemos ser sal y luz, no podemos dar el suficiente sabor, y el ejemplo como para que deseen conocer lo que nosotros creemos.

Al leer todo el capítulo 17 de Hechos, descubrimos varios aspectos que sobresalen.  Primero la fidelidad de Pablo y Silas a pensar de la constante persecución.  Esto es muy admirable, pues en cada ciudad encuentran opositores, y de cada ciudad los sacan de manera no tan voluntaria, pero en cada ciudad predican el evangelio y muchos creen en Jesús v.4-5, 12-13, 16 hasta el final.  Otro aspecto muy destacado es el espíritu con que Pablo hacia el ministerio, de cuando amaba la obra y de cuanta seriedad daba a la misión que le había sido entregado (v.16). A mayor pecado de las personas, más pasión, responsabilidad e interés  nuestro hacia ellas, al hablarles del amor de Cristo cuantas veces sea necesario.

Por último, me gusta resaltar este aspecto que veo en el v. 11.  Los que creyeron en Berea, recibieron la Palabra con gran solicitud, escudriñando las Escrituras cada día “para ver si estas cosas están así”.  En este texto esta una gran verdad, y aquí esta la razón por la cual nosotros como cristianos del Siglo XXI estamos fallando.  No estamos estudiando la Biblia con dedicación, hambre, curiosidad, fe y obediencia.  Este vacío no nos permite tener seguridad, convicción e impacto.

Urge que como hijos de Dios nos volvamos más a Dios y su Palabra.   Es necesario y de suma importancia que nos volvamos a la Palabra para estudiarla, disfrutarla, conocerla, vivirla y enseñarla.  Que en vez de alejarnos de la voluntad de Dios, de la verdad absoluta en su Palabra, nos sometamos a ella.    Los hermanos de Berea se dedicaron a conocer, estudiar, examinar y comparar la clase de vida, la enseñanza de los hermanos con lo que realmente decía la Palabra de Dios.

 

Les dejo ese reto, hagamos todo esfuerzo por conocer más la Biblia, a pasar más tiempo escuchando lo que nos dice Dios, y creo que seremos diferentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s