Cuando Dios ordena, solo obedece

Día 120

Hechos 13

Dr. Luis Gómez Chávez
Lectura del Nuevo Testamento

¿Quién podría imaginarse que el joven que guardaba o custodiaba la ropa mientras mataban a Esteban por predicar el amor de Jesús seria transformado a un Pablo que ahora está dispuesto a morir por predicar el amor de Jesús?  Más aún, es imposible creer que quien perseguía con furia y celo a los cristianos con la intención de exterminarlos, hoy lo veríamos en el capítulo 13 siendo enviado a predicar el mismo evangelio con la profunda convicción de dar su vida por Jesús.  Por último, es sorprendente la manera como Dios trabaja, pues Pablo y Bernabé son dos de los lideres importantes en la iglesia de Antioquia, y ahí están sirviéndole a él y la iglesia se siente súper bien con sus ministerios, y de pronto Dios les dice, que los enviara a otra parte.

Debemos estar muy claros quien es Dios, y que cuando él ordena hacer algo, se debe obedecer de inmediato  y sin cuestionar nada. Después que Pablo dio un mensaje un tanto largo, pero homotéticamente bien ordenado y con aplicaciones acertadas a la audiencia presente, Dios le ordena salir de Antioquia, donde Pablo estaba muy confortable con el ministerio que hacía.  Sin embargo, es hermosa la reacción de la iglesia ante la orden de Dios, y de los demás líderes de la iglesia pues obedecen sin cuestionar nada, e impusieron las manos después de haber ayunado y los enviaron.   En el año 1997, con mi esposa sentíamos que hacíamos un ministerio bien y que la iglesia estaba satisfecha con nuestro ministerio, de pronto Dios dijo, deben despedirse de la iglesia, los necesito en otro país.   Fue triste, doloroso, pero lo aceptamos con obediencia, y fue lo mejor.

Hay un principio que se destaca en todo esto. Dios no llama a las personas desocupadas, entre más involucrada este una persona en el ministerio, más la utiliza Dios en otros ministerio.    ¿Recuerda la enseñanza de los talentos?  Quien recibió poco y no hizo nada con eso, Dios se lo quito y se lo dio al que tenía más.   Quien tiene muchas habilidades y talentos y dones, Dios lo usa mucho más, y aquel que no usa lo que tiene, corre el peligro que aun eso poco que tiene le sea quitado. La enseñanza es esta, un líder-siervo involucrado fuertemente en la obra de Dios, aun cuando goza de un buen status ministerial, es candidato para que Dios lo envíe a otra misión.

Con dolor, algo natural, la iglesia y los líderes encomendaron en las manos de Dios las vidas de dos amados siervos, Pablo y Bernabé y los despidieron.   Es que cuando Dios ordena, se debe obedecer de inmediato y sin cuestionamiento, pues él sabe lo que hace.  Toda decisión que haga Dios, aun cuando no la entendamos y aun cuando no estemos de acuerdo con esta, esa decisión es la mejor para nuestra vida.  Por consiguiente, obedecer es lo mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s