Cambio de planes para bien

Día 116
Hechos 9
Dr. Luis Gómez
Lectura del Nuevo Testamento……

Hay un refrán que popularmente se dice, “Al que madruga Dios le ayuda”, el cual no es cierto por un lado, aunque es verdad por el otro lado. Porque el Salmo 127:1 dice: “Si Jehová no edificare la casa en vano trabajan los que la edifican, si Jehová no guardare la ciudad en vano vela la guardia”. De nada sirve que uno se levante de madrugada, trabaje de sol a sol, gane todo el dinero del mundo y si no dependemos de Dios, si no hacemos todo para honrar a Dios, pues al final nada ganaremos, todo lo perderemos.

La clave es hacer todo para honrar a Dios. El deseo de Dios es que todos hagamos planes para honrar a él. Todo aquel que tiene planes, aunque parezcan planes buenos, correctos, honestos, si estos no son los planes que Dios ha aprobado para uno, esos planes no perseveraran. Es que, Dios tiene un plan para cada uno, y si nuestros planes no son los planes que Dios tiene para nosotros, todos los nuestros serán desechados, serán cambiados por el plan que Dios tiene para nuestras vidas.

Por ejemplo, Hechos 7 dice que Saulo era el joven que cuidaba la ropa mientras apedreaban a Esteban. Según Saulo, esta gente estaba haciendo lo correcto, matando a todos los que decían ser cristianos, o los del camino de Jesús. De manera que en la teología de Saulo, o en la forma de pensar sobre la fe, era perseguir y deshacerse de todos los cristianos o seguidores de Jesús. Es por ello que en el capítulo 9, él tiene el plan de eliminar a todos los cristianos. Según él, su plan era el correcto, era para honrar a Dios, era bueno lo que hacía. Así que, no todo lo bueno que nosotros hacemos es lo que Dios desea que hagamos, porque mucho de eso bueno, es bueno según nuestra propia opinión y no según la de Dios.

Dios puede cambiar todos los planes nuestros, y aunque nos toque sufrir o llorar por el cambio que él hace, pues ese cambio de Dios es mejor. Por ejemplo, usted podría haber tenido el plan de viajar a x país, comprar x casa, presentarse a x trabajo, visitar a x familia, estudiar en x universidad, pero de pronto, Dios le cambia todo por algo muy diferente. Los cambios que Dios hizo del plan que tenía Saulo, fue totalmente opuesto, pero fue mejor y para su bien. Los cambios que Dios hace de nuestros planes personales aunque no nos parezcan o no nos gusten, esos cambios son mejores y son para honra de él y para nuestro bien.

Saulo pasó de ser perseguidor de los cristianos a ser perseguido por ser un cristiano. Dios siempre tiene no solo el derecho sino el poder para cambiar todo en nuestra vida. Si él te cambia los planes, no te molestes, solo confía en él, obedécelo, es para tu bien, aunque no te guste, aunque te haga llorar, aunque te toque dejar a los que amas, si ese es el plan de Dios, solo síguelo. ¿Cómo saber que ese cambio lo hace Dios? Lo que él te manda hacer debe honrar a Dios, ayudar a crecer espiritualmente, beneficiar a su familia, contribuir para que el evangelio sea extendido a todo el mundo, y debe estar apegado a lo que ordena la Biblia.

Dios cambie Tus planes por los de él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s