Dios tiene para todo

Dr. Luis Gómez

04-19-15

Es posible que Dios nos haya dejado promesas para toda ocasión, circunstancia, necesidad, estado de ánimo, etc. Hay momentos en que nosotros como seres humanos experimentamos tiempos de prueba, tristeza, incertidumbre, afán, dolor, duelo, angustia, escasez, abundancia, alegría, gozo, satisfacción, seguridad, etc.  Lo hermoso es que cuando vamos a la Biblia, nos damos cuenta que Dios tiene promesas para todo y para todos.  Solo es de tomar muy en cuenta que Dios ha pensado en todo y en todos, por lo tanto, cada vez que nos encontremos en alguna necesidad, dificultad, duda o expectación; nos apoyemos con mucha fe en las promesas de Dios.

Hay promesas para todo y para todos.    Por ejemplo, ayer mientras comprobamos unas cosas para la iglesia me detuve en una sección de libros, y con mi esposa vimos una serie de libros solo de promesas, las hay para graduados, hijas, hijos, para el padre, para hombres, para mujeres, etc. Sin embargo, todas son promesas inspiradas por Dios y trasladadas a libros dedicados a cierta edad de personas en determinado momento de la vida.  Es que son más de 6000 promesas, y todas tienen un motivo, un propósito y una manera de decirlas en el momento indicado.  Cuando Dios la da, la da a una audiencia original, pero su eficacia no pierde fuerza ni significado aunque pasen los años, y las audiencias.

Se necesita tener fe, confiar en el dador de la promesa para que esta sea eficaz.     Solo recuerde las veces que usted ha recurrido a una de estas promesas, las repite y parece que en el interior adquiere tranquilidad, seguridad. Es que ese es el propósito de las promesas de Dios, crear en cada uno de nosotros, paz, seguridad, esperanza, y fortaleza.   Es por ello que, debemos sentirnos agradecidos y privilegiados por Dios porque él ha pensado en nosotros, en cada uno de los momentos de nuestra vida.  Así que, sin temor alguno, hemos de decir que las promesas de Dios nos hacen victoriosos.

Hay una condición para que estas promesas nos hagan victoriosos, es tener fe, y ser obedientes a él y a su Palabra.   Por ejemplo, en Génesis dice, y Jehová estaba con José y todo lo que él hacia prosperaba.    A Josué le dice, solo esfuérzate y se valiente, no te apartes de la Palabra, guárdala y todo lo que hagas prosperara.   El elemento fe y obediencia se unen, y esa es la mejor expresión del amor hacia Dios. Si me amáis, guardad mis mandamientos.    Todas las promesas de Dios encontraran eficacia para el cristiano que obedece.  Aunque hay promesas universales e incondicionales, y hay promesas condicionales porque según la calidad de vida, así es el efecto de ellas.

Lo mejor es obedecer, confiar y esperar en Dios en cada momento de la vida.  Dios tiene promesas para ti y tiene para mi, solo aprendamos a confiar y obedecer al dador de las promesas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s