Nuestra vida está en Él

Dr. Luis Gómez

04-03-15

Hablando de seguridad, hay muchas cosas que en esta vida hacen sentirnos en confort o seguridad.    Por ejemplo, si llueve la sombría nos da tranquilidad, en la oscuridad la luz, si estamos en el mar bajo tempestad, el tener tierra a la vista nos da una sensación de tranquilidad, cuando terminamos de pagar la deuda que nos asfixia podemos descansar, cuando ya no vienen tras de nosotros los ladrones que nos perseguían  respiramos tranquilamente. Cuando el doctor declaro que está libre de cáncer, gritamos de alegría y gratitud.  Cuando tenemos dinero suficiente, nos sentimos seguros.  Cuando las cosas van bien disfrutamos de esa sensación de confort y seguridad.  Sin embargo, todo lo anterior, y todo lo que hay en esta vida no da la seguridad que realmente necesitamos, que sea permanente y eterna.

El cristiano con todo y que haya creído en Jesús como Salvador, si él solo hubiera sido crucificado y sepultado legalmente; nuestra seguridad eterna no sería completa.  Cuando nos enfocamos en la obra de Cristo, la obra que nos da salvación, siempre vemos y pensamos en que Jesús lo logro al morir en la cruz del calvario por nuestros pecados.  Sin embargo, la obra no es completa si no proclamamos que Jesús al tercer día conforme a las Escrituras, Dios lo levanto de entre los muertos, si, Dios lo resucito con poder. La prueba legal de que Jesús resucito realmente, es que él se le apareció a más de 500 personas, camino al lado de los que iban rumbo a Emaus,  Tomás pudo comprobarlo a meter sus manos en el costado, comió pescado con sus discípulos, estuvo con ellos por un corto tiempo y luego regreso al cielo con su Padre Celestial.

Entonces, ¿Qué es lo que da seguridad a nuestra vida?  No es la casa pagada donde vivimos, no es la pensión de retiro del Seguro Social, tampoco es el dinero acumulado después de años de ahorro.   Entonces, ¿qué es lo que nos da seguridad?  No es el hecho de ser buenas personas, tener un buen record, ser un excelente cristiano, ni aun el hecho de que Jesús murió en la cruz.  Lo que da verdadera seguridad a nuestra vida es la resurrección de Jesús porque esto garantiza que nosotros los hijos de Dios aunque muramos, un día resucitaremos así como lo hizo Jesús.   Con tanta razón Pablo escribió en 1 Co. 15, sin resurrección de nada sirve nuestra fe, nuestra vida cristiana, nuestra vida de continencia en cuanto a lo que hay en el mundo.   De balde predicamos, evangelizamos, asistimos a los templos, evangelizamos casa por casa,  y vivimos creyendo en Jesús si él se hubiera quedado en el sepulcro.

El coro lo dice, “Porque él vive, no temo el mañana, porque él vive, seguro estoy, porque yo se que el futuro es suyo y que la vida vale más porque él vive hoy”  “El vive, el vive, me imparte salvación, se que el viviendo esta por mí, vive en mi corazón”.  “Resucitó, Resucitó, Resucitó, aleluya, la muerte, donde, donde esta oh muerte, donde tu victoria, gloria aleluya”  “Por el morimos, con el vivimos, gloria aleluya, gloria aleluya, resucitó”.  Si aun no has creído en el Jesús que fue crucificado y que hoy vive porque tres días después de su muerte resucitó, déjame decirte que hoy es el día de tu salvación porque él vive, y desea vivir en tu corazón.   Recíbelo por fe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s