Lo importante es no perder la esperanza

Día 92

Juan 5

Dr. Gómez Chávez
Lectura diaria del Nuevo Testamento……………

Es probable que usted ya  haya escuchado esta frase; “La esperanza es lo último que se pierda” o “Mientras haya vida aún hay esperanza”.    Hay algunas relaciones de palabras que es necesario mencionar.  La esperanza está relacionada con la fe,  la fe está relacionada con la paciencia y la esperanza está relacionada con la paciencia.   Una persona no puede esperar algo si no está seguro que llegara, pero necesita paciencia para saber esperar sin desesperarse.  Cuando una persona no tiene paciencia es porque no podrá esperar porque no tiene fe, y pronto perderá la esperanza sobre algo que desea que llegue.

Treinta y ocho años tenía que padecía una enfermedad, y estaba acostado cerca de la fuente de Betesda.   La población  sabía que un ángel descendía de tiempo en tiempo y agitaba el agua y el primero que lograba llegar y descender al agua era sanado de su enfermedad.   Jesús vio a este hombre acostado que había esperado 38 años con fe, esperanza y paciencia lograr descender primero al agua cuando era agitada por el ángel.    Sin embargo, por la clase de enfermedad, basados en los v.8-13, era paralitico o con problemas para andar, pues permanecía en su lecho y Jesús le dice levántate y anda.

Lo importante es que este pobre hombre no podía llegar antes al agua, siempre había uno que le ganaba, pero él no perdía la esperanza de llegar primero algún día. Ya había esperado 38 años, y él pacientemente sigue esperando, con fe de que un día será sanado, él no pierde la esperanza, y mientras tenga vida, él cree que puede ser sanado.  El v. 6 dice: “Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba mucho tiempo así, le dijo: ¿quieres ser sano?”  Ya llevaba mucho tiempo así.   Esa palabra corta, “así”  tiene mucha importancia porque declara la condición, posición o situación en que se encuentra el enfermo.  Puede que se refiera a la posición de estar solo acostado durante 38 años, puede ser que se refiera a la perseverancia de estar intentándolo durante 38 años y sin lograrlo, o podría ser que se refiera a su situación de desventaja frente a los demás enfermos, por lo cual por si solo jamás podría llegar al agua y ser sano.

Esto nos permite reflexionar sobre algunos puntos.   Ninguno puede ser sano de ninguna enfermedad por su propio esfuerzo, siempre necesita de la ayuda de alguien más.   Como hijos de Dios sabemos que nadie puede sanarse por sí mismo, porque es Dios quien nos sana.   También sabemos que él mismo nos permite recurrir a los médicos terrenales para recibir ayuda para nuestra enfermedad.   Sin embargo, en todo caso, todos necesitamos mucha fe para ser sanados, fe en Dios principalmente, pero también depositamos fe en los médicos y en la medicina. Cada vez que tomamos medicina, decimos en nombre de Dios esta medicina me ayudará.

Lo que vio Jesús no fue al enfermo deprimido postrado en un lecho, lo que vio Jesús es a un hombre enfermo pero con fe profunda, grande esperanza de ser sanado, y admirable paciencia de que un día lo lograría, no perdía la esperanza.   Jesús vio la fe y Jesús lo sanó y luego le dijo ve y no peques más.    No sé cuál es su condición de salud física y espiritual, porque hay personas que padecen una enfermedad de años y años sin experimentar sanidad, ¿Qué es lo que le está haciendo falta?  Necesita creer de todo corazón en que Jesús nuestro Dios puede sanarle.   Necesita tener la esperanza de que un día, no importa que pase 1 año, 3 años, 5 años, 10 años con la enfermedad, que Dios lo (a) sanará.  Eso sí, debe saber esperar, esperar con paciencia, sin desesperarse, sin enrojarse, sin quejarse, esperar con fe, con gozo, con deleite, y con sometimiento (Sal. 37:3-7ª).

No importa el tiempo que ha esperado, no pierda la fe,  porque mientras tenga vida hay esperanza, pero espere con paciencia.   Cree en Dios, para él no hay nada imposible. Clame con fe a Dios, espere con paciencia el tiempo de Dios, y nunca dude, la respuesta de  Dios es la mejor.  Dios siempre llega a tiempo!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s