Las pruebas son oportunidades

Dia 84

Lucas 21

Dr. Luis A Gómez
Lectura diaria del Nuevo Testamento….

Toda persona experimenta en su vida todo tipo de situaciones, unas que le producen dolor, tristeza, aflicción, preocupación, decepción, afán e impotencia.  Sin embargo, hay otras situaciones que le producen alegría, entusiasmo, esperanza, confianza, seguridad, proyección, optimismo, gozo y mucho deseo de avanzar.  Son diferentes tiempos que todos vivimos y a veces son paradojas de la vida que llegan muchas no por casualidad sino por causalidad, otras llegan como resultado de nuestras acciones ya sean buenas o malas.

El punto que deseo remarcar es que generalmente cuando experimentamos las situaciones que nos causan dolor, tristeza, aflicción, preocupación, decepción, afán e impotencia las catalogamos como negativas.   No obstante, la perspectiva hacia esas situaciones debe cambiarse, ya que todas ellas solo son pruebas que nos ofrecen la oportunidad para evaluar, mejorar y/o para estar preparados.    Como le he escrito en el libro “paradojas en la vida pastoral”, las pruebas o las paradojas tienen un propósito, una enseñanza y una teología que dejarnos.    Por consiguiente, cada vez que venga un tiempo “negativo” difícil, debemos verlo como una gran oportunidad para crecer y mejorar.

Si usted lee el v.13 de este  capítulo escatológico, se da cuenta del principio que estoy tratando de compartir.   Desde el v.5, la enseñanza de Jesús tiene que ver con el futuro, con la Segunda Venida de Jesús que da inicio con el arrebatamiento de la Iglesia, luego en la tierra la gran tribulación.   Lo que es descrito en este capítulo son las señales previas, los eventos de juicio durante la tribulación y la venida de Jesús hasta la tierra para establecer su reino donde todo ojo lo verá (v.27).  Tiempo de juicio, sufrimiento, persecución, terremotos y señales.  Ahora lea el v.13  “esto os será ocasión (oportunidad) para dar testimonio”.

Le invito a cambiar la forma de ver las cosas, que su perspectiva acerca de los tiempos, de las circunstancias, de las situaciones que aparentemente son negativas pueda verlas como puertas abiertas, oportunidades claras para aprender, evaluar, mejorar, prepararse mejor y proyectarse.    Las dificultades, los tiempos difíciles, las circunstancias de enfermedad, dolor, aflicción, tristeza, duda, decepción no llegan solo por llegar; pues Dios siempre está en control de todo; él siempre tiene una salida; él desea que seamos mejores, que aprendamos a actuar mejor, a pensar mejor, a proceder mejor, a estar mejor preparados.

Cuando se encuentre en una de estas situaciones difíciles o negativas, agradezca a Dios y ruegue que le muestre lo que debe aprender y el cambio que desea que usted haga. Alabe a Dios por el proceso en el cual él le está llevando.  Y si no logra sentir gratitud por lo difícil que está pasando o porque no entiende lo que le está sucediendo, solo confié en él y espere en él.  Esto nos pasa a todos, pero Dios que sabe todo, él está para ayudar a cada uno, él está para ayudarte a ti, dile lo que tienes, lo que sientes y lo que deseas. Él te entiende, él puede todo, para él no hay nada imposible, él sabe para qué y porque estas en esta circunstancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s