Cuidado con la lámpara de tu cuerpo

Dia 74
Lucas 11
Dr. Luis Gómez Chávez
Lectura diaria del Nuevo Testamento……………..

Este pasaje de Lucas 11:33-36 ofrece una manera muy particular de enseñar porque afirma que la identidad de la lámpara del cuerpo en el pasaje es el ojo. Según sea la condición del ojo, así será la realidad del cuerpo. Sin embargo, yo deseo llamar la atención para que tratemos de definir con claridad a que se refiere al ojo. ¿Son los ojos del cuerpo o es el corazón lo que determina el estado espiritual de las personas?

Si Lucas está pensando como Job quien dijo que haría un trato con sus ojos porque por ellos entra todo lo que hay en el mundo sea bueno o malo y que a través de estos puede determinarse la clase de persona que es, entonces Lucas está muy bien. Por otro lado, la Biblia dice que el corazón es lo que debemos cuidar muy bien, porque de el mana la vida, y porque de él salen los buenos y malos pensamientos. Según este razonamiento, la lámpara del cuerpo que alumbra y que de la eficacia o de su de mal uso es que las personas podrán hablar.

Déjeme pensar muy bien, déjeme reflexionar en estas dos ideas. ¿Lucas se refiere a los ojos literales que son la lámpara del cuerpo, o está pensando que el corazón es la lámpara del cuerpo? Porque lo interesante es que el ojo controla lo externo, mientras que el corazón lo interno y es más impactante el efecto que causa un cuerpo pecaminoso que los ojos pecaminosos. Cuando dice, que si el ojo hace lo malo es porque todo el cuerpo está en tinieblas, este ojo cuando es malo es porque el corazón también esta malo.

Por otro lado, ¿a cuál luz se refiere el v.35? Si todo el cuerpo está lleno de luz, se refiere a una vida santa donde es el Espíritu Santo quien mora en cada hijo de Dios, controla el cuerpo de tal manera lo que haga el corazón y el ojo harán las cosas que agradan a Dios. Y cuando el corazón y los ojos de una persona están controlados por el Espíritu Santo lo más seguro es que su andar y su accionar serán ejemplo, serán luz para todo el cuerpo y testimonio a todo el mundo.

¿Qué tal es el ejemplo o testimonio que está dando delante de los demás? ¿Tienes problemas con lo que miran tus ojos? ¿Hay algo en tu corazón que no agrada a Dios y que está evitando que el Espíritu alumbre en todo tu cuerpo y que des buen testimonio ante el mundo?

Ten cuidado con lo que sientes, piensas y haces, porque todo esto es producto de lo que hay en tu corazón el cual trabaja conectado a tus ojos. Haz un pacto con tus ojos y tu corazón esforzándote a que todo lo que hagan agrade a Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s