La decadencia espiritual va en aumento

Día 73
Lucas 11
Dr. Luis Gómez Chávez
Lectura diaria del Nuevo Testamento…………..2015

Quienes hemos alcanzado los 50 años de edad, no importa donde hayamos vivido, todos podemos estar muy de acuerdo que la decadencia espiritual  es mayor cada año que pasa o cada década de años que pasa.  Tal realidad es muy lamentable y preocupante cuando es comparada con el aparente crecimiento del cristianismo cuyo efecto inmediato debe verse en los cambios en la sociedad y en las personas.   Digo esto, porque me entristece saber que en los países con mayores porcentajes de cristianos es donde la violencia, el odio, la inseguridad, y la criminalidad ha aumentado en gran escala.

Lucas 11:24-26 contiene una enseñanza bastante profunda pero un tanto oscura. La Biblia dice que Juan el Bautista fue escogido para abrir brecha, y preparar el camino para la llegada del Mesías, concientizando a los judíos para estar listos para recibir al Mesías Ungido como Rey.   Esta es una primera enseñanza que pudiera darse a este pasaje que es paralelo con Mateo. Se refiere que la casa limpia y barrida representa al pueblo de Israel que aparentemente estaba lista para recibir a Jesús, pues el espíritu de incredulidad había sido eliminado.   Sin embargo, en el momento que Jesús nació y se presentó, los judíos en vez de recibirlo, lo crucificaron, y esa condición espiritual que los llevo a matar al Mesías es representado por la casa que siete espíritus, una decadencia espiritual de incredulidad multiplicada.

Este mismo pasaje tiene otras posibles interpretaciones.  Que Jesús está enseñando acerca de que cuando la casa esta barrida representa a una persona que habiendo sido liberada del demonio  recibe al Espíritu Santo y que la casa con siete espíritus se refiere a las personas que no han permitido que el Espíritu Santo entre a morar previo a una limpieza total, y por lo tanto, el estado final de este hombre es mucho peor que el que solo tenía un espíritu.  Esta decadencia espiritual de una persona cada vez es más peor en la medida que permite que el diablo le controle, y su destino final es la condenación eterna.

Sin embargo, podríamos hacer una aplicación de este pasaje al referirnos a aquellos que una vez públicamente confesaron que recibían a Jesús como su Salvador personal, pero que por descuido, se desvían de la verdad y vuelven a vivir en el mundo cometiendo pecados por todos lados.  La condición espiritual, de apertura, y de deseo por volverse a Dios es siete veces peor en su forma de comportarse que antes de haber creído en Jesús.  Muchos cristianos, que después de haber estado al servicio de Dios, y de dar testimonio de su fe y de que muchos celebrasen su estilo de vida; recae de su fe, y comienza a comportarse peor que una persona que nunca ha conocido a Jesús.

¿No es esto lamentable?  ¿No es esto decepcionante? ¿No es esto motivo de tristeza? Hoy la maldad, la inmoralidad, el libertinaje, la sinvergüenza, la desvalorización, la indiferencia  y la tolerancia de la sociedad presente es siete veces mayor que hace 40 años, que hace 30 años.  Solo Dios nos puede ayudar, porque esta decadencia va en aumento y nosotros los cristianos no estamos haciendo mucho por detenerla.   La mejor manera para detener la decadencia es volvernos a Dios, a la Palabra, a los valores, y a la vida recta.   ¿Qué puede hacer usted para formar un frente que arremeta contra esta corriente del postmodernismo que promueve esta decadencia espiritual?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s