Por favor, no te apartes de la misión

Día 71

Lucas 9

Dr. Luis Gómez Chávez
Lectura diaria del Nuevo Testamento………..

Al revisar la historia de la Iglesia que ya cuenta con casi 2000 años, ha habido deserciones de personas, separaciones de familias y grupos y divisiones de congregaciones.   Y claro, algunas posiblemente con justificación, pero estas siempre han creado dolor, decepción, confusión y hasta frustración.  Mucho de esto que se ha dado, que en vez de contribuir a la consecución del plan eterno de Dios ha sometido el evangelio o la Iglesia de Cristo como objeto de crítica y todo porque uno, varios o un grupo se olvido de la misión original de Jesús para ocuparse de sus propios razonamientos, emociones, intereses  y decisiones.

Podría mencionar algunos que  apartándose de la misión se expusieron al castigo de Dios.  En el Antiguo Testamento,  Core, Acan fueron castigados por apartarse de lo correcto, María la hermana de Moisés fue castigada con lepra.  En el Nuevo Testamento, Judas, se apartó de la verdad y murió.  Ananías y Safira se apartaron de la verdad y murieron. Hermógenes y Figelo desertaron de la verdad.  Quienes habiendo estado en la verdad se apartan de esta se les llama apostatas y están expuestos  al ejercicio de la justicia de Dios.

Jesús vino a dar a conocer a Dios, a predicar el evangelio de salvación, y que Jesús no  vino a perder almas sino a salvarlas.   Esta es la gran verdad y los discípulos debían saberlo (v.51-56).  La iglesia está para predicar ese mismo mensaje, predicar que solo en Jesús hay salvación.   Todo el tiempo, toda persona, todo proyecto, toda actividad de la iglesia y de todo miembro de la iglesia en particular debe ser eso, dar a conocer a Dios, que toda persona al conocer a Dios decida recibir a Jesús como Salvador personal.   Jamás debemos apartarnos de esta verdad, de esta misión y mucho menos desertar de esta verdad o dividir una congregación por no estar entendiendo y predicando esta verdad.

En estos días, muchos bajo la sombra de tener  el evangelio, no solo se han apartado del verdadero evangelio escrito en la Biblia sino que han hecho que muchos otros se aparten de la verdad y estén tras otro evangelio.    Quienes un día han estado en la Iglesia, aun sirviendo a Dios, pero luego se apartan para volver a hacer las cosas de este mundo, si son hijos de Dios pero en rebeldía, se exponen a las reprimendas de Dios.   Lo triste de todo esto es que mientras viven como los gentiles o perores que los inconversos, dañan la obra de Dios, exponen el evangelio y a la iglesia a ser censurada, señalada, criticada.

De cada apóstata Dios se encarga. Todos tendrán que dar cuenta de su desvío y desvarío.  Un asunto  delicado es reconocer que aun dentro de las mismas iglesias hay personas que se están apartando de la vedad, al no cumplir la misión, al dedicarse a otras cosas, o sencillamente al no vivir según la verdad.   La Biblia dice que aquel que sabiendo hacer lo bueno no lo hace, le es pecado.     Todo aquel que no hace lo que agrada a Dios,  esta contra Dios (v.50).   Así que, este día, esfuércese en mantenerse en la misión, vivir para Dios, dar a conocer a Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s