Prioridades en la Vida de Jesús

Dr.  Luis Gomez

Mateo 22:37-39

Una de las personas que ha dedicado mucho tiempo en practicar y enseñar acerca de prioridades es John Maxwell.  Ha escrito muchos libros y en varios de estos enseña sobre la importancia de establecer prioridades en la vida.  Tener prioridades en la vida facilita las cosas, hay mejores resultados y generalmente usamos mejor no solo el tiempo sino nuestras habilidades.

Mucho antes que Maxwell hubo una persona que no solo trató el tema de las prioridades con seriedad, sino que lo vivió y lo enseño; este hombre es Jesús.  Él estableció prioridades en relación a su Padre quien lo envió a darlo a conocer y en la medida que lo hacía el Padre era honrado y glorificado. Pero también estableció prioridades en relación al nuevo pueblo que levantaría, que es dedicarse a las cosas espirituales, y tratar de ayudar a todos con justicia y amor y lo hizo demostrándolo en un día normal.

  1. Prioridades de Jesús en relación con su Padre                                                                   Darle gloria al hacer su voluntad (Jn. 6:38)

¿Qué significa e implica dar gloria y honra a Dios por medio de hacer su voluntad?  Es reconocer su posición, obedecerlo su comisión, y estar dedicado a cumplir su voluntad.  En el caso de Jesús, él sabía para qué había sido enviado, morir en la cruz por nuestros pecado.  Establecer su reino sobre la tierra.   En el caso de nosotros los humanos, debemos recordar que la primera razón de nuestra creación es dar gloria a Dios.  Isaías 43:7 dice que Dios nos creó para Su gloria, lo mismo que dice Efe. 1:3-14.  La gloria de Dios es su poder, su majestad, su grandeza, su amor,  es lo que nos da fuerza, Sal. 19:1-4. Así que, darle gloria a Dios es reconocerlo, exaltarlo, adorarlo, honrarlo, bendecirlo, amarlo, respetarlo y obedecerlo.

Darlo a conocer ante la humanidad (Mt. 11:27, Jn. 17:8,1ª Jn 5:20)

Estos tres pasajes expresan con claridad que la segunda prioridad que Jesús tenía en su vida sobre la tierra era darlo a conocer como el Único Dios que además de ser el Creador, Proveedor, Dueño de todo, también es Salvador y Señor.

En resumen: La misión que Dios encomienda a Jesús  es que dé a conocerlo no solo como el único que perdona los pecados del hombre y que puede salvar al hombre de la muerte eterna, sino que solo en él se encuentra la vida de paz, justicia, salud, bienestar, y santidad.

  1. Prioridades de Jesús en relación a su nuevo pueblo.

Nota: Las prioridades que Jesús nos enseña pueden resumirse en dos: amar a Dios y amar al prójimo.   En Mateo 6, Jesús lo dice de otra manera, buscar las cosas de arriba, el reino de Dios y su justicia.   Jeremías 5:1 dice que la prioridad del cristiano es hacer justicia y practicar la verdad.

             Dedicarse a las cosas Importantes (Mt. 6:33) (Espirituales-eternas)

Adorar a Dios antes de todo (Mr. 12:37-38), buscarlo en oración,  Predicar el evangelio a toda criatura (Mr. 1:35-36; 2:17) y vivir cada día solo para honrarlo (Jn. 6:38).  (Amar a Dios).

Establecer estas cosas como prioridades en todos los días, en toda la familia, para todo proyecto a emprender no solo honra a Dios, engrandecen el evangelio sino que garantiza  mayores y mejores resultados personales o familiares.

Jesús todos los días que comenzaba, se dedicaba en primer lugar a buscar el rostro de su Padre Celestial como una preparación para emprender las cosas del día.   Luego, cada cosa que hacía, se aseguraba que estuvieran de acuerdo con la razón de su existencia, que era predicar el evangelio de salvación.    Esto es lo prioritario antes que ayudarlo materialmente.

Lo que más necesita la humanidad no es comida, no es ropa, no es vivienda, no es salud, pues mucho de esto se da o por negligencia humana o por abuso o aprovechamiento humano, pues Dios ha provisto toda la materia prima, pues la mayor riqueza que ha dado a la humanidad es la inteligencia, pero el hombre persiste en mal usarla.   Lo que más necesita la humanidad es creer en Jesús, porque esa es la mayor pobreza, la pobreza espiritual.

Jesús lo sabía, por eso, cada cosa que él hacia estaba dirigido a cambiar el corazón, a ofrecer salvación.   Dios es honrado y glorificado cuando nos dedicamos a darlo a conocer, a predicar el evangelio de Salvación sistemática y dinámicamente, o sea fiel y responsablemente, a todos sin hacer acepción de personas, a tiempo y fuera de tiempo, porque es prioridad. (Mr. 1:35-36).

En fin: Dar a conocer a Dios por medio de la predicación del evangelio no solo honra a Dios, sino que ofrece oportunidad al hombre de llegar a creer en Jesús como su Salvador personal y ser librado de la muerte eterna.  Esto es prioridad en la vida y ministerio de Jesús todos los días.

Dedicarse a las cosas Urgentes (de ayuda al prójimo-temporales)

Sin embargo, Jesús tenía otro nivel de prioridades cada día, y sabía atenderla según el orden de prioridad: eran las cosas urgentes que veía y le traían.   Entre sanar a un enfermo y salvarlo ¿Qué era más importante?  Entre darle de comer a un hambriento o predicarle el evangelio de salvación, ¿Qué es lo más importante?  Entre sanar a Lázaro o dejarlo morir para luego resucitarlo para que creyeran en su gran poder, ¿Qué es más importante? Entre tapar los agujeros del techo de una casa o cambiarlas por otras que no tienen agujeros, ¿Qué es lo más importante?

Es por ello que para Jesús, lo más importante es predicar el evangelio, y predicar el evangelio es una actividad del reino, antes que sanar al enfermo y aliviar el hambre, porque los efectos de esto último son temporales, volverá a enfermarse y a tener hambre y morirán.

Con todo, en segundo nivel  de prioridad están: el amar al prójimo. ¿Cómo se ama? 

Ayudar a todas las personas necesitadasacompañar con amor y justicia todo lo que hace (Jn. 10:10), vivir en santidad y justicia (Mt. 6:33): (Amar al prójimo). 

  • Ayudar a los necesitados, en orden, primero al fam. biológica, luego la familia espiritual, y luego al extranjero, y aun a los enemigos…
  • A toda acción, a todo lo que hace, no importa a quien lo hace, acompáñele de amor y justicia. Porque sin amor y sin justicia; no se hace mucho, y lo que se hace pierde valor.
  • Sobre todo, si vive en amor y justicia, lo más seguro es que será compasivo, generoso, bondadoso, misericordioso, pues todo lo que haga será justo, y santo.

A esto se refirió Jesús cuando dijo, “Más buscad el reino de Dios y su justicia”, cuando a Jeremías le dijo que busca personas que deseen hacer lo justo y practicar la verdad.   Es lo mismo que Jesús quiso decir cuando dijo; ama a Dios con todo, y ama al prójimo de la misma manera así como Jesús nos amo, que dio todo, se entregó todo, sine esperar nada a cambio, y todo por obediencia y amor.

Conclusión

En fin, la misión de la Iglesia y de cada hijo de Dios es clara, glorificar a Dios ensalzando a Cristo delante de las personas por todas partes.  De este modo, es prioridad dar a conocer a Jesucristo en el mundo y continuar la misión que Jesús puso en movimiento a través de su cruz.

              Si aprendemos a comenzar el día en la presencia de Dios, y hacemos las cosas basadas en el orden de importancia; lo más seguro es que el tiempo nos alcanzará y los resultados serán mucho mejores que los que nos imaginábamos. Todo el día estaremos adorando a Dios, actuando en justicia, santidad, y amor.

¿Ama a Dios como prioridad y lo obedece antes de todo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s